Abuso de medicamentos para la tos en adolescentes

Primer plano de un frasco de medicamento para la tos.

El dextrometorfano (DXM) es un ingrediente común que se encuentra en muchos remedios para la tos y el resfriado y que ayuda a detener la tos. Si se usan según las indicaciones, los productos con DXM son seguros y funcionan bien. Pero el DXM se ha vuelto popular entre los adolescentes que quieren drogarse de forma fácil y barata. La Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) aprobó el DXM en 1958. Puede encontrarse en al menos 70 medicamentos comunes de venta libre (OTC, por sus siglas en inglés) para la tos y el resfriado.

El DXM no causa efectos secundarios graves si se usan dosis pequeñas. Si se consumen mayores cantidades, puede afectar la consciencia y alterar la percepción del tiempo. También puede provocar alucinaciones.

Los medicamentos para la tos con DXM también tienen otros ingredientes que pueden ser perjudiciales en grandes cantidades. Entre ellos se incluyen el acetaminofén o los descongestivos. Combinar dosis altas de DXM con alcohol también es muy peligroso y puede causar la muerte.

Aumento del abuso

El abuso del jarabe para la tos ha sido un problema por décadas. Pero la preocupación en el pasado había sido por la combinación de alcohol y la codeína en los productos para la tos y el resfriado. Por ese motivo, se ha eliminado el alcohol de la mayoría de los remedios OTC para la tos y el resfriado. Las leyes estatales también restringen la venta de productos que contienen codeína.

El DXM parecía un buen sustituto de la codeína y el alcohol. Tiene pocos efectos secundarios, si los tiene, cuando se usa según las indicaciones. Y una mayor cantidad de DXM (como al tomar varios frascos de jarabe para la tos a la vez) causaría el vómito.

Pero en la actualidad, los adolescentes tienen opciones para tomar el jarabe. El DXM está disponible en polvo, cápsulas y pastillas. También se puede comprar en internet. En estos formatos, se puede tragar o aspirar. Algunos sitios web incluso les enseñan a los usuarios a extraer el DXM del jarabe para la tos. También les recomiendan a los usuarios las cantidades de DXM necesarias para drogarse. Los usuarios ilegales pueden consumir entre 240 mg y 1,500 mg de DXM a la vez.

Estas son algunas palabras de la jerga en inglés que se usan para referirse al DXM:

  • Black beauties

  • Brownies

  • Dexing

  • Dextro

  • Drix

  • Gel

  • Groove

  • Lean

  • Mega-perls

  • Poor man's ecstasy

  • Red devils

  • Robo, Robo-dosing, Robo-fizzing o Robo-tripping

  • Rojo

  • Rome

  • Skittles o skittling

  • Sizzurp o syrup

  • Sky

  • Tussin

  • Velvet

Efectos del abuso

Los efectos del DXM se han comparado con los efectos de la fenciclidina (PCP, por sus siglas en inglés) y la ketamina anestésica. Las 3 son sustancias disociativas. En dosis altas, le dan al drogadicto una sensación de estar fuera de su propio cuerpo. El DXM también causa alucinaciones. Los efectos pueden durar hasta 6 horas, pero estos pueden variar. Depende de cuánto DXM se consuma y de qué otras drogas o químicos se tomen junto con este.

Otros efectos del DXM son los siguientes:

  • Sofocos

  • Náuseas, vómitos y mareos

  • Falta de coordinación

  • Ataques de pánico o convulsiones

  • Juicio deficiente

  • Sudoración

  • Letargo o somnolencia, o hiperactividad

  • Habla arrastrando las palabras

  • Presión arterial alta

  • Movimiento rápido de los ojos

  • Sarpullido

  • Ritmo cardíaco fuerte o acelerado

  • Paranoia y alucinaciones

  • Sensación de flotar

El abuso constante de altas dosis de DXM puede causar psicosis química. Esto sucede cuando una persona pierde contacto con la realidad. Es posible que este problema deba tratarse en el hospital. El paciente quizás también tenga que tomar medicamentos.

Lo que usted puede hacer

Como padre, debe advertirles a sus hijos sobre los peligros del abuso de medicamentos OTC. Algunos adolescentes piensan que los medicamentos OTC son más seguros porque son legales.

Estas son otras sugerencias:

  • Revise los medicamentos OTC que hay en su casa. Controle la cantidad de medicamento que hay en cada frasco.

  • No compre medicamentos OTC extra para guardar.

  • No permita que sus hijos guarden los medicamentos OTC en sus habitaciones, mochilas o casilleros de la escuela.

  • Controle el uso de internet de su hijo y esté atento a los sitios web que visitó que hablan sobre los medicamentos OTC u otro tipo de abuso de drogas.

  • Usted mismo use los medicamentos recetados y OTC de forma responsable.

Última revisión: 12/1/2020
© 2000-2022 The StayWell Company, LLC. All rights reserved. This information is not intended as a substitute for professional medical care. Always follow your healthcare professional's instructions.