Haptoglobina

¿Esta prueba tiene otros nombres?

HPT, proteína fijadora de hemoglobina, Hp.

¿Qué es esta prueba?

Esta prueba se utiliza para medir el nivel de una proteína de la sangre denominada haptoglobina.

La haptoglobina es producida por el hígado. Se fija a un tipo de hemoglobina que se produce cuando mueren los glóbulos rojos, lo que provoca anemia. Este complejo haptoglobina-hemoglobina es eliminado del cuerpo por el hígado. Si se fija mucha cantidad de hemoglobina a la haptoglobina, los niveles de haptoglobina disminuyen. Conocer el nivel de haptoglobina en la sangre ayuda a su proveedor de atención médica a descubrir qué tipo de anemia tiene.

¿Por qué debo realizarme esta prueba?

Le pueden realizar esta prueba si su proveedor de atención médica sospecha que tiene anemia, o baja cantidad de glóbulos rojos. Signos o síntomas de la anemia:

  • Debilidad

  • Cansancio

  • Palidez

  • Falta de aliento

  • Ictericia o color amarillento en la piel y la parte blanca de los ojos

  • Orina de color oscuro

También le pueden realizar esta prueba si tiene síntomas de enfermedad hepática.

¿Qué otras pruebas podrían hacerme junto con esta?

Es posible que su proveedor de atención médica también le pida otros análisis de sangre, incluidos los siguientes:

  • Recuento de reticulocitos

  • Frotis sanguíneo

  • Hemoglobina

  • Hematocrito

Es posible que su proveedor de atención médica también le pida una prueba de antiglobulina directa si recibió una transfusión de sangre y sospecha que está reaccionando a la transfusión. También es posible que le pida una prueba de bilirrubina indirecta y de lactato deshidrogenasa (LDH).

¿Qué significan los resultados de mi prueba?

Los resultados de la prueba pueden variar según su edad, género, antecedentes médicos, el método utilizado para el análisis y otros factores. Es posible que sus resultados no signifiquen que usted tenga algún problema. Para saber qué significan, hable con su proveedor de atención médica. 

Los resultados se indican en miligramos por decilitro (mg/dl). Los resultados normales dependen de su edad y género, otras enfermedades o afecciones que tenga y el método que use el laboratorio para analizar la prueba.

Por lo general, un valor normal en los adultos es de 40 a 200 mg/dl.

Si sus niveles son más bajos, es posible que tenga anemia hemolítica, en la que los glóbulos rojos se destruyen en forma prematura. Si el nivel casi no se puede detectar, suele deberse a la anemia hemolítica. Tener niveles más bajos también puede significar que tuvo una reacción a una transfusión de sangre o que tiene una enfermedad hepática o mononucleosis infecciosa.

Los niveles que son más altos que lo normal pueden significar que:

  • Tiene enfermedad reumática aguda.

  • Tuvo un ataque al corazón.

  • Tiene colitis ulcerosa.

  • Tiene una infección.

¿Cómo se realiza esta prueba?

Para la prueba, se requiere una muestra de sangre. Se utiliza una aguja para extraer sangre de una vena del brazo o de la mano. 

¿Esta prueba implica algún riesgo?

Tomar una muestra de sangre con una aguja implica riesgos. Estos incluyen sangrado, infección, moretones o sensación de mareo. Cuando le pinchen el brazo o la mano con la aguja, es posible que sienta una leve sensación de escozor o dolor. Después, la zona puede estar adolorida. 

¿Qué factores podrían afectar los resultados de mi prueba?

Determinados medicamentos pueden afectar sus resultados. Por ejemplo, los andrógenos (un tipo de hormona) y los corticoesteroides.

¿Cómo me preparo para esta prueba?

No necesita prepararse para esta prueba. Sin embargo, asegúrese de que su proveedor de atención médica sepa todos los medicamentos, los productos a base de hierbas, las vitaminas y los suplementos que usted usa. Esto incluye los medicamentos que no necesitan receta y toda droga ilegal que pudiera estar consumiendo.

Revisor médico: Chad Haldeman-Englert MD
Revisor médico: Maryann Foley RN BSN
Revisor médico: Raymond Turley Jr PA-C
Última revisión: 8/1/2020
© 2000-2021 The StayWell Company, LLC. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.