La diabetes y su hijo: niveles bajos de azúcar en la sangre

Un niño bebe un vaso pequeño de leche.
Si su hijo tiene bajo nivel de azúcar en la sangre, dele un azúcar de acción rápida, como un vaso de leche sin grasa.

Se produce un episodio de azúcar sanguíneo bajo, o hipoglucemia, cuando no hay suficiente glucosa (azúcar) en la sangre de su hijo. Estos episodios pueden producirse por saltarse comidas o refrigerios, comer demasiado poco o recibir demasiada insulina o medicamento para la diabetes. El exceso de actividad también puede provocar una baja de azúcar, incluso horas más tarde. En casos graves, la hipoglucemia puede causar convulsiones o desmayos.

Cómo reconocer la hipoglucemia

Cada persona tiene síntomas distintos. Es posible que su hijo se sienta mareado, débil, que tenga hambre, que le duela la cabeza o le tiemble todo el cuerpo. Su hijo puede mostrarse malhumorado o confundido. Una hipogucemia severa puede provocar convulsiones. Si su hijo tiene episodios frecuentes de hipoglucemia, tal vez ya no pueda sentirlos. Aliente a su hijo a reconocer sus síntomas y a que se los comunique en cuanto los sienta.

Lo que usted debe hacer

Entre las acciones que usted puede realizar están las siguientes:

  • Mantenga la calma para poder ayudar mejor a su hijo.

  • Hágale un examen de sangre a su hijo para comprobar que efectivamente tiene el nivel de azúcar bajo. Si no le es posible hacer el examen, aplique de todos modos el tratamiento para episodios de hipoglucemia.

  • Dele a su hijo entre 15 y 20 gramos de un azúcar de acción rápida, por ejemplo, entre 3 y 4 tabletas de glucosa, un vaso de leche con bajo contenido de grasa o 4 onzas (½ taza) de jugo o refresco común. Las gaseosas de dieta no le harán ningún efecto. El chocolate, las galletas y otros dulces con grasa no funcionan tan rápidamente.

  • De ser posible, vuelva a medir el nivel de azúcar en la sangre al cabo de 15 minutos. Si sigue bajo, dele a su hijo otros 15 a 20 gramos de azúcar de acción rápida.

  • Una vez restablecido el nivel de azúcar deseado, dé a su hijo un refrigerio o una comida.

  • Si el nivel de azúcar no vuelve a subir, llame al proveedor de atención médica o lleve al niño a una sala de emergencias.

Cómo prevenir el nivel de azúcar bajo

Recomendaciones para ayudarle a su hijo:

  • Asegúrese de que su hijo cumpla con sus comidas y refrigerios puntualmente, y de que coma antes de hacer ejercicios.

  • Haga que su hijo lleve consigo azúcar de acción rápida.

  • No inyecte insulina cerca de un músculo que va a hacer ejercicios.

  • Hágale exámenes de azúcar en la sangre a su hijo a menudo, especialmente después del ejercicio y a la hora de acostarse.

Consejos

Otras recomendaciones incluyen las siguientes:

  • Mantenga a mano azúcar de acción rápida.

  • Revísele con frecuencia el nivel de azúcar en la sangre, especialmente después de la actividad y antes de irse a la cama.

Inyecciones de glucagón

Para las bajas graves de azúcar, o si su hijo no puede tolerar la glucosa oral debido al vómito, lentitud para tragar o inconsciencia, su hijo probablemente necesite una inyección de glucagón. Este es un medicamento que moviliza la glucosa que ya está almacenada en el cuerpo de su hijo. Pregúntele al proveedor de atención médica de su hijo acerca de los botiquines de emergencia de glucagón para tener en el hogar y la escuela.

Revisor médico: Bowers, Laurie, RN
Revisor médico: Image reviewed by StayWell art team.
Revisor médico: MMI board-certified, academically affiliated clinician
Última revisión: 7/1/2016
© 2000-2020 The StayWell Company, LLC. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.