Cáncer del endometrio: Instrucciones de alta para una histerectomía

La histerectomía es la operación que consiste en extirpar el útero. En algunos casos, también se extirpan las trompas de Falopio y los ovarios (esta operación se denomina histerectomía total y salpingo-ooforectomía bilateral). Los ganglios linfáticos en las zonas pélvica y abdominal pueden ser también extirpados (esto se denomina linfadenectomía). Este documento le ayudará a cuidarse en su casa luego de estos procedimientos.

Asegúrese de lo siguiente:

  • Entienda qué actividades puede y no puede hacer.

  • Asista a todas sus visitas de seguimiento.

  • Llame a su proveedor de atención médica si tiene preguntas o inquietudes acerca de cualquier problema o cambio en cómo se siente.

Actividad

Tal vez tenga que limitar algunas actividades durante algún tiempo después de la cirugía. Es posible que necesite descansar más tiempo durante el día. Sin embargo, si está en condiciones de hacerlo, párese y muévase, tanto y como le sea posible. Pida ayuda a sus familiares o amigos con las compras, comidas, tareas del hogar y otras labores. De ser necesario, hable con los enfermeros o con otro personal del hospital acerca de obtener ayuda a través de una agencia de atención médica domiciliaria.

Asegúrese de saber lo siguiente: 

  • Cuándo puede volver a usar las escaleras. Hágalo de a poco y descanse después de subir unos pocos escalones. Al principio, suba acompañada. Intente planificar su día para no tener que subir y bajar varias veces.

  • Cuándo puede hacer las tareas del hogar o de jardinería, o cuándo puede regresar al trabajo.

  • Si puede o no levantar objetos pesados.

  • Cuándo puede volver a conducir. No maneje mientras usted esté tomando analgésicos para el dolor u otro medicamento que cause somnolencia.

  • Cuánto puede caminar. Pregunte a su proveedor de atención médica qué tipo de ejercicio puede ser bueno a medida que se recupera.

Otros cuidados

Para ayudarle con su recuperación y evitar complicaciones, debe hacer lo siguiente:

  • Tome solamente los medicamentos que el proveedor de atención médica le recetó. Hable con su proveedor de atención médica antes de tomar productos a base de hierbas, vitaminas y otros suplementos.

  • Tome los analgésicos como se lo hayan indicado.

  • Continúe con los ejercicios para la tos y la respiración profunda que aprendió en el hospital.

  • Evite el estreñimiento.

    • Coma frutas, verduras y cereales integrales.

    • Beba mucha agua y otras bebidas saludables.

    • Llame a su proveedor de atención médica si tiene problemas para defecar. Es probable que le receten un medicamento.

  • Hable con su proveedor de atención médica o su enfermero sobre cómo cuidar de las incisiones. Algunos procedimientos requieren realizarle cortes en la piel (incisiones) y otros no.

  • Hable con su proveedor de atención médica o enfermero acerca del cuidado de cualquier vendaje que tenga.

  • Pregunte cuándo puede volver a ducharse o bañarse.

  • No introduzca nada en su vagina. No use tampones, no se haga duchas vaginales ni tenga relaciones sexuales hasta que el proveedor de atención médica lo autorice.

  • Informe a su proveedor de atención médica si tiene sofocos o cambios de humor. Hay medicamentos que le pueden ayudar si es necesario. 

Visitas de control

Programe una visita de control según le indique su proveedor de atención médica. Es posible que necesite más tratamientos para el cáncer después de la cirugía. Asegúrese de comprender el plan y lo que puede hacer para estar preparada para el tratamiento.

Cuándo debe llamar al proveedor de atención médica

Llame a su proveedor de atención médica de inmediato si presenta alguno de los siguientes síntomas:

  • Fiebre de 100,4 °F (38 °C) o más alta, o según lo que le haya indicado el proveedor de atención médica 

  • Escalofríos

  • Sangrado vaginal con sangre muy roja o flujo vaginal con mal olor

  • Hemorragia vaginal abundante

  • Problemas para orinar o sensación de ardor al orinar

  • Dolor intenso de estómago o distensión abdominal.

  • Enrojecimiento, inflamación o secreción en el sitio de la incisión

  • Náuseas o vómitos persistentes

  • Hinchazón de las piernas

  • Dificultad para respirar o dolor en el pecho

Hable con sus proveedores de atención médica sobre los signos a los que debe estar atento y controlar, y cuándo debe llamar. Asegúrese de saber a qué teléfono llamar si tiene preguntas. ¿Existe una línea telefónica diferente para llamar durante la noche y los fines de semana?

Revisor médico: Goodman, Howard, MD
Revisor médico: Stump-Sutliff, Kim, RN, MSN, AOCNS
Última revisión: 2/1/2018
© 2000-2020 The StayWell Company, LLC. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.