UC San Diego Health
menu icon
search iconSearch
Health Library Explorer
A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z A-Z Listings Contact Us

Instrucciones de alta para después del tratamiento del cáncer de páncreas

Le han diagnosticado cáncer de páncreas. El cáncer de páncreas es el crecimiento anormal y descontrolado de células en el páncreas. Quizás atravesó una cirugía, quimioterapia, radioterapia o una combinación de estas. Este documento lo ayudará a recordar cómo cuidarse después del tratamiento. Asegúrese también de entender y seguir las instrucciones que le dio el equipo de tratamiento contra el cáncer. 

Cuidados en el hogar después de la cirugía

Esto es lo que debe hacer en casa después de la cirugía de cáncer de páncreas:

  • Respete la dieta que le indicó su proveedor de atención médica.

  • Tome los medicamentos para calmar el dolor si lo necesita.

  • Revise su temperatura diariamente durante una semana después de la cirugía.

  • Aumente las actividades de manera gradual. Empiece a hacer caminatas cortas en superficies planas.

  • No se exceda. Si se cansa, relájese.

  • Dúchese cuando sea necesario. Pida a algún familiar o amigo que se mantenga cerca en caso de que necesite ayuda.

  • Limítese a subir escaleras solo una o dos veces al día. Suba lentamente y pare para descansar después de algunos peldaños.

  • Haga ejercicios de respiración profunda y de tos controlada. Pídale instrucciones a su proveedor de atención médica.

  • No levante objetos que pesen más de  5 libras durante  4 a 6 semanas después de la cirugía.

  • No corte el césped ni pase la aspiradora.

  • Si viaja en automóvil en viajes que no sean cortos, pare con frecuencia para estirar las piernas. No maneje hasta que el proveedor de atención médica le diga que puede hacerlo.

  • Pregúntele al proveedor de atención médica cuándo podrá volver al trabajo.

Para cuidar de la incisión, puede seguir estos consejos:

  • Lávese el sitio de la incisión con agua y jabón y séquelo con toques suaves. No lo frote.

  • Controle la zona de la incisión todos los días. Controle la aparición de enrojecimiento, secreción, inflamación o abertura de la piel.

  • Cambie el vendaje según le hayan indicado.

  • Si tiene tubos de drenaje en la zona de la cirugía, mida y registre la cantidad de líquido drenado antes de vaciarlo. Lleve los registros a las visitas de seguimiento.

Cuidados en el hogar después de la quimioterapia

Esto es lo que debe hacer en casa después de la quimioterapia para el cáncer de páncreas.

Evite o controle las llagas en la boca.

Muchas personas tienen llagas en la boca durante la quimioterapia. No se desanime si le ocurre esto, aun cuando esté siguiendo todas las instrucciones del proveedor de atención médica. Haga lo siguiente para ayudar a prevenir las llagas en la boca y aliviar las molestias.

  • Cepíllese los dientes con un cepillo de cerdas suaves después de cada comida y antes de acostarse.

  • Si tiene un conteo de plaquetas bajo o las encías inflamadas, usar hilo dental puede provocar sangrado. Quizás deba limitar el uso del hilo dental. 

  • Use un hisopo oral o un cepillo especial suave si le sangran las encías durante el cepillado normal.

  • Use enjuague bucal según le indiquen. Evite los enjuagues bucales que contienen alcohol.

  • Mantenga la boca húmeda. Use sal y bicarbonato de sodio para limpiarse la boca. Mezcle  1 cucharadita  de sal y  1 cucharadita de bicarbonato de sodio en un vaso de  8 onzas de agua tibia. Enjuague y escupa.

  • Revise la lengua y la boca para ver si hay manchas blanquecinas. Este es un signo de infección causada por hongos, un efecto secundario común de la quimioterapia. Asegúrese de informar al proveedor de atención médica sobre estas manchas. Puede que necesite medicamentos para ayudarlo a luchar contra la infección causada por los hongos.

  • Si tiene prótesis dentales, manténgalas limpias y úselas el menor tiempo que pueda.

Cómo manejar otros efectos secundarios

Estos son algunos consejos que pueden ayudarlo a controlar otros efectos secundarios:

  • Trate de hacer ejercicio. El ejercicio lo mantiene fuerte y mantiene activos el corazón y los pulmones. Lo ayuda a sentir menos cansancio. Camine lo más que pueda sin sentir molestia.

  • Hágale saber al proveedor de atención médica si tiene dolor de garganta. Puede ser que tenga una infección que necesite tratamiento.

  • Recuerde que muchos pacientes se sienten enfermos y pierden el apetito durante el tratamiento. Coma pequeñas comidas varias veces al día para mantenerse fuerte.

    • Escoja alimentos suaves con poco sabor u olor.

    • Asegúrese de cocinar bien todos los alimentos. Esto mata las bacterias y ayuda a prevenir infecciones.

    • Coma alimentos blandos. Es menos probable que causen irritación.

    • Llame al proveedor de atención médica si tiene problemas para comer o beber lo suficiente.

  • Use medicamentos contra las náuseas según sea necesario. No espere a que empiecen los vómitos.

  • Manténgase limpio. Durante el tratamiento, el cuerpo no puede luchar muy bien contra los microbios.

    • Tome baños de tina o duchas cortos con agua tibia. Evite el agua muy fría o muy caliente.

    • Use jabón humectante. El tratamiento puede resecar mucho la piel.

    • Use loción varias veces al día para aliviar la piel reseca.

Cuidados en el hogar después de la radioterapia

Esto es lo que debe hacer en casa después de la radioterapia para el cáncer de páncreas.

Cuidado de la piel 

Estas son las cosas que debe y no debe hacer:

  • No se frote el área tratada.

  • Pregúntele sin falta al equipo de terapia qué loción puede usar.

  • No se exponga al sol en las zonas tratadas. Pregúntele al equipo de terapia qué protección solar puede usar.

  • No se quite las marcas de tinta a menos que el radioterapeuta se lo indique.

  • Es importante que proteja la piel del frío o el calor. Evite jacuzzis, saunas, compresas calientes y compresas frías.

  • Use ropa suave y holgada para evitar que la piel la roce.

  • No se sorprenda si el tratamiento le causa pequeñas quemaduras en la piel. Algunos medicamentos, si se toman en dosis altas, pueden causar este problema. Pida una crema especial que lo ayude a aliviar las quemaduras y proteja la piel.

Otros cuidados en el hogar

Los siguientes son algunos consejos:

  • Compre y guarde alimentos fáciles de preparar.

  • Coma alimentos ricos en proteínas y calorías.

  • Beba suficiente agua y otros líquidos, a menos que le indiquen lo contrario.

  • Consulte al proveedor de atención médica antes de tomar cualquier tipo de vitaminas o suplementos.

  • Prepárese para la caída del cabello y una irritación parecida a la de las quemaduras del sol en la zona tratada.

  • Beba agua fría si se le resecan o irritan la boca o la garganta. También pueden ayudarlo unos trocitos de hielo.

Seguimiento

Programe una visita de control según le indique nuestro personal.

Cuándo debe llamar al proveedor de atención médica

Llame a su proveedor de atención médica de inmediato si presenta cualquiera de los siguientes síntomas:

  • Cualquier dolor de pecho

  • Fiebre de  100.4° F ( 38.0°C), según le indique su proveedor de atención médica

  • Escalofríos

  • Cualquier sangrado fuera de lo común

  • Signos de infección alrededor de la incisión (enrojecimiento, secreción, calor, dolor)

  • Incisión que se abre o se separa

  • Pensamientos borrosos o problemas para concentrarse

  • Fatiga continua

  • Falta de aire, en especial si está en reposo

  • Dificultad para respirar

  • Latido del corazón rápido e irregular; dolor de pecho

  • Mareos o aturdimiento

  • Sensación continua de frío

  • Masas (durezas), protuberancias o hinchazón inusuales o nuevas

  • Color amarillento en la piel o los ojos; heces pálidas

  • Vómitos o náuseas persistentes

  • Diarrea persistente

  • Enrojecimiento, dolor, hinchazón o calor en las piernas o brazos que no había antes

Revisor médico: Kimberly Stump-Sutliff RN MSN AOCNS
Revisor médico: Lu Cunningham RN BSN
Revisor médico: Richard LoCicero MD
Última revisión: 8/1/2019
© 2000-2020 The StayWell Company, LLC. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.