Para los adolescentes: en qué consiste la sífilis

Una adolescente habla con una proveedora de atención médica en un consultorio.

La sífilis se transmite mediante cualquier tipo de contacto sexual. Esto abarca las relaciones sexuales vaginales, anales u orales. Esta infección de transmisión sexual (ITS) tiene 3 etapas. Cada etapa es peor que la anterior. La sífilis puede curarse. Pero es importante comenzar pronto el tratamiento. Si se deja sin tratar, puede causar daños permanentes, como ceguera. La sífilis incluso podría llegar a causar la muerte.

¿A qué debo estar atento?

Los síntomas de la primera etapa suelen aparecer a las pocas semanas de contraer la enfermedad. Pueden pasar varios meses hasta la aparición de los síntomas de la segunda etapa.

Durante la primera etapa es posible que notes lo siguiente:

  • Una lesión (sin dolor) en o cerca de la boca, los genitales o el ano. A menudo esta lesión desaparece por sí sola al cabo de pocas semanas. Incluso si desaparece por sí sola, necesitas tratamiento. Aún puedes transmitir la infección a otras personas.

Durante la segunda etapa es posible que notes lo siguiente:  

  • Un sarpullido en el cuerpo, incluso en las palmas de las manos y las plantas de los pies.

  • Síntomas parecidos a los de la gripe, como fiebre, irritación de garganta y dolor de cabeza.

Por lo general, se hace un análisis de sangre para diagnosticar la sífilis. En ocasiones, se analiza el líquido proveniente de las úlceras producidas a causa de la sífilis.

La sífilis y el embarazo

Durante el embarazo, el feto puede contraer sífilis si no se la trata. Puede provocar una gran cantidad de defectos de nacimiento, algunos de ellos graves. Esto se conoce como sífilis congénita. Es muy importante que se haga una prueba de detección de sífilis antes de quedar embarazada o al inicio del embarazo. Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) recomiendan que se haga una prueba de detección de sífilis a todas las embarazadas en la primera visita prenatal. Hay cada vez más casos de sífilis congénita en todo el país. Por eso, muchos estados ahora exigen esta prueba durante el embarazo y a veces después del parto.

Tratamiento

Por lo general, la sífilis puede curarse con antibióticos. Estos medicamentos se pueden administrar con una inyección, por boca (pastilla) o en una vena (vía intravenosa). En las etapas posteriores, el tratamiento es más complicado. Quizás sea necesario recibir tratamiento para los daños que la sífilis causa al cuerpo.

Si te dicen que tienes sífilis, asegúrate de que tu pareja se haga revisar. No tengas relaciones sexuales hasta que tu proveedor de atención médica te autorice.

¿Qué sucede si no recibo tratamiento?

La sífilis puede permanecer en el cuerpo durante años. Durante la tercera fase, la sífilis puede causar graves problemas de salud. Puede causar:

  • Daños al cerebro, los nervios y el corazón. Algunos de estos daños son irreversibles, incluso con tratamiento.

  • Ceguera.

  • Muerte.

Habla con tu pareja

Es importante que hables con tu pareja sobre las ITS y las pruebas correspondientes. Si no te sientes seguro para hablar en persona con tu pareja sobre las pruebas, envía un mensaje de texto o un correo electrónico. O llámala por teléfono. Pide ayuda a alguien si no te sientes seguro.

Pregúntale a tu pareja si ha tenido alguna ITS o si se ha hecho una prueba de detección. Si alguno de los dos no está seguro, consideren la posibilidad de hacerse una prueba. Anima a tu pareja a recibir tratamiento si tiene una ITS. De lo contrario, podría contagiarte de nuevo la infección a ti o a otros.

Revisor médico: Barry Zingman MD
Revisor médico: Donna Freeborn PhD CNM FNP
Revisor médico: L Renee Watson MSN RN
Última revisión: 4/1/2020
© 2000-2020 The StayWell Company, LLC. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.