Policitemia e hiperviscosidad en el recién nacido

Bebé con vía intravenosa (IV) colocada en el ombligo. La vía está conectada a una bolsa con una solución (líquido) intravenosa. Otra parte de la vía intravenosa está conectada a la bolsa que contiene la sangre extraída.
Un caso más grave de policitemia puede tratarse con una exanguinotransfusión parcial.

Los glóbulos rojos transportan el oxígeno en la sangre. La policitemia se produce cuando la sangre del bebé tiene más glóbulos rojos de lo normal. (Es lo opuesto a la anemia, que es causada por muy pocos glóbulos rojos.) El exceso de glóbulos rojos hace que la sangre sea más espesa. Cuando la sangre es demasiado espesa, su flujo a través del cuerpo es más lento de lo normal. Este problema se denomina hiperviscosidad. Como resultado, es posible que algunos órganos no reciban suficiente oxígeno.

¿Cuál es la causa de la policitemia?

El problema puede deberse a algunas de las siguientes causas:

  • El organismo del bebé produce más glóbulos rojos de lo normal.

  • El bebé recibió glóbulos rojos adicionales de otra fuente (por ejemplo, de un gemelo durante el embarazo).

  • Inmediatamente después del nacimiento, demasiados glóbulos rojos pasaron a través del cordón umbilical al bebé antes de ligar el cordón.

¿Cómo se detecta la policitemia?

La mayoría de los bebés con policitemia no se ven diferentes de lo normal. Pero la piel de un bebé con policitemia puede lucir piel roja, especialmente cuando llora. Con frecuencia, este es el primer signo de que hay un problema. El bebé también puede tener un color azulado alrededor de sus labios (cianosis). El bebé también puede dejar de respirar temporalmente (apnea), no alimentarse bien o tener niveles bajos de azúcar en la sangre (hipoglucemia). Luego se realiza un examen de sangre (hematocrito) para contar los glóbulos rojos. Si la cantidad es demasiado alta, puede ser necesario un tratamiento. Es probable que el médico quiera realizar otro examen de sangre para asegurarse de que el alto nivel de hematocrito no sea causado por otra afección.

¿Cómo se trata la policitemia?

  • El tratamiento dependerá del nivel de glóbulos rojos (hematocritos), así como también de la presencia o ausencia de síntomas.

  • El tratamiento puede consistir en observación, hidratación normal e ingesta de azúcar (glucosa), y repetición periódica de exámenes.

  • Los casos menos graves se pueden tratar con fluídos intravenosos (IV).

  • El tratamiento en los casos más graves consiste en extraer parte de la sangre del bebé y reemplazarla por fluido a través de vía intravenosa. Estos fluidos diluyen (aligeran) la sangre, de manera que baja la concentración de glóbulos rojos. Este tratamiento se denomina exanguinotransfusión parcial.

¿Cuáles son los efectos a largo plazo?

En la mayoría de los casos, la policitemia no tiene efectos prolongados. Cuando se elimina el exceso de glóbulos rojos, el bebé probablemente presente ictericia (piel amarilla) durante poco tiempo. Esto es normal. Si se produce un coágulo de sangre (trombo) u otros problemas debido a la hiperviscosidad, el bebé puede tener complicaciones tales como un derrame cerebral o daños a otros órganos. Esto es muy infrecuente. Pregúntele al médico cómo es probable que evolucione el estado de su bebé.

Revisor médico: Foster, Sarah, RN, MPH
Revisor médico: Image reviewed by StayWell medical illustration team.
Revisor médico: MMI board-certified, academically affiliated clinician
Última revisión: 3/1/2017
© 2000-2020 The StayWell Company, LLC. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.