Audífonos para niños

Si su hijo tiene pérdida auditiva (sordera parcial), los audífonos pueden ayudarlo a oír con mayor facilidad. La audición cumple un papel muy importante en el desarrollo de su hijo. Lo ayuda a aprender a hablar, a entender el lenguaje y a comunicarse con otras personas. 

Oreja en donde se ve un audífono en el conducto auditivo externo con parte del audífono detrás de la oreja.
A behind-the-ear hearing aid is the style most commonly used by children.

La audición y su hijo

Cuando alguien tiene pérdida auditiva, el sonido ingresa al oído. Sin embargo, es posible que las señales sonoras sean débiles o estén distorsionadas al ingresar al cerebro. Los audífonos amplifican dichas señales. Como resultado, las señales que se transmiten al cerebro son más fáciles de entender. Junto con el audiólogo de su hijo, decidan cuál es el audífono que mejor se adapta a sus necesidades. El audiólogo le enseñará a usarlos y a cuidarlos.

¿Cómo funcionan los audífonos?

Poseen un micrófono para captar el sonido y un procesador digital o amplificador que hace que se escuche el sonido más intensamente. El sonido amplificado se transmite través de un tubo a un molde auditivo que se inserta en el oído del niño. En los audífonos que se colocan detrás de la oreja (BTE, por sus siglas en inglés), el micrófono y el amplificador se encuentran dentro de una pequeña cápsula de plástico oculta detrás de la oreja. Estos audífonos son los que más habitualmente usan los niños.

Audífonos que se colocan detrás de la oreja

Existen diversos estilos de audífonos. Los audífonos BTE son los más apropiados para los niños. Esto se debe a que, a diferencia de otros audífonos, se adaptan con más facilidad a la oreja del niño en crecimiento. Además, tanto los audífonos como los moldes auditivos vienen en varios colores; por ejemplo, en color piel o en colores brillantes. Ante cualquier duda o preocupación que pueda tener acerca de los audífonos BTE, consulte al audiólogo de su hijo.

Cómo ayudar a los niños a usar los audífonos

A menudo, los niños no pueden colocarse o sacarse los audífonos. Por esa razón, los adultos deben ayudarlos a cuidarlos hasta que puedan hacerlo por sí mismos. El cuidado de los audífonos implica eliminar el cerumen (la cera), cambiar las pilas y controlar su funcionamiento. El audiólogo le mostrará cómo cuidar los audífonos del niño. Asimismo, tenga presente que tal vez el molde auditivo o el audífono entero deba ser adaptado o reemplazado a medida que el niño va creciendo. Los cambios en su audición también requerirán que los audífonos se regulen o se reemplacen.

Tenga precaución con las pilas

Mantenga las pequeñas pilas del audífono fuera del alcance de los niños. Estas pilas en forma de botón pueden fácilmente introducirse en los oídos, la nariz o la boca. Si quedan atascadas o se ingieren, el ácido que contienen puede derramarse y quemar el interior de los oídos, la nariz, la garganta o el estómago. Por lo tanto, asegúrese de conservarlas y desecharlas de manera adecuada. Si se ingiere una pila sin querer, puede solicitar más información comunicándose con la línea directa de información sobre ingestión de pilas (National Battery Ingestion Hotline) al 202-625-3333 o llamando a su centro local de toxicología al 800-222-1222.

Cómo afrontar el pago de los audífonos

Hay programas públicos o gubernamentales que pueden cubrir el costo de los audífonos. Por ejemplo, Medicaid brinda cobertura a familias de escasos recursos económicos. Si le preocupa cómo pagar los audífonos de su hijo, comuníquese con el equipo de asistencia médica del niño. Ellos lo asesorarán correctamente. Nunca compre audífonos en línea o por correo.

Revisor médico: Ashutosh Kacker MD
Revisor médico: Daphne Pierce-Smith RN MSN
Revisor médico: Pat F Bass MD MPH
Última revisión: 4/1/2020
© 2000-2020 The StayWell Company, LLC. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.