Enfermedades de las válvulas cardíacas

¿Qué son las enfermedades de las válvulas cardíacas?

Las enfermedades de las válvulas cardíacas ocurren cuando una o más válvulas del corazón no funcionan bien. Normalmente, las válvulas hacen que la sangre circule hacia adelante al ser expulsada de las cavidades cardíacas y evitan que circule hacia atrás. El corazón tiene 4 cavidades: 2 cavidades superiores (aurículas) y 2 cavidades inferiores (ventrículos). También tiene 4 válvulas, que son las siguientes:

  • Válvula tricúspide. Está ubicada entre la aurícula derecha y el ventrículo derecho.

  • Válvula pulmonar. Está ubicada entre el ventrículo derecho y la arteria pulmonar.

  • Válvula mitral. Está ubicada entre la aurícula izquierda y el ventrículo izquierdo.

  • Válvula aórtica. Está ubicada entre el ventrículo izquierdo y la aorta.

Cuando el músculo cardíaco (miocardio) se contrae y se relaja, las válvulas se abren y se cierran para permitir que la sangre circule hacia los ventrículos y se expulse al resto del cuerpo en momentos alternos. A continuación, se explica detalladamente cómo circula la sangre dentro del corazón:

  1. Las aurículas izquierda y derecha se contraen cuando están llenos de sangre. Al mismo tiempo, la válvula mitral y la tricúspide se abren. De esta manera, la sangre entra en los ventrículos.

  2. Los ventrículos izquierdo y derecho se contraen. Esto hace que la válvula mitral y la tricúspide se cierren para impedir que la sangre circule hacia atrás. En el mismo momento, la válvula aórtica y la pulmonar se abren para que la sangre se expulse hacia afuera del corazón.

  3. Los ventrículos izquierdo y derecho se relajan. La válvula aórtica y la pulmonar se cierran para impedir que la sangre circule de vuelta hacia el corazón. Las válvulas mitral y tricúspide se abren para que la sangre circule hacia adelante dentro del corazón para volver a llenar los ventrículos.

Las enfermedades de las válvulas cardíacas pueden ocurrir debido a 2 problemas principales:

  • Filtración de las válvulas (insuficiencia valvular). Cuando alguna de las válvulas no se cierra por completo, la sangre circula hacia atrás, en sentido contrario. Por lo tanto, la circulación de la sangre hacia adelante disminuye y puede formarse una acumulación excesiva de sangre en el corazón.

  • Estrechamiento de las válvulas cardíacas (estenosis). Cuando la abertura de una de las válvulas se estrecha, disminuye la circulación de la sangre hacia afuera de los ventrículos o las aurículas. Por lo tanto, el corazón tiene que bombear con más fuerza para que la sangre pueda circular a través de la válvula estenosada.

Las válvulas cardíacas pueden tener insuficiencia valvular y estenosis al mismo tiempo. También puede pasar que más de una válvula se vea afectada. Algunas de las enfermedades más frecuentes de las válvulas cardíacas son las siguientes:

  • Válvula aórtica bicúspide. Esta es una anomalía congénita que hace que la válvula aórtica tenga solo 2 valvas en lugar de 3. Lo más probable es que se termine estrechando con el tiempo. Si la válvula se estrecha, es más difícil que la sangre circule a través de ella. Por lo general, la válvula aórtica puede padecer insuficiencia además de estenosis. Los síntomas no suelen aparecer hasta la edad adulta.

  • Prolapso de la válvula mitral. Esta es una anomalía que hace que las valvas de la válvula mitral se abulten y no se cierren correctamente durante la contracción del corazón. Esto puede provocar muchas filtraciones con el transcurso del tiempo.

  • Estenosis de la válvula mitral. Esta afección hace que la válvula mitral se estreche. Suele ser causada por antecedentes de fiebre reumática. Aumenta la resistencia de la circulación sanguínea desde la aurícula izquierda hasta el ventrículo izquierdo.

  • Estenosis de la válvula aórtica. Esta enfermedad valvular ocurre principalmente en adultos mayores y hace que la abertura de la válvula aórtica se estreche. Esto aumenta la resistencia de la circulación sanguínea desde el ventrículo izquierdo hasta la aorta.

  • Estenosis pulmonar. Esta afección valvular hace que la válvula pulmonar no se abra lo suficiente. Por ende, el ventrículo derecho tiene que bombear con más fuerza y agrandarse. Suele ser una afección de nacimiento (congénita).

¿Cuáles son las causas de las enfermedades de las válvulas cardíacas?

Las causas de estas afecciones incluyen las siguientes:

  • Alteraciones en la estructura de la válvula cardíaca debido al envejecimiento

  • Arteriopatía coronaria y ataque al corazón

  • Infección de la válvula cardíaca (endocarditis)

  • Anomalías congénitas

  • Una infección de trasmisión sexual (sífilis)

  • Un trastorno hereditario del tejido conjuntivo que debilita el tejido de la válvula cardíaca (degeneración mixoide)

  • Radiación en el tórax para tratar un linfoma (por ejemplo, radioterapia)

  • Medicamentos, como los comprimidos para adelgazar de fenfluramina y fentermina (Fen-Phen) que ahora están prohibidos

¿Cuáles son los síntomas de las enfermedades de las válvulas cardíacas?

Si tiene una enfermedad de las válvulas cardíacas de leve a moderada, es posible que no presente ningún síntoma. Los síntomas más comunes son los siguientes:

  • Dolor en el pecho

  • Latidos cardíacos agitados (palpitaciones)

  • Cansancio extremo (agotamiento físico)

  • Mareos o desmayos

  • Presión arterial baja (hipotensión) o alta (hipertensión), según el tipo de enfermedad valvular que tenga

  • Falta de aliento en los momentos de actividad o en reposo

  • Dolor abdominal debido al agrandamiento del hígado (hepatomegalia) si la válvula tricúspide no está funcionando correctamente

  • Hinchazón en las piernas, los tobillos, los pies, el abdomen o las venas del cuello

Los síntomas de una enfermedad de las válvulas cardíacas pueden ser parecidos a los de otros problemas de salud. Consulte siempre con su proveedor de atención médica para obtener un diagnóstico.

¿Cómo se diagnostican las enfermedades de las válvulas cardíacas?

El proveedor de atención médica podría sospechar de una enfermedad de las válvulas cardíacas si le examina el corazón con un estetoscopio y determina que los latidos no son normales. Es posible que escuche sonidos anormales debido a la turbulencia de la circulación sanguínea en una válvula. A esto se le llama soplo cardíaco y suele indicar la presencia de insuficiencia o estenosis.

Para determinar con mayor precisión el tipo de enfermedad valvular y el daño causado a la válvula, el proveedor de atención médica podría indicarle algunos de estos estudios:

  • Electrocardiograma. Con este estudio se registra la actividad eléctrica del corazón y permite detectar la presencia de ritmos anormales (arritmias). A veces también permite detectar daños en el músculo cardíaco.

  • Ecocardiografía. Durante este estudio, se utilizan ondas de sonido para evaluar las cavidades y las válvulas cardíacas. Se muestra una imagen en un monitor a medida que se pasa un transductor ecográfico sobre el corazón. Esta es la prueba más eficaz para determinar el funcionamiento de las válvulas cardíacas.

  • Ecocardiografía transesofágica. Consiste en colocar una sonda ecográfica en el esófago. Las ondas de sonido permiten formar una imagen de las válvulas y las cavidades cardíacas en un monitor sin que las costillas o los pulmones interfieran.

  • Radiografía de tórax. Este estudio consiste en tomar imágenes de los tejidos internos, los huesos y los órganos. Mediante una radiografía se puede ver la hipertrofia (agrandamiento) de cualquier parte del corazón.

  • Cateterismo cardíaco. Este estudio consiste en insertar una sonda pequeña y hueca (catéter) a través de una arteria/vena grande en la pierna o en el brazo hasta llegar al corazón. Permite medir la presión cardíaca. Se inyectará un material de contraste para que el proveedor de atención médica pueda ver imágenes del corazón y de los vasos sanguíneos.

  • Resonancia magnética. En esta prueba se combinan imanes grandes, ondas de radio y una computadora para generar imágenes de los órganos y las estructuras del cuerpo.

  • Tomografía computarizada. En esta prueba se usan rayos X y una computadora para generar imágenes de los órganos y las estructuras del cuerpo. Suele utilizarse un medio de contraste para ver bien las estructuras del corazón, incluidas las válvulas cardíacas.

  • Ergometría o prueba de esfuerzo. Consiste en registrar imágenes del corazón antes y después de hacer ejercicio. Si por algún motivo no puede hacer ejercicio físico, le darán medicamentos para incrementar la frecuencia cardíaca. La ergometría permite a su proveedor de atención médica evaluarle el corazón cuando se está esforzando.

¿Cuál es el tratamiento para las enfermedades de las válvulas cardíacas? 

En algunos casos, es posible que su proveedor de atención médica solo quiera vigilar atentamente el problema en la válvula cardíaca durante un tiempo. El tipo de enfermedad valvular que tenga determinará si necesitará un tratamiento o no. El tratamiento puede incluir lo que se detalla a continuación:

Medicamentos

Si bien los medicamentos no sirven para curar las enfermedades de las válvulas cardíacas, pueden aliviar los síntomas. Los bloqueadores beta, la digoxina y los bloqueadores de los canales de calcio permiten controlar la frecuencia cardíaca y detener cualquier ritmo cardíaco anormal. Otros medicamentos, como los diuréticos o los vasodilatadores, pueden ayudar a controlar la presión arterial. Si tiene una válvula cardíaca estenosada, estos medicamentos podrían no ser eficaces. De hecho, podrían empeorar los síntomas. Si la válvula no se abre, necesitará una cirugía, una valvuloplastia o una valvuloplastia aórtica con catéter.

Cirugía

Puede que necesite una cirugía para reparar o reemplazar la válvula que no está funcionando correctamente. En muchos casos, es preferible una reparación, ya que se utilizan los propios tejidos. Si las válvulas cardíacas tienen anomalías o daños graves, puede que sea necesario reemplazarlas. Para el reemplazo, se pueden utilizar válvulas hechas de tejido (válvulas biológicas), como por ejemplo, las válvulas de un animal o de un donante, o bien pueden ser válvulas mecánicas, hechas de metal, plástico u otro material artificial.

Procedimientos con catéter

Estas son operaciones mínimamente invasivas (de mínimo acceso). El proveedor de atención médica reemplazará las válvulas cardíacas a través de una arteria (en el caso de la válvula aórtica) o de una vena (en el caso de las válvulas tricúspide, pulmonar o mitral).

Reparación de la válvula cardíaca

Esta reparación se realiza en la válvula mitral. Consiste en utilizar una pinza para reducir la cantidad de sangre que se filtra a través de la válvula mitral.

Valvuloplastia con globo

Esta es una intervención no quirúrgica que consiste en introducir una sonda delgada (catéter) en un vaso sanguíneo desde la ingle hasta el corazón. En uno de los extremos, el catéter tiene un globo desinflado que se coloca en la válvula cardíaca estenosada. Una vez colocado, el globo se infla para ensanchar la válvula y abrirla, y luego se quita. Esta intervención se realiza únicamente para tratar las válvulas estenosadas.

Valvuloplastia aórtica con catéter

Esta es una intervención no quirúrgica que consiste en colocar una nueva válvula aórtica adentro de la válvula estenosada mediante la colocación de catéteres, globos y cables en las arterias de la ingle. En algunos casos, pueden colocarse en las arterias de los brazos o la punta del corazón. Actualmente, esta intervención se realiza solo en casos de estenosis aórtica.  También se puede realizar para reemplazar las válvulas cardíacas que presentan filtraciones o se estrechan con el transcurso del tiempo. 

¿Cuáles son las complicaciones posibles de una enfermedad de las válvulas cardíacas?

Cuando las válvulas cardíacas no se abren ni se cierran correctamente, las consecuencias para el corazón pueden ser graves. Por ejemplo, puede que el corazón sea incapaz de bombear la suficiente cantidad de sangre al cuerpo. Esto puede provocar una insuficiencia cardíaca, ritmos cardíacos anormales, un ataque cerebral, un ataque al corazón o incluso la muerte.

Información importante sobre las enfermedades de las válvulas cardíacas

  • Las enfermedades de las válvulas cardíacas ocurren cuando una o más válvulas del corazón no funcionan bien.

  • Hay 2 principales problemas que pueden ocurrir en las válvulas cardíacas: se puede producir una filtración (insuficiencia valvular) o un estrechamiento (estenosis).

  • Dos posibles causas de las enfermedades de las válvulas cardíacas son la arteriopatía coronaria y un ataque al corazón.

  • Entre los síntomas más frecuentes, se incluyen dolor en el pecho, palpitaciones a causa de latidos cardíacos irregulares, agotamiento físico y mareos.

  • La ecocardiografía es la prueba más eficaz para determinar el funcionamiento de las válvulas cardíacas.

  • Los medicamentos pueden servir para aliviar los síntomas. Puede que sea necesaria una cirugía para reparar o reemplazar la válvula.

Próximos pasos

Consejos para ayudarlo a aprovechar al máximo la visita con su proveedor de atención médica:

  • Tenga en claro la razón de la visita médica y qué quiere que suceda.

  • Antes de la visita, anote las preguntas que quiere hacer.

  • Lleve a un acompañante para que lo ayude a formular las preguntas y a recordar qué le dice su proveedor.

  • En la visita, anote el nombre de los nuevos diagnósticos y de todo nuevo medicamento, tratamiento o prueba. También anote las instrucciones que el proveedor le indique.

  • Sepa por qué se receta un tratamiento o un medicamento, y cómo lo ayudará. Conozca los efectos secundarios.

  • Pregunte si su afección se puede tratar de otra forma.

  • Sepa por qué se recomienda una prueba o un procedimiento y qué podrían significar los resultados.

  • Sepa qué esperar si no toma el medicamento o no se realiza la prueba o el procedimiento.

  • Si tiene una visita de control, anote la fecha, la hora y el objetivo de esta.

  • Sepa cómo comunicarse con su proveedor si tiene preguntas.

Revisor médico: Fetterman, Anne, RN, BSN
Revisor médico: Kang, Steven, MD
Última revisión: 2/1/2021
© 2000-2021 The StayWell Company, LLC. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.