Cáncer endometrial: diagnóstico

Vista frontal de la zona pélvica de una mujer con un corte transversal del útero donde se observa el endometrio.

¿Cómo se diagnostica el cáncer endometrial?

Si su proveedor de atención médica considera que podría tener cáncer endometrial, usted tendrá que someterse a determinados exámenes y pruebas para confirmarlo. El cáncer endometrial comienza en la mucosa que recubre el interior del útero (endometrio). Para empezar con el diagnóstico de cáncer endometrial, su proveedor analizará algunas cuestiones con usted. Le preguntará sobre sus antecedentes médicos, sus síntomas, sus factores de riesgo y los antecedentes familiares de la enfermedad. Su proveedor también le hará una exploración física. Esta incluirá una exploración ginecológica.

Es posible que al diagnóstico lo haga un ginecólogo. O bien, podría ver a un oncólogo ginecológico. Estos proveedores se especializan en tratar diferentes tipos de cáncer y otras enfermedades de los órganos reproductores femeninos.

¿Qué pruebas podría necesitar?

Tal vez deban hacerle una o más de las siguientes pruebas o análisis:

  • Ecografía transvaginal

  • Biopsia de endometrio

  • Dilatación y legrado

Ecografía transvaginal

La ecografía usa ondas de sonido para crear imágenes en la pantalla de una computadora. Se hace con un pequeño cabezal llamado transductor que se introduce en la vagina. Esta prueba produce imágenes del útero. La ecografía permite detectar tumores y medir el grosor del endometrio. El proveedor puede hacerle una biopsia si el endometrio se ve demasiado grueso.

A veces, se usa una pequeña sonda para llenar el útero con agua salada antes de hacer la ecografía. Esto se conoce como histerosonografía o ecografía de infusión salina. La solución salina ayuda al proveedor a obtener una mejor imagen de cualquier alteración en el recubrimiento del útero. 

Biopsia de endometrio

Esta es una prueba que consiste en tomar pequeñas muestras de tejido que se analizan con un microscopio. Una biopsia es la única forma de confirmar si tiene cáncer. Se toma una muestra del tejido del endometrio empleando una sonda flexible y pequeña que se coloca en el útero. Se usa la succión para extraer este tejido. La muestra de tejido se examina para determinar si hay células cancerosas u otras células anormales. La biopsia puede realizarse en el consultorio de un proveedor. También puede hacerse durante una dilatación y legrado. 

Dilatación y legrado

Puede que su proveedor recomiende una dilatación y legrado si no es posible realizar una biopsia endometrial o se necesita más información. Se trata de una cirugía menor en la que se abre (dilata) el cuello uterino. Se raspan el canal cervical y el revestimiento uterino con una herramienta en forma de cuchara llamada cureta. Un patólogo examinará el tejido para ver si hay células cancerosas. A veces, su proveedor usará una sonda larga similar a un telescopio para observar el útero al mismo tiempo. Este procedimiento se llama histeroscopia.

Obtención de los resultados de las pruebas

Cuando su proveedor de atención médica tenga los resultados de sus análisis, se comunicará con usted para decirle cuáles son los pasos siguientes. El proveedor hablará con usted acerca de otras pruebas que pueda necesitar si se detecta un cáncer endometrial. Esto puede incluir repetir la biopsia. Asegúrese de entender los resultados y lo que deba hacer a continuación.

Revisor médico: Donna Freeborn PhD CNM FNP
Revisor médico: Howard Goodman MD
Revisor médico: L Renee Watson MSN RN
Última revisión: 8/1/2021
© 2000-2022 The StayWell Company, LLC. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.