UC San Diego Health
menu icon
search iconSearch
Health Library Explorer
A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z A-Z Listings Contact Us

Cáncer de ovario: pruebas después del diagnóstico

¿Qué pruebas podría necesitar después del diagnóstico?

Si las primeras pruebas indican claramente que tiene cáncer de ovario, es probable que deba hacerse más pruebas. Ayudan a sus proveedores de atención médica a saber más sobre su cáncer. Pueden indicar si el cáncer se ha propagado a zonas cercanos o a otras partes del cuerpo. Los resultados permiten a los proveedores decidir cuáles son las mejores maneras de tratar el cáncer. Hable con su equipo de atención médica si tiene alguna pregunta sobre estas u otras pruebas.

Las pruebas que podría necesitar incluyen lo siguiente:

  • Radiografía del tórax (pecho)

  • Tomografía por emisión de positrones (TEP)

  • Colonoscopia

  • Laparoscopia

  • Pruebas genéticas

Pruebas de diagnóstico por imágenes

Radiografía del tórax (pecho)

Se hace para determinar si el cáncer se ha propagado a los pulmones.

Tomografía por emisión de positrones (TEP)

Se usa para detectar el cáncer por todo el cuerpo. Su proveedor de atención médica le introducirá una pequeña cantidad de azúcar radioactiva en la sangre. Para ello, se coloca una aguja en una vena del brazo o de la mano. En aproximadamente una hora, las células activas del cuerpo que necesitan mucha energía absorben el azúcar. Entre ellas, se encuentran las células cancerosas. Una cámara especial explora el cuerpo en busca de las acumulaciones de azúcar. Aparecen como “puntos calientes” en la exploración. Estas acumulaciones pueden ser un signo de cáncer.

Colonoscopia

Para esta prueba, estará profundamente dormida. Su proveedor de atención médica le introducirá un tubo largo con una luz dentro del recto y el colon. La colonoscopia se usa para ver si el cáncer se ha propagado al colon o al recto o si el cáncer pudo haber surgido en el colon.

Laparoscopia

Para esta prueba, estará profundamente dormida. Su proveedor de atención médica le hará una pequeña incisión (corte) en el abdomen. Por allí, insertará un tubo largo y delgado. El tubo envía imágenes a la pantalla de una computadora. Esto permite que el proveedor de atención médica vea de cerca los ovarios y el interior del abdomen. El proveedor podría usar instrumentos pequeños que coloca por el tubo para tomar muestras de tejidos si detecta manchas que pudieran deberse a un cáncer. Esta prueba permite que el proveedor vea si el cáncer se ha propagado y cuánto.

Pruebas genéticas

Muchos expertos consideran que las pruebas y el asesoramiento genético deberían formar parte del diagnóstico de cáncer de ovario. Se debería hacer pruebas a todas las mujeres que tienen cáncer de ovario en el momento del diagnóstico o cuanto antes para determinar si hay ciertos tipos de alteraciones genéticas (mutaciones). Las pruebas genéticas se pueden hacer con sangre, saliva o trozos del tumor. Las pruebas ayudan a orientar las decisiones sobre su tratamiento. Estas son algunas de las pruebas:

  • Pruebas de los genes BRCA 1 y BRCA 2.

    Las alteraciones en los genes BRCA 1 y BRCA 2 pueden indicar que determinados tratamientos podrían funcionar mejor para el cáncer epitelial de ovario. Estas alteraciones genéticas podrían ser mutaciones hereditarias. Significa que se heredan y están presentes en todas las células desde el nacimiento. También se las puede encontrar en las células de la sangre y de la saliva. Este tipo de alteración genética puede transmitirse de padres a hijos (ser hereditario). Si usted tiene una mutación genética hereditaria, se recomienda que sus familiares consanguíneos evalúen sus opciones para hacerse las pruebas con un asesor genético certificado. (Todas las evaluaciones genéticas deben estar en manos de médicos capacitados que conozcan sobre el síndrome de cáncer hereditario).

    Incluso si no tiene mutaciones hereditarias en los genes BRCA 1 y BRCA 2, podría tener mutaciones que se desarrollan en estos genes después de la concepción (mutaciones somáticas). Estas alteraciones no son hereditarias, pero ocurren después del nacimiento y solo se encuentran en las células cancerosas.

    Para revisar si existen estas alteraciones (mutaciones), se hacen pruebas en un trozo pequeño del tumor. En ocasiones, no se hacen pruebas en el tumor, a menos que el cáncer regrese después del tratamiento. Esta información puede ayudar a orientar las decisiones de los próximos tratamientos.

  • Pruebas de reparación de los errores de emparejamiento del ADN.

    A las mujeres que tienen cáncer de ovario de células claras, endometrioide o mucinoso se les debería ofrecer la prueba de reparación de errores de emparejamiento (dMMR, por sus siglas en inglés) en el tumor. Para hacer esta prueba, se examinan las células tumorales en busca de algún problema en la reparación del ADN dañado. En circunstancias normales, cuando las células crecen y se dividen, una copia del ADN va a las células nuevas. Un sistema llamado reparación de los errores de emparejamiento del ADN busca errores que se producen cuando el ADN se divide y se copia. Luego los repara. Pero si este sistema no funciona, se producen errores. Con el tiempo, estos errores o mutaciones se pueden acumular y provocar cáncer. Los resultados de esta prueba permiten orientar el tratamiento si el cáncer de ovario regresa.

Colabore con su proveedor de atención médica

Su proveedor de atención médica hablará con usted acerca de las pruebas que tenga que hacerse. Asegúrese de prepararse para la prueba siguiendo las instrucciones que recibió. Hable sobre cualquier preocupación o pregunta que tenga.

Revisor médico: Donna Freeborn PhD CNM FNP
Revisor médico: Howard Goodman MD
Revisor médico: Lu Cunningham
Última revisión: 11/1/2019
© 2000-2020 The StayWell Company, LLC. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.