El día de la cirugía

¿Qué debería esperar para mi hijo el día de la cirugía?

Es importante que siga todas las instrucciones que le haya dado el proveedor de atención médica de su hijo. Llegar a la hora incorrecta o dejar que su hijo coma o tome después de los horarios indicados puede causar demoras en la cirugía. Incluso podría causar su postergación o cancelación.

Planifique para que alguien cuide a sus otros hijos en su casa. Debe enfocar toda su atención en el niño que tendrá la cirugía.

Antes de venir al hospital, el niño debe quitarse relojes, collares, aretes y cualquier otro accesorio. Déjelos en casa para que no se pierdan. Además, deberá sacarse el esmalte de uñas para que pueda controlarse el color de los lechos ungueales durante la cirugía y después de esta.

En el hospital, puede esperar lo siguiente:

  • Su hijo se pondrá una bata de hospital.

  • Su hijo recibirá un brazalete de identificación. Tendrá su nombre, fecha de nacimiento y número de hospital.

  • Se controlarán los signos vitales, como la frecuencia cardíaca, la frecuencia respiratoria y la presión arterial.

  • Le volverán a hacer muchas de las preguntas que ya ha contestado. Es una medida de seguridad para garantizar que la información en los registros de su hijo sea correcta. Le preguntarán sobre alergias y medicamentos y si su hijo estuvo expuesto a enfermedades contagiosas. Le preguntarán el nombre y la fecha de nacimiento de su hijo muchas veces. Esto se hace para confirmar y reconfirmar la identidad del niño y el procedimiento.

  • Un anestesista verá a su hijo para responder cualquier pregunta. Le hará un examen al niño antes de la cirugía.

  • Un especialista en vida infantil verá a su hijo para ajustar sus expectativas y responder cualquier pregunta que pueda tener.

  • El cirujano del niño lo verá para asegurarse de que el niño esté listo para la cirugía. Responderá todas sus preguntas sobre el procedimiento y la recuperación.

Dígale al personal de atención médica si su hijo tiene alergias a alimentos, a factores medioambientales, a medicamentos de venta libre o recetados, al látex o a cualquier otra cosa. Asegúrese de que le coloquen a su hijo una pulsera en la que se indique la alergia, si tiene alguna. También corrobore que se incluya la alergia en la historia clínica. Dígale al personal a qué es alérgico su hijo y qué reacción tiene. Ambos datos deben anotarse en la historia clínica.

Cuando sea el momento de la cirugía, un miembro del personal llevará a su hijo al quirófano. Quizá pueda acompañarlo hasta el pasillo del quirófano o, según las políticas del centro médico y la edad del niño, quizá pueda entrar allí. En este momento, abrace y bese a su hijo y dígale que lo esperará cerca y que lo verá pronto. Se verificará la identidad de su hijo otra vez. Se revisará la historia del paciente una última vez para asegurarse de que toda la información sea correcta. Le dirán dónde puede esperar. Cuando la cirugía termine, el cirujano hablará con usted y le dirá cómo fue la operación. El personal de enfermería de la sala de recuperación suele permitir que los padres vean al niño.

Después de la cirugía

Después de la cirugía, la mayoría de los niños van a la sala de recuperación o a la unidad de cuidados posanestésicos. Allí vigilarán al niño mientras desaparece el efecto de la anestesia. Según el tipo de cirugía, quizá den de alta a su hijo de inmediato o quizá lo lleven a los siguientes lugares:

  • Una unidad del hospital para recuperarse durante 24 horas o menos

  • Una unidad del hospital para recuperarse durante algunos días

  • Una unidad de cuidados intensivos (UCI) para recuperarse durante unas horas o días y, luego, a una unidad del hospital hasta el momento del alta

Revisor médico: Jonas DeMuro MD
Revisor médico: Raymond Turley Jr PA-C
Revisor médico: Tara Novick BSN MSN
Última revisión: 4/1/2022
© 2000-2022 The StayWell Company, LLC. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.