Cirugía de derivación femoropoplítea

¿Qué son la cirugía de derivación femoropoplítea y la angioplastia transluminal percutánea de las arterias femorales?

La cirugía de derivación femoropoplítea se usa para tratar una obstrucción en la arteria femoral. La arteria femoral es la más grande que hay en el muslo. Suministra sangre oxigenada a la pierna. La obstrucción se debe a la acumulación de placa, o aterosclerosis. La aterosclerosis en las arterias de las piernas provoca enfermedad vascular periférica. El mismo proceso causa enfermedades cardíacas y ataque cerebral.

Existen 2 métodos que se emplean para tratar la obstrucción de las arterias femorales.

  • Derivación femoropoplítea.El cirujano accede a la arteria femoral a través de un corte (incisión) grande que se hace en la parte superior de la pierna. Se toma una vena de otra zona de la pierna y se la conecta arriba y abajo de la obstrucción. A esto se le llama injerto. Se redirige la sangre por el injerto rodeando la obstrucción. En algunos casos, es posible que se emplee un injerto artificial en lugar de una vena.

  • Angioplastia transluminal percutánea de las arterias femorales.La angioplastia transluminal percutánea es un procedimiento mínimamente invasivo. Significa que se realiza sin hacer un corte (incisión) grande. En vez de eso, el cirujano usa un tubo hueco largo (catéter) que introduce en la arteria femoral y lo guía hasta la zona estrechada. Allí, se infla un globo muy pequeño que hay en la punta del catéter, de modo que se comprime el tejido graso. De ese modo, la abertura de la arteria se agranda y permite una mejor circulación de la sangre. Es posible que se coloque una prótesis tubular metálica pequeña y expandible (stent) en la nueva abertura de la arteria. Sirve para impedir que la arteria vuelva a estrecharse o cerrarse.

¿Por qué podría necesitar una cirugía de derivación femoropoplítea?

Podría necesitar una cirugía de derivación femoropoplítea en los siguientes casos:

  • Los cambios en el estilo de vida y los medicamentos no han aliviado los síntomas, o los síntomas empeoraron.

  • Tiene dolor de pierna que interfiere en su vida diaria o en la capacidad de trabajar.

  • Tiene heridas que no se curan.

  • Tiene infección o gangrena.

  • Tiene dolor en las piernas cuando está en reposo.

  • Corre riesgo de perder la pierna debido a la disminución en la circulación de la sangre.

Quizás haya otros motivos por los que su proveedor de atención médica le recomiende una cirugía de derivación femoropoplítea.

¿Cuáles son los riesgos de la cirugía de derivación femoropoplítea?

Entre las complicaciones posibles, se incluyen las siguientes:

  • Ataque al corazón

  • Latidos cardíacos irregulares

  • Sangrado

  • Infección de la herida

  • Hinchazón de la pierna

  • Coágulo de sangre en la pierna

  • Líquido en los pulmones

  • Después del procedimiento, sangrado en el lugar donde se introduce el catéter

  • Coágulo de sangre o daño en el vaso sanguíneo donde se introduce el catéter

  • Reestenosis

  • Daños en los nervios

  • Obstrucción del injerto utilizado en la cirugía de derivación

Es posible que haya otros riesgos en función de su afección. Hable con su proveedor de atención médica sobre cualquier inquietud que tenga antes del procedimiento.

¿Cómo me preparo para un procedimiento de derivación femoropoplítea?

Entre las recomendaciones para la preparación, se incluyen las siguientes:

  • El proveedor de atención médica le explicará el procedimiento, y usted puede hacer preguntas.

  • Se le pedirá que firme un formulario de consentimiento mediante el cual autoriza la realización del procedimiento. Lea el formulario atentamente y haga las preguntas que necesite si algo no está claro.

  • El proveedor revisará sus antecedentes médicos y le hará una exploración física para asegurarse de que tenga un buen estado de salud antes de realizarle el procedimiento. Es posible que también le pidan análisis de sangre y otras pruebas de diagnóstico.

  • Tal vez su proveedor de atención médica le recomiende que tome una aspirina antes del procedimiento.

  • Se le pedirá que haga ayuno durante 8 horas antes del procedimiento. Significa que no debe comer, beber ni tomar medicamentos por la boca a partir de la medianoche.

  • Si está embarazada o sospecha que puede estarlo, dígaselo a su proveedor de atención médica.

  • Avise al proveedor de atención médica si es sensible o alérgico a algún medicamento, al látex, al yodo, a la cinta adhesiva, a algún medio de contraste o a la anestesia.

  • Informe a su proveedor de atención médica sobre todos los medicamentos (recetados y de venta libre), las vitaminas y los suplementos a base de hierbas que esté usando.

  • Dígale también si tiene antecedentes de trastornos hemorrágicos o si toma anticoagulantes, aspirinas u otros medicamentos que afectan la coagulación de la sangre. Antes del tratamiento, el proveedor podría pedirle que deje de tomar estos medicamentos.

  • Si fuma, deje el hábito tan pronto como sea posible antes del procedimiento. Será bueno para su recuperación y su estado general de salud.

  • Es posible que, antes del procedimiento, le den un sedante para ayudar a que se relaje.

  • Dígale a su proveedor de atención médica si usted tiene un marcapasos.

  • Siga toda instrucción que le dé su proveedor para prepararse.

¿Qué sucede durante la cirugía de derivación femoropoplítea?

Hable con su proveedor de atención médica acerca qué es lo que sentirá durante el procedimiento. Estos procedimientos requieren hospitalización. Los procedimientos pueden variar según su afección y las prácticas de su proveedor.

Cirugía de derivación femoropoplítea

En general, en la cirugía derivación femoropoplítea se sigue este proceso:

  1. Tendrá que quitarse las joyas u otros objetos que puedan entorpecer el procedimiento.

  2. Se quitará la ropa y se pondrá una bata de hospital.

  3. Le colocarán una vía intravenosa en el brazo, la mano o en la zona de la clavícula. Es posible que le coloquen más catéteres en el cuello y la muñeca para controlar el corazón y la presión arterial, y para extraer muestras de sangre.

  4. Se acostará boca arriba sobre la mesa de operaciones.

  5. Si hay mucho vello en la zona de la cirugía, es posible que lo rasuren.

  6. El anestesista le controlará la frecuencia cardíaca, la presión arterial, la respiración y los niveles de oxígeno durante la cirugía. Se lo conectará a un monitor cardíaco que registra la actividad eléctrica del corazón durante el procedimiento.

  7. La derivación femoropoplítea puede hacerse con anestesia local. No sentirá nada en la zona donde se hace la cirugía. Le darán algún medicamento por la vía intravenosa para ayudarlo a que se relaje antes del procedimiento. Pero estará despierto, aunque somnoliento, durante el procedimiento.

  8. En caso de que le administren anestesia local, recibirá oxígeno por una sonda que se coloca en la nariz.

  9. La derivación femoropoplítea también puede hacerse con anestesia general. En ese caso, estará dormido. Cuando esté sedado, el proveedor le introducirá un tubo de respiración por la garganta hasta entrar en los pulmones. Lo conectarán a un respirador artificial. Este aparato respirará por usted durante la cirugía.

  10. Le colocarán una sonda en la vejiga para sacar la orina.

  11. Se le administrarán antibióticos por vía intravenosa para prevenir infecciones.

  12. Se limpiará la piel en la zona donde se realizará la cirugía.

  13. El cirujano le hará una incisión en la pierna. El lugar donde realice la incisión dependerá de la sección de las arterias en la que debe hacerse la derivación. El cirujano determinará si se usará un injerto artificial o una vena de la pierna para hacer la derivación en la arteria afectada.

  14. Una vez que el cirujano conecte el injerto a la arteria afectada, es posible que se efectúe un tipo de radiografía llamado arteriografía para asegurarse de que se haya restablecido la circulación sanguínea en la pierna a través del injerto de derivación colocado.

  15. Es posible que le den medicamentos para la presión arterial por la vía intravenosa durante el procedimiento y después, a fin de mantener la presión arterial dentro de un rango específico.

  16. Entonces, le cerrarán la incisión. Se colocará una venda o un apósito estéril.

Angioplastia transluminal percutánea de la arteria femoral

En general, en la angioplastia transluminal percutánea de la arteria femoral se sigue este proceso:

  1. Tendrá que quitarse las joyas u otros objetos que puedan entorpecer el procedimiento.

  2. Se quitará la ropa y se pondrá una bata de hospital.

  3. Antes de que empiece el procedimiento, le pedirán que orine para vaciar la vejiga.

  4. Antes del procedimiento, le colocarán una vía intravenosa en la mano o el brazo para inyectarle medicamentos y administrarle líquidos, si es necesario.

  5. Se acostará boca arriba sobre una camilla de procedimiento.

  6. Si hay mucho vello en la zona de la cirugía, es posible que lo rasuren.

  7. Se lo conectará a un monitor cardíaco que controla la actividad eléctrica del corazón durante el procedimiento. El proveedor le controlará la frecuencia cardíaca, la presión arterial, la frecuencia respiratoria y los niveles de oxígeno durante el procedimiento.

  8. Antes del procedimiento, le darán algún medicamento por la vía intravenosa para ayudarlo a que se relaje. Probablemente estará despierto, aunque somnoliento, durante el procedimiento.

  9. El proveedor le revisará el pulso debajo del punto de inserción antes y después del procedimiento.

  10. El proveedor le inyectará anestesia local en la piel en el punto de inserción. Es probable que sienta una sensación de ardor durante unos segundos después de que le inyecten la anestesia local.

  11. Una vez que la anestesia local haya hecho efecto, el cirujano insertará una vaina introductora (o camisa) en el vaso sanguíneo. Por este tubo plástico se introduce el catéter en la arteria femoral.

  12. El proveedor colocará un catéter especial que sirve de guía en la arteria femoral y lo desplazará hasta el lugar de la obstrucción con ayuda de radiografías.

  13. Es posible que se confirme la posición del catéter inyectando una pequeña cantidad de medio de contraste en la arteria, de modo que se vea en un monitor.

  14. El cirujano introducirá el catéter de angioplastia y lo empujará hasta la ubicación de la obstrucción. Luego inflará el globo que el catéter tiene en el extremo. Esto permitirá abrir la arteria.

  15. Se infla y desinfla el globo varias veces para abrir la arteria. En algunos casos, es posible que se coloque una prótesis tubular metálica pequeña y expandible (stent) para impedir que la arteria vuelva a estrecharse o cerrarse.

  16. Una vez que se determine que la arteria está abierta, se extraerá el catéter de la angioplastia.

  17. El cirujano quizás cierre el punto de inserción con un dispositivo que usa colágeno para sellar la abertura en la arteria o con puntos. El cirujano determinará cuál es el método más conveniente para usted.

  18. Se colocará una venda o un apósito estéril.

¿Qué ocurre después de la derivación femoropoplítea?

En el hospital, después de la cirugía de derivación femoropoplítea

Después del procedimiento, lo llevarán a una unidad de cuidados posanestésicos y lo vigilarán atentamente. Una vez que la presión arterial, el pulso y la respiración se hayan estabilizado y usted esté despierto, es posible que lo lleven a la unidad de cuidados intensivos o a su habitación del hospital.

El cirujano le revisará con frecuencia el pulso debajo del lugar de la cirugía para controlar que haya buena circulación sanguínea hacia la pierna. También le revisará la pierna para controlar el color (pálido o rosado), la temperatura, el dolor y el movimiento.

Es posible que la zona de la incisión le duela durante varios días después del procedimiento. Tome analgésicos según le recomiende su proveedor.

Es posible que le administren medicamentos especiales por vía intravenosa para la presión arterial y el corazón, y para controlar cualquier problema hemorrágico. Cuando esté estable, el proveedor disminuirá poco a poco los medicamentos, hasta que los suspenda.

Puede volver a consumir alimentos sólidos en cuanto pueda tolerarlos.

Cuando el equipo de atención médica decida que está listo, lo pasarán a la unidad de cuidados posquirúrgicos. Allí continuará su recuperación. Puede aumentar gradualmente la actividad a medida que se levante de la cama y camine un poco más cada vez.

Programe una cita de control con el cirujano.

En el hospital, después de la angioplastia transluminal percutánea de la arteria femoral

Después del procedimiento, lo llevarán a una unidad de cuidados posanestésicos y lo vigilarán atentamente. Una vez que la presión arterial, el pulso y la respiración se hayan estabilizado y usted esté despierto, es posible que lo lleven a la unidad de cuidados intensivos o a su habitación del hospital.

Avísele de inmediato al enfermero si siente dolor u opresión en el tórax, o cualquier otro dolor, y también si tiene sensación de calor, sangrado o dolor en el punto de inserción.

La primera vez que se levante, un enfermero lo ayudará. Muévase lentamente al levantarse de la cama para no marearse.

Quizás le administren analgésicos para aliviar el dolor o el malestar en el lugar donde se introdujo el catéter o por permanecer acostado y quieto durante mucho tiempo.

Puede empezar a comer alimentos sólidos a medida que los tolere.

El tiempo de hospitalización dependerá de su afección y de los resultados del procedimiento. Recibirá instrucciones detalladas para el alta y el período de recuperación.

Programe una cita de control con el cirujano.

En casa, después de una derivación femoropoplítea

Una vez que esté en su casa, es importante mantener el área quirúrgica limpia y seca. Su proveedor de atención médica indicará cómo bañarse.

Es posible que le digan que no haga actividades extenuantes. Su proveedor le dirá cuándo puede volver al trabajo y a sus actividades habituales.

Es posible que el proveedor le pida que siga tomando los anticoagulantes después del procedimiento.

Quizás le haga una ecografía en la pierna después de la cirugía para revisar el injerto colocado.

Llame de inmediato a su proveedor de atención médica si presenta cualquiera de los siguientes síntomas:

  • Fiebre o escalofríos

  • Aumento del dolor, enrojecimiento, hinchazón o sangrado o supuración de la incisión en la pierna

  • Enfriamiento, entumecimiento, hormigueo u otras alteraciones en la pierna afectada

  • Dolor u opresión en el pecho, náuseas o vómitos, sudoración abundante, mareos o desmayos

Es posible que el proveedor le dé otras instrucciones después del procedimiento.

En su casa, después de la angioplastia transluminal percutánea de la arteria femoral

Una vez que esté en su casa, deberá estar atento a cualquier sangrado, dolor inusual, hinchazón, color anormal o cambio de temperatura en el punto de inserción o cerca de este. Es normal tener un moretón pequeño.

Llame al proveedor de inmediato si observa sangrado constante o abundante en el lugar de la inserción que no puede contener con un apósito pequeño.

Le darán información específica sobre cómo cuidar el punto de inserción. Allí habrá un pequeño nudo, o bulto, debajo de la piel. Esto es normal. El nudo desaparece en pocas semanas.

Es importante mantener el punto de inserción limpio y seco. El proveedor le dará instrucciones específicas para bañarse.

Es posible que le digan que no haga actividades extenuantes. Su proveedor le dirá cuándo puede volver al trabajo y a sus actividades habituales.

Llame de inmediato a su proveedor de atención médica si presenta cualquiera de los siguientes síntomas:

  • Fiebre o escalofríos

  • Aumento del dolor, enrojecimiento, hinchazón o sangrado o supuración del punto de inserción

  • Enfriamiento, entumecimiento, hormigueo u otras alteraciones en la pierna afectada

  • Dolor u opresión en el pecho, náuseas o vómitos, sudoración abundante, mareos o desmayos

Próximos pasos

Asegúrese de saber lo siguiente antes de aceptar someterse al procedimiento:

  • El nombre de la prueba o del procedimiento

  • Los motivos por los que se realiza la prueba o el procedimiento

  • Los resultados que puede esperar y qué significan

  • Los riesgos y los beneficios de la prueba o del procedimiento

  • Los efectos secundarios y las complicaciones posibles

  • Cuándo y dónde le realizarán la prueba o el procedimiento

  • Quién es la persona que realizará la prueba o el procedimiento y sus conocimientos o experiencia

  • Qué sucedería si no se realizara la prueba o el procedimiento

  • Las pruebas o los procedimientos alternativos disponibles

  • Cuándo y cómo obtendrá los resultados

  • A quién llamar luego de la prueba o del procedimiento en caso de tener preguntas o problemas

  • Cuánto deberá pagar por la prueba o el procedimiento

Revisor médico: Deepak Sudheendra MD
Revisor médico: Raymond Kent Turley BSN MSN RN
Revisor médico: Rita Sather RN
Última revisión: 5/1/2021
© 2000-2021 The StayWell Company, LLC. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.