A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z
Pulse una letra para ver la lista de procedimientos que comienzan con esa letra.
Pulse 'Al inicio' para volver al inicio de esta sección.

Resuperficialización de cadera

¿Qué es la resuperficialización de cadera?

La resuperficialización de cadera es un tipo de cirugía que se hace para reemplazar una articulación de la cadera que se ha dañado.  

En la articulación de la cadera normal, el extremo redondeado del fémur (cabeza del fémur) se mueve con suavidad dentro de la cavidad redonda del hueso de la cadera. En general, la cavidad está recubierta de cartílago, que ayuda a los huesos a moverse con suavidad. Cuando se daña esta articulación, el movimiento de la cabeza del fémur puede causar dolor porque los huesos se rozan entre sí de forma anormal.

Durante la resuperficialización de cadera, el cirujano hace una incisión para acceder al hueso de la cadera y al fémur. A continuación, recorta la cabeza del fémur y le coloca un recubrimiento de metal suave. El cirujano también extrae la parte del hueso dañado en la cavidad del hueso de la cadera y lo reemplaza con una envoltura de metal.

La resuperficialización de cadera es un tipo de cirugía de reemplazo de cadera. En la cirugía de reemplazo de cadera tradicional, el cirujano extrae toda la cabeza del fémur en lugar de solo colocarle un recubrimiento de metal. También reemplaza la cavidad del hueso de la cadera, al igual que en la cirugía de resuperficialización de cadera.

¿Por qué podría necesitar una resuperficialización de cadera?

Puede que necesite una resuperficialización de cadera si tiene daños significativos en la articulación de la cadera. Estos son algunos de los diferentes tipos de afecciones que pueden dañar esta articulación:

  • Osteoartritis (más común)

  • Artritis reumatoide

  • Osteonecrosis

  • Lesión o fractura de la articulación de la cadera

Con el tiempo, el daño en la articulación de la cadera, si es significativo, causa dolor y puede interferir en sus actividades cotidianas. La resuperficialización de cadera puede disminuir el dolor, mejorar la movilidad de la articulación y darle una mejor calidad de vida. Por lo general, los cirujanos ortopédicos solo recomiendan la resuperficialización de cadera si usted sigue teniendo problemas significativos incluso después de someterse a tratamientos más conservadores, como analgésicos y dispositivos de asistencia para caminar.

Hable con su cirujano acerca de los riesgos y beneficios de hacerse una resuperficialización de cadera en lugar de una cirugía tradicional de reemplazo total de la cadera. La resuperficialización de cadera puede disminuir el riesgo de que haya determinadas complicaciones, como una dislocación de la cadera. Pero también puede aumentar el riesgo de tener otras complicaciones, como una fractura del cuello del fémur y una reacción a los residuos de iones metálicos. Si se somete a una resuperficialización de cadera, a su cirujano puede resultarle más fácil hacer una cirugía de corrección en la articulación más adelante; esto no ocurre en el caso de un reemplazo total de la cadera. La resuperficialización de cadera puede ser una mejor opción para algunas personas, en especial para adultos mayores de 60 años con una complexión más grande y huesos sanos.

Riesgos de la resuperficialización de cadera

La mayoría de las personas evolucionan muy bien después de la cirugía de resuperficialización de cadera. Sin embargo, al igual que ocurre con cualquier cirugía, esta intervención quirúrgica tiene ciertos riesgos. Las posibles complicaciones de la resuperficialización de cadera incluyen:

  • Infección

  • Sangrado excesivo

  • Formación de coágulos de sangre

  • Daños en los nervios cercanos

  • Fractura del cuello del fémur

  • Dislocación de la articulación de la cadera

  • Riesgos por los iones metálicos

  • Complicaciones de la anestesia

Su riesgo de tener complicaciones puede variar en función de la edad y de otras afecciones que padezca. Por ejemplo, es posible que los fumadores corran un mayor riesgo de que el hueso no se suelde bien. Pregúntele a su cirujano cuáles son los riesgos que más corresponden a su caso.

¿Cómo me preparo para una resuperficialización de cadera?

Pregunte a su cirujano cómo debe planear la preparación para la cirugía. Pregunte si debe interrumpir la administración de algún medicamento antes de la cirugía, como los anticoagulantes. Si es fumador, intente dejar de fumar antes de la cirugía. Siga las indicaciones que recibió sobre no comer ni beber antes del procedimiento. Puede que necesite someterse a otras pruebas de diagnóstico por imágenes de la cadera, como una resonancia magnética.

¿Cómo se hace una resuperficialización de cadera?

El cirujano puede explicarle en qué consistirá su cirugía en particular. Los detalles de la cirugía de resuperficialización de cadera dependerán de la naturaleza de la lesión y del método quirúrgico. Un cirujano ortopédico será el encargado de realizarle la cirugía con la ayuda de profesionales de atención médica especializados. Toda la operación puede durar 2 o 3 horas. En líneas generales, sucederá lo siguiente:

  • Lo más probable es que le administren anestesia general, de modo que estará dormido en toda la operación y no sentirá ningún dolor ni molestia durante el procedimiento. (O bien, pueden administrarle anestesia raquídea y un medicamento que lo ayudará a relajarse pero lo mantendrá despierto).

  • Durante la operación, un anestesista controlará atentamente sus signos vitales, como, por ejemplo, la frecuencia cardíaca y la presión arterial. Es posible que le coloquen un tubo de respiración en la garganta para ayudarlo a respirar durante la operación.

  • Es posible que le den antibióticos durante la operación y después de esta para ayudar a prevenir infecciones.

  • El cirujano le hará una incisión en el muslo, generalmente en la parte trasera, y cortará la piel y el músculo.

  • El cirujano sacará la cabeza del fémur de la cavidad de la articulación de la cadera, recortará la cabeza con instrumentos especiales y colocará un recubrimiento de metal sobre la esta.

  • A continuación, el cirujano quitará el cartílago dañado y el hueso que recubre la cavidad,

  • e introducirá una copa de metal en la cavidad.

  • El cirujano volverá a colocar la cabeza del fémur en la cavidad.

  • El cirujano cerrará las capas de piel y músculo alrededor de la incisión.

¿Qué sucede después de la resuperficialización de cadera?

Hable con el cirujano sobre lo que sucederá después de su cirugía. Tal vez sienta algo de dolor alrededor de la incisión después del procedimiento, pero los analgésicos pueden ayudar a aliviarlo. Debería poder retomar una dieta habitual rápidamente. Es posible que se le realice un estudio de diagnóstico por imágenes, como una radiografía, para asegurarse de que la cirugía haya sido exitosa. En función de la gravedad de la lesión y de sus otras afecciones, tal vez pueda irse a su casa en un par de días. En la mayoría de los casos, las personas vuelven a casa entre 1 y 4 días después de la cirugía.

Su cirujano le dirá cuándo puede poner peso sobre la pierna. Quizás necesite usar un bastón o muletas por algunos días o semanas. Quizás tenga que trabajar con un fisioterapeuta que lo ayude a mantener el rango de movimiento y la fuerza. Es posible que pueda retomar muchas de sus actividades regulares en un plazo de 6 semanas después de la cirugía.

Puede que le salga algo de líquido de la incisión. Esto es normal. Avise al cirujano de inmediato si ve que el líquido que supura de la incisión se vuelve amarillo o blanco, o si aumenta el enrojecimiento, la inflamación o la supuración en la herida. Además, avise al cirujano si tiene fiebre alta, escalofríos o dolor intenso que no mejora. Asista a todas las visitas de control con su cirujano ortopédico. Es posible que le quiten los puntos de sutura aproximadamente una semana después de su cirugía.

Las piezas mecánicas de la cadera pueden desgastarse y aflojarse con el tiempo. Por este motivo, es probable que necesite una cirugía de corrección 10 a 20 años después de la cirugía de resuperficialización de cadera original.

Próximos pasos

Asegúrese de saber lo siguiente antes de aceptar someterse al procedimiento:

  • El nombre de la prueba o del procedimiento

  • Los motivos por los que se realiza la prueba o el procedimiento

  • Los resultados que puede esperar y qué significan

  • Los riesgos y los beneficios de la prueba o del procedimiento

  • Los efectos secundarios y las complicaciones posibles

  • Cuándo y dónde le realizarán la prueba o el procedimiento

  • Quién es la persona que realizará la prueba o el procedimiento y sus conocimientos o experiencia

  • Qué sucedería si no se realizara la prueba o el procedimiento

  • Las pruebas o los procedimientos alternativos disponibles

  • Cuándo y cómo obtendrá los resultados

  • A quién llamar luego de la prueba o del procedimiento en caso de tener preguntas o problemas

  • Cuánto deberá pagar por la prueba o el procedimiento

Revisor médico: Raymond Turley Jr PA-C
Revisor médico: Stacey Wojcik MBA BSN RN
Revisor médico: Thomas N Joseph MD
Última revisión: 6/1/2021
© 2000-2022 The StayWell Company, LLC. All rights reserved. This information is not intended as a substitute for professional medical care. Always follow your healthcare professional's instructions.