A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z
Pulse una letra para ver la lista de procedimientos que comienzan con esa letra.
Pulse 'Al inicio' para volver al inicio de esta sección.

Pericardiocentesis

¿Qué es la pericardiocentesis?

Es un procedimiento que se realiza para extraer el líquido que se haya acumulado en el saco que rodea el corazón (pericardio). Se hace con una aguja y un catéter pequeño para drenar el exceso de líquido.

El corazón está rodeado por un saco fibroso que se conoce como pericardio. Está formado por 2 capas delgadas que tienen una pequeña cantidad de líquido entre sí. Este líquido ayuda a reducir la fricción entre las capas cuando estas rozan entre sí al latir el corazón. En algunos casos, se acumula demasiado líquido entre esas 2 capas. A esto se le llama derrame pericárdico. Cuando esto sucede, puede afectar el funcionamiento normal del corazón. La pericardiocentesis drena este líquido y previene la acumulación de líquido en el futuro.

El médico coloca una aguja a través de la pared del pecho y la hace entrar en el tejido que rodea el corazón. Una vez que la aguja entra en el pericardio, el médico inserta un tubo largo y delgado llamado catéter. El médico usa el catéter para drenar el exceso de líquido. Es posible que el catéter se retire apenas termina el procedimiento. O quizás lo tenga puesto durante varias horas o durante toda la noche. Eso es para comprobar que se haya drenado todo el líquido y para prevenir que se acumule líquido de nuevo.

¿Por qué podría necesitar una pericardiocentesis?

Existen muchas afecciones que pueden causar la acumulación de líquido alrededor del corazón. Esto puede causar dificultad para respirar y dolor en el pecho. Y se puede tratar con medicamentos. En otros casos, esta acumulación de líquido pone en peligro su vida y se debe realizar un drenaje de inmediato.

La pericardiocentesis puede ayudar a drenar el líquido acumulado alrededor del corazón. También puede ayudar a diagnosticar la causa de dicha acumulación. Entre las afecciones que pueden provocar el derrame pericárdico se incluyen las siguientes:

  • Infección del corazón o del pericardio

  • Cáncer

  • Inflamación del pericardio debido a un ataque cardíaco

  • Lesiones

  • Enfermedad del sistema inmunitario

  • Reacciones adversas a ciertos medicamentos

  • Radioterapia

  • Causas metabólicas, como insuficiencia renal con uremia

A veces la causa de la acumulación de líquido es desconocida.

La pericardiocentesis no es la única forma de quitar ese líquido de alrededor del corazón. Sin embargo, se prefiere ya que es menos invasiva que una cirugía. A veces, los médicos pueden drenar el líquido con una cirugía. Esto se puede realizar en personas que tuvieron acumulación de líquido constante (crónica) o inflamación, en personas a las que se les debe quitar parte del pericardio, o en personas cuyo líquido tiene ciertas características.

¿Cuáles son los riesgos de la pericardiocentesis?

Todos los procedimientos conllevan algunos riesgos. Los riesgos relacionados con la pericardiocentesis incluyen:

  • Perforación del corazón, la cual requiere de una cirugía para repararlo

  • Perforación del hígado

  • Sangrado excesivo, el cual puede comprimir el corazón y afectar su funcionamiento normal

  • Aire en la cavidad del pecho

  • Infección

  • Ritmo cardíaco anormal, que puede causar la muerte en casos poco frecuentes

  • Insuficiencia cardíaca con acumulación de líquido en los pulmones (poco frecuente)

También es posible que el líquido alrededor del corazón vuelva a acumularse. Si esto ocurre, tal vez tenga que repetir el procedimiento, o es posible que finalmente le deban quitar una parte o todo el pericardio.

Sus propios riesgos dependerán de su edad, su estado general de salud y el motivo por el que le hacen el procedimiento o el tipo de cirugía que le hagan. También pueden variar según la anatomía del corazón, del líquido y del pericardio. Hable con su proveedor de atención médica para saber cuáles serían sus riesgos particulares.

¿Cómo me preparo para una pericardiocentesis?

Pregúntele a su médico cómo prepararse para este procedimiento. Posiblemente deberá dejar comer y beber durante 6 horas o más antes del procedimiento. Pregúntele al médico si tiene que suspender algún medicamento antes del procedimiento.

Es posible que le hagan algunas pruebas adicionales antes de la cirugía. Estas pueden incluir las siguientes:

  • Radiografía de tórax

  • Electrocardiograma para controlar el ritmo cardíaco

  • Análisis de sangre para evaluar su estado general de salud

  • Ecocardiograma para ver el flujo de sangre a través del corazón y el líquido acumulado alrededor del corazón

  • Tomografía computarizada o resonancia magnética si el médico necesita más información del corazón

  • Cateterismo cardíaco para medir la presión en el interior del corazón

¿Qué sucede durante la pericardiocentesis?

Hable con su médico sobre lo que sucederá durante el procedimiento. Lo realizará un cardiólogo y un equipo quirúrgico. A continuación, encontrará una descripción de una pericardiocentesis con catéter, que es la forma más común de realizarla. En general:

  • Estará despierto. Se le colocará una vía intravenosa (i. v.) en la mano o el brazo. Muy probablemente le administrarán medicamentos para que se adormezca antes de que comience el procedimiento.

  • Le controlarán atentamente los signos vitales.

  • El procedimiento lleva alrededor de una hora.

  • Su médico le hará un ecocardiograma para observar el líquido alrededor el corazón y la anatomía del corazón. Esto ayudará a determinar el mejor lugar para insertar la aguja.

  • Le aplicarán anestesia local en la zona debajo del esternón donde le insertarán la aguja.

  • El médico le insertará la aguja a través de la piel. Puede que sienta cierta presión o un dolor leve. Puede tomar analgésicos para calmar el dolor si es necesario.

  • Se guiará a la aguja hacia el líquido del pericardio con la ayuda de un ecocardiograma o de imágenes por radiografía (fluoroscopia).

  • Una vez que la aguja haya llegado a la zona indicada, el médico la quitará y la reemplazará por un catéter. Saldrá líquido por el catéter. En algunos casos, el catéter podría estar puesto por varias horas o incluso días. En otros casos, es posible que se lo quiten antes.

  • Le quitarán el catéter cuando haya drenado suficiente líquido. Se aplicará presión en el lugar de inserción del catéter para prevenir el sangrado.

¿Qué sucede después de la pericardiocentesis?

Pregúntele a su médico sobre lo que puede esperar después del procedimiento. En general, después de una pericardiocentesis puede esperar lo siguiente:

  • Es probable que se sienta adormecido y desorientado cuando se despierte.

  • Le controlarán detenidamente los signos vitales, como la frecuencia cardíaca, la respiración, la presión arterial y los niveles de oxígeno.

  • Si le dejaron puesto el catéter usado para drenar el líquido, lo controlarán para asegurarse de que no esté bloqueado antes de quitarlo de manera segura.

  • Es posible que le hagan un ecocardiograma para confirmar que no se haya vuelto a acumular líquido.

  • También es posible que le hagan una radiografía de tórax para asegurarse de que la aguja no le haya perforado un pulmón durante el procedimiento.

  • Es posible que se envíe una muestra del líquido drenado a un laboratorio para que la analicen.

  • Tal vez necesite permanecer en el hospital durante un día o más tiempo. Eso puede depender en parte del motivo por el cual le realizaron la pericardiocentesis.

Después de que le den el alta del hospital:

  • Debería poder retomar sus actividades normales relativamente pronto, pero evite hacer actividad física intensa hasta que su médico lo autorice.

  • Asista a todas sus visitas de control.

  • Llame a su médico si tiene fiebre, aumentó el drenaje en el lugar de inserción de la aguja, tiene dolor de pecho o si tiene algún síntoma grave.

  • Siga todas las instrucciones de su proveedor de atención médica en cuanto a sus medicamentos, ejercicios, actividades, dieta y cuidado de la herida.

Muchas personas notan mejoras en sus síntomas inmediatamente después de someterse a una pericardiocentesis.

Próximos pasos

Asegúrese de saber lo siguiente antes de aceptar someterse a la prueba o al procedimiento:

  • El nombre de la prueba o del procedimiento

  • Los motivos por los que se realiza la prueba o el procedimiento

  • Los resultados que puede esperar y qué significan

  • Los riesgos y los beneficios de la prueba o del procedimiento

  • Los efectos secundarios y las complicaciones posibles

  • Cuándo y dónde le realizarán la prueba o el procedimiento

  • Quién es la persona que realizará la prueba o el procedimiento, y sus conocimientos o experiencia

  • Qué sucedería si no se realizara la prueba o el procedimiento

  • Las pruebas o los procedimientos alternativos disponibles

  • Cuándo y cómo obtendrá los resultados

  • A quién llamar luego de la prueba o del procedimiento en caso de tener preguntas o problemas

  • Cuánto deberá pagar por la prueba o el procedimiento

Revisor médico: Mary Mancini MD
Revisor médico: Stacey Wojcik MBA BSN RN
Última revisión: 7/1/2021
© 2000-2022 The StayWell Company, LLC. All rights reserved. This information is not intended as a substitute for professional medical care. Always follow your healthcare professional's instructions.