A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z
Pulse una letra para ver la lista de procedimientos que comienzan con esa letra.
Pulse 'Al inicio' para volver al inicio de esta sección.

Cierre transcatéter de la comunicación interauricular en niños

¿Qué es un cierre transcatéter de la comunicación interauricular en niños?

El cierre transcatéter de la comunicación interauricular (CIA) es un procedimiento para corregir una abertura en el tabique auricular. El tabique auricular es una pared que separa las dos cámaras superiores izquierda y derecha en el corazón (aurículas). Esta abertura se llama comunicación interauricular o CIA.

Si existe este orificio, la sangre puede fluir de forma anormal desde la aurícula izquierda hacia la aurícula derecha. Como consecuencia, el corazón bombea sangre adicional a los pulmones. Esta sangre adicional puede dañar los vasos sanguíneos de los pulmones si no se trata durante mucho tiempo. Además, la cavidad de bombeo del lado derecho (ventrículo derecho) puede agrandarse. Por ende, tiene que bombear con más fuerza de la normal para enviar sangre a los pulmones.

En un cierre transcatéter de la CIA se usa un tubo largo y flexible (catéter) y un dispositivo pequeño para cerrar esta abertura. Un cardiólogo intervencionista inserta el catéter a través de un vaso sanguíneo de la ingle. En el interior del catéter hay un dispositivo pequeño plegado como un paraguas. El cardiólogo mueve el catéter hasta llegar al tabique del corazón. El dispositivo pequeño sale del tubo y conecta la abertura en el tabique auricular. Luego, el cardiólogo retira el catéter del cuerpo. Con el tiempo, el tejido crece sobre el dispositivo y lo mantiene aún con más firmeza en su lugar. No será necesario que a su hijo le hagan un corte (incisión) en la pared torácica para este procedimiento.

¿Por qué mi hijo podría necesitar un cierre transcatéter de la CIA?

Al nacer, todos los niños tienen una pequeña abertura normal entre las aurículas izquierda y derecha. Este orificio con frecuencia se cierra o se vuelve muy pequeño poco después del nacimiento. Sin embargo, en algunos niños, permanece abierto. En la mayoría de los casos, los proveedores de atención médica no saben por qué ocurre esto.

Muchos niños que tienen una CIA no necesitan un cierre de esta abertura. Los orificios muy pequeños no permiten que pase demasiada sangre entre las aurículas. En estos casos, el corazón y los pulmones no deben trabajar mucho más de lo normal. Estos orificios pequeños no causan ningún síntoma y no es necesario repararlos. A veces, estos orificios pequeños se cierran por sí solos. Quizás un proveedor de atención médica decida esperar para ver si eso sucede antes de planificar hacer un cierre, especialmente en niños muy pequeños.

Si su hijo tiene una CIA más grande, es posible que necesite someterse a algún tipo de procedimiento. Los niños con una CIA más grande pueden tener síntomas como falta de aire. Con el tiempo, una CIA grande puede causar presión alta en los vasos de los pulmones. Esto, a su vez, puede provocar bajos niveles de oxígeno en el cuerpo. Los proveedores de atención médica suelen recomendar una reparación para los niños que tienen una CIA grande, incluso si todavía no tienen síntomas. También puede prevenir un daño a largo plazo (permanente) en los pulmones. La cirugía es más común en los niños. Pero a veces los adultos necesitan este tipo de cierre si su CIA no se detectó durante la infancia.

El cierre transcatéter de una CIA es menos invasivo que el cierre quirúrgico. Además, requiere menos tiempo de recuperación. Cuando es una posibilidad, los proveedores de atención médica suelen elegir el cierre transcatéter en lugar de una cirugía. El cierre transcatéter solo es posible para determinados tipos de CIA. Estas incluyen las CIA presentes en la parte central del tabique auricular (CIA de tipo secundum). Las comunicaciones interauriculares en otras partes del corazón requieren un cierre quirúrgico. Muchos tipos de CIA muy grandes también podrían requerir un cierre quirúrgico. El cierre transcatéter tampoco podría ser una opción si un niño tiene otras anomalías cardíacas que requieren una reparación al mismo tiempo.

¿Cuáles son los riesgos del cierre transcatéter de una CIA para un niño?

Todos los procedimientos conllevan ciertos riesgos. Los siguientes son algunos de los riesgos:

  • Ritmos cardíacos anormales

  • Dispositivo que se suelta y se mueve por el corazón o los vasos (embolización)

  • Acumulación de líquido alrededor del corazón

  • Infección

  • Hemorragias excesivas

  • Una perforación en el corazón (poco frecuente)

  • Desgarro en el vaso sanguíneo de la ingle en donde el catéter está colocado

  • Reducción temporal del flujo sanguíneo al corazón

  • Acumulación de sangre (hematoma) en la ingle

También es posible que el procedimiento no repare con éxito la CIA. Pregúntele al proveedor de atención médica de su hijo sobre los factores de riesgo específicos para su hijo.

¿Cómo puedo ayudar a mi hijo a prepararse para un cierre transcatéter de la CIA?

Pregúntele al proveedor de atención médica de su hijo cómo preparar a su hijo para un cierre transcatéter de la CIA. Siga las instrucciones que le den a su hijo respecto de no ingerir alimentos ni bebidas antes del procedimiento. Puede que también deba dejar de tomar medicamentos de antemano.

Quizás su hijo necesite hacerse algunas pruebas adicionales antes del procedimiento. Estas pueden incluir las siguientes:

  • Radiografía de tórax. Esta prueba permite ver las estructuras del tórax y sus alrededores.

  • Electrocardiograma. Permite ver el ritmo cardíaco.

  • Análisis de sangre. Se realizan para revisar el estado general de salud.

  • Ecocardiografía. Se hace para ver el corazón y el flujo de sangre que lo recorre.

¿Qué sucede durante un cierre transcatéter de la CIA en un niño?

Hable con el proveedor de atención médica de su hijo sobre lo que puede esperar durante el procedimiento. En general:

  • Antes de que comience la cirugía, su hijo recibirá anestesia general. Esto hará que permanezca dormido profundamente y sin dolor durante todo el procedimiento. No lo recordará después.

  • El procedimiento completo durará algunas horas.

  • El proveedor de atención médica insertará un tubo delgado y flexible (catéter) en una arteria de la ingle. Este tubo tendrá un pequeño dispositivo en el interior.

  • A continuación, pasará el catéter a través del vaso sanguíneo hasta llegar al tabique auricular. Puede que se usen imágenes de radiografía continuas y una ecocardiografía para ver exactamente dónde se encuentra el tubo.

  • En algunos casos, el proveedor puede usar una ecocardiografía transesofágica. Para esto, se introduce una sonda de ultrasonido en la garganta del niño.

  • El proveedor hará salir el dispositivo pequeño del tubo y lo conectará por la abertura en el tabique auricular. A continuación, el dispositivo se sujetará en esa posición.

  • Se le quitará el tubo a través del vaso sanguíneo.

  • Finalmente, el proveedor de atención médica cerrará y vendará el lugar en donde se insertó el tubo.

¿Qué sucede después de un cierre transcatéter de la CIA en un niño?

Consulte con el proveedor de atención médica de su hijo qué sucederá después de un cierre transcatéter de la CIA. En general, puede esperar lo siguiente:

  • Su hijo pasará algunas horas en una sala de recuperación.

  • Le controlarán atentamente los signos vitales. Esto incluye la frecuencia cardíaca, la presión arterial y la respiración.

  • Puede que su hijo necesite quedarse acostado, sin flexionar las piernas, por algunas horas después del procedimiento. Esto lo ayudará a evitar el sangrado.

  • El proveedor de atención médica de su hijo podría recetarle medicamentos que impidan la coagulación de la sangre de su hijo (anticoagulantes).

  • Si es necesario, al niño le administrarán analgésicos.

  • Es posible que su hijo necesite pruebas de seguimiento, como un electrocardiograma o una ecocardiografía.

  • Probablemente, su hijo deberá quedarse en el hospital al menos 1 día.

En casa después del procedimiento:

  • Pregunte qué medicamentos necesita tomar su hijo. Puede que su hijo necesite tomar antibióticos o medicamentos durante un breve período para prevenir la formación de coágulos de sangre. Administre los analgésicos según sea necesario.

  • No permita que su hijo haga actividades extenuantes. Anímelo a descansar.

  • Se le quitarán los puntos en una cita posterior. Asista a todas las visitas de control.

  • Llame al proveedor de atención médica si el niño tiene mayor inflamación, más sangrado o supuración, fiebre o síntomas graves. Un poco de supuración de la herida es normal.

  • Siga todas las instrucciones del proveedor de atención médica de su hijo en cuanto a medicamentos, ejercicio, dieta y cuidado de la herida.

Durante un tiempo corto después del procedimiento, su hijo necesitará que un cardiólogo le realice un seguimiento regular. Después, su hijo deberá ver a un cardiólogo solo de vez en cuando. Durante un tiempo después del procedimiento, es posible que su hijo también necesite antibióticos antes de ciertos procedimientos médicos y dentales. Esto ayudará a prevenir una infección de las válvulas del corazón.

Próximos pasos

Asegúrese de saber lo siguiente antes de aceptar que su hijo se someta al procedimiento:

  • El nombre de la prueba o del procedimiento

  • Los motivos por los que se realiza la prueba o el procedimiento

  • Los resultados que puede esperar y qué significan

  • Los riesgos y los beneficios de la prueba o del procedimiento

  • Cuándo y dónde le realizarán la prueba o el procedimiento a su hijo

  • Quién realizará el procedimiento y cuáles son sus conocimientos o experiencia

  • Qué sucedería si no le hacen la prueba o el procedimiento al niño

  • Las pruebas o los procedimientos alternativos disponibles

  • Cuándo y cómo obtendrá los resultados

  • A quién llamar luego de la prueba o del procedimiento en caso de tener preguntas o si su hijo tiene problemas

  • Cuánto deberá pagar por la prueba o el procedimiento

Revisor médico: Amy Finke RN BSN
Revisor médico: Scott Aydin MD
Revisor médico: Stacey Wojcik MBA BSN RN
Última revisión: 9/1/2021
© 2000-2022 The StayWell Company, LLC. All rights reserved. This information is not intended as a substitute for professional medical care. Always follow your healthcare professional's instructions.