A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z
Pulse una letra para ver la lista de procedimientos que comienzan con esa letra.
Pulse 'Al inicio' para volver al inicio de esta sección.

Cirugía de comunicación interventricular en los niños

¿Qué es la cirugía de comunicación interventricular en los niños?

La cirugía de comunicación interventricular (VSD, por su sigla en inglés) es un tipo de cirugía del corazón. Se hace para reparar un orifico entre el ventrículo izquierdo y el derecho.

El corazón tiene cuatro cavidades: dos superiores (aurículas) y dos inferiores (ventrículos). La sangre con alto contenido de oxígeno circula de la aurícula izquierda hacia el ventrículo izquierdo y hacia el resto del cuerpo. Así, los órganos vitales usan el oxígeno. La sangre con menos oxígeno circula de la aurícula derecha al ventrículo derecho y hacia los pulmones. Allí, la sangre toma más oxígeno. Normalmente, hay una pared (tabique) entre la aurícula izquierda y la derecha, y entre el ventrículo izquierdo y el derecho. Los niños con VSD tienen un orificio en la pared que está entre los ventrículos izquierdo y derecho. El orificio permite que la sangre circule de manera anormal desde el ventrículo izquierdo hasta el ventrículo derecho. En consecuencia, es posible que llegue demasiada sangre a los pulmones.

Durante la cirugía, el cirujano hace un corte en la parte delantera del pecho y divide el esternón para llegar al corazón. Se usa una máquina de circulación extracorpórea para bombear sangre y para reemplazar a los pulmones durante la cirugía. Luego, el cirujano hace un parche en el orificio entre los ventrículos. Con el tiempo, las propias células del niño crecen sobre el parche. Y así se fija aún más en su posición.

¿Por qué mi hijo podría necesitar una cirugía de comunicación interventricular?

El objetivo de esta cirugía es aliviar los síntomas que causa la VSD y prevenir síntomas futuros. Nadie sabe qué causa la mayoría de los casos de este defecto del corazón tan habitual.

No todas las personas con VSD necesitan que se repare el orificio. Los orificios muy pequeños en el tabique ventricular no permiten que pase demasiada sangre entre los ventrículos. En estos casos, el corazón y los pulmones no deben esforzarse más de lo normal. Entonces, no es necesario hacer reparaciones. Estos orificios pequeños no causan ningún síntoma. A veces, se cierran por sí solos de manera natural. Quizás el proveedor de atención médica del niño decida esperar para ver si eso sucede antes de planificar hacer la reparación, en especial en niños muy pequeños.

Si su hijo tiene una VSD más grande, es posible que necesite algún tipo de reparación. Los bebés y los niños con una VSD más grande suelen presentar síntomas, como una respiración más rápida y con más dificultad de lo normal. También es posible que no aumenten de peso con normalidad. Con el tiempo, una VSD grande que no se soluciona puede causar presión más alta (elevada) en los vasos sanguíneos de los pulmones. Tener una presión más alta puede provocar niveles bajos de oxígeno en el cuerpo.

Los proveedores de atención médica suelen recomendar algún tipo de reparación en los niños que tienen una VSD grande, incluso si todavía no presentan síntomas. Así, se puede prevenir un daño a largo plazo en los pulmones. Los proveedores de atención médica suelen hacer la cirugía en bebés o en niños. A veces, los adultos también necesitan este tipo de reparación si no se detectó la VSD en la infancia.

La cirugía sigue siendo el tratamiento estándar. Pero, en algunos niños, un procedimiento mínimamente invasivo mediante cateterismo cardíaco puede ser una opción para reparar la VSD. En este método, se usa una sonda larga y flexible (catéter) que se introduce a través de un vaso sanguíneo en la ingle, en lugar de hacer una cirugía a corazón abierto. Se trata de un método más novedoso que puede tener más complicaciones. Pero, también, el tiempo de recuperación puede ser más rápido que el de la cirugía. Pregúntele al proveedor de atención médica de su hijo acerca de las ventajas y las desventajas de la cirugía y de otros procedimientos posibles.

¿Cuáles son los riesgos de una cirugía de comunicación interventricular en los niños?

La mayoría de los niños se recuperan bien con la cirugía de VSD. Pero, a veces, hay complicaciones. Los factores de riesgo particulares varían según la edad, el tamaño del defecto y otros problemas de salud que tenga. Los siguientes son los riesgos posibles:

  • Sangrado excesivo

  • Infección

  • Coágulo de sangre, que puede producir un ataque cerebral u otros problemas

  • Ritmo cardíaco anormal, que puede causar la muerte en casos poco frecuentes

  • Bloqueo cardíaco, que puede requerir un marcapasos

  • Complicaciones de la anestesia

También es posible tener complicaciones posteriores. Pero son muy poco frecuentes. Entre ellas, se incluyen problemas con las válvulas del corazón. En muy raras ocasiones, se afloja el parche que se hace para arreglar el defecto. En ese caso, es necesario hacer otra cirugía. Pregúntele al proveedor de atención médica de su hijo sobre los factores de riesgo específicos para su hijo.

¿Cómo ayudo a mi hijo a prepararse para una cirugía de comunicación interventricular?

Hable con el proveedor de atención médica de su hijo acerca de cómo preparar al niño para la reparación de la VSD. Haga que su hijo siga todas las instrucciones que le den sobre no comer ni beber antes de la cirugía. Puede que también deba dejar de tomar medicamentos de antemano.

Es posible que el proveedor de atención médica le haga pruebas adicionales antes de la cirugía. Por ejemplo:

  • Radiografía de tórax

  • Electrocardiograma para analizar el ritmo cardíaco

  • Análisis de sangre para evaluar el estado de salud general

  • Ecocardiograma para ver la anatomía del corazón y la circulación de la sangre a través de este

  • Cateterismo cardíaco para medir la presión en el interior del corazón y de los pulmones.

¿Qué ocurre durante una cirugía de comunicación interventricular en los niños?

Hable con el proveedor de atención médica de su hijo sobre qué esperar durante la cirugía. En general:

  • Le administrarán anestesia al niño antes de que comience la cirugía. Esto suele hacerse por vía intravenosa. Su hijo dormirá profundamente y no sentirá dolor durante la cirugía. No recordará nada después.

  • La reparación durará algunas horas.

  • El cirujano hace un corte (incisión) en el medio del pecho, hacia abajo. Para llegar hasta el corazón, se separa el esternón.

  • Su hijo estará conectado a una máquina de circulación extracorpórea. Esta máquina cumplirá el papel del corazón y de los pulmones del niño durante el procedimiento.

  • El cirujano suele llegar a la pared entre el tabique a través de una de las válvulas del corazón. Cierra el orificio del ventrículo con un material de parche tejido firmemente.

  • Una vez que terminado el procedimiento, se desconecta la máquina de circulación extracorpórea.

  • Se vuelve a unir el esternón del niño con alambres quirúrgicos.

  • El cirujano cerrará los músculos y la piel. Y le colocará un vendaje.

¿Qué ocurre después de una cirugía de comunicación interventricular en los niños?

Consulte con el proveedor de atención médica de su hijo qué sucederá después de la cirugía de VSD. En la mayoría de los casos, la cirugía cura la VSD de forma permanente. Y no hay restricciones en las actividades. En general, puede esperar lo siguiente después del procedimiento en el hospital:

  • Su hijo pasará algunas horas en una sala de recuperación. O el equipo de cirugía puede llevarlo directamente a la unidad de cuidados intensivos (UCI).

  • El personal de atención médica observará con atención la frecuencia cardíaca, la presión arterial, los niveles de oxígeno y la respiración del niño.

  • Si es necesario, al niño le administrarán analgésicos.

  • El proveedor de atención médica de su hijo puede indicarle pruebas de seguimiento, como un electrocardiograma o un ecocardiograma.

  • Hacia el segundo día, se espera que el niño se levante y se mueva todo lo que pueda.

  • Es probable que su hijo pueda irse a casa unos días después de la cirugía.

En casa después del procedimiento:

  • Pregunte qué medicamentos debe tomar su hijo. Es posible que deba tomar ciertos medicamentos durante un período breve después de la cirugía. Dele analgésicos según sea necesario.

  • La mayoría de los niños pueden retomar sus actividades habituales al llegar a casa. Sin embargo, puede que se cansen con más facilidad por un tiempo. No deben hacer actividades que puedan generar golpes en el pecho.

  • Es posible que le quiten las suturas en la cita de seguimiento. Asista a todas las citas de seguimiento.

  • Llame al proveedor de atención médica si su hijo tiene mayor hinchazón, más sangrado o supuración, fiebre o síntomas graves. Un poco de supuración de la zona de la cirugía es normal.

  • Siga todas las instrucciones del proveedor de atención médica de su hijo en cuanto a medicamentos, ejercicio, dieta y cuidado de la herida.

  • Durante un tiempo después del procedimiento, es posible que su hijo también necesite antibióticos antes de determinados procedimientos médicos y dentales. Estos medicamentos pueden prevenir una infección de las válvulas del corazón.

Durante un tiempo corto después del procedimiento, su hijo necesitará hacerse chequeos periódicos con un cardiólogo. Después, su hijo deberá ver a un cardiólogo solo de vez en cuando. Después de recuperarse de la cirugía, la mayoría de los niños pueden llevar una vida normal sin ninguna restricción de actividad.

Próximos pasos

Asegúrese de saber lo siguiente antes de aceptar que su hijo se someta al procedimiento:

  • El nombre de la prueba o del procedimiento

  • Los motivos por los que se realiza la prueba o el procedimiento

  • Los resultados que puede esperar y qué significan

  • Los riesgos y los beneficios de la prueba o del procedimiento

  • Cuándo y dónde le realizarán la prueba o el procedimiento a su hijo

  • Quién realizará el procedimiento y cuáles son sus conocimientos o experiencia

  • Qué sucedería si no le hacen la prueba o el procedimiento al niño

  • Las pruebas o los procedimientos alternativos disponibles

  • Cuándo y cómo obtendrá los resultados

  • A quién llamar luego de la prueba o del procedimiento en caso de tener preguntas o si su hijo tiene problemas

  • Cuánto deberá pagar por la prueba o el procedimiento

Revisor médico: Amy Finke RN BSN
Revisor médico: Scott Aydin MD
Revisor médico: Stacey Wojcik MBA BSN RN
Última revisión: 4/1/2022
© 2000-2022 The StayWell Company, LLC. All rights reserved. This information is not intended as a substitute for professional medical care. Always follow your healthcare professional's instructions.