Ácido fólico para tener un bebé sano

¿Qué es el ácido fólico?

El ácido fólico, o folato, es una vitamina B. El término “folato” viene de “folium”, la palabra latina que significa “hoja”. El folato se encuentra naturalmente en los alimentos, en especial en verduras de hojas verde oscuro. El ácido fólico es la forma sintética que viene en multivitamínicos y en alimentos fortificados con ácido fólico. Los investigadores descubrieron la importancia del folato en la prevención de la anemia hace unos 70 años. Pero recién hace pocos años descubrieron la relación entre la deficiencia de folato y determinadas anomalías congénitas (defectos de nacimiento).

¿Por qué es importante el ácido fólico?

La mayoría de las personas conoce la importancia del ácido fólico para las mujeres en edad fértil. ¿Pero por qué es tan importante? Tener suficiente ácido fólico reduce el riesgo de que haya defectos en el tubo neural. Sin embargo, el ácido fólico solo ayuda si se obtiene antes del embarazo y durante el primer trimestre.

¿Qué papel desempeña el ácido fólico en la prevención de anomalías congénitas?

Un período crucial en el desarrollo del feto ocurre durante las primeras semanas del embarazo, por lo general antes de que la mujer se dé cuenta de que está embarazada.

El tubo neural es una de las primeras estructuras que se forman. Al principio, tiene forma plana. Luego se enrolla y forma un tubo apenas 1 mes después de la concepción para luego convertirse en el cerebro y la médula espinal.

Si no hay suficiente ácido fólico, las células de esta estructura no pueden funcionar o crecer correctamente y el tubo no se cierra. Puede afectar a la columna vertebral, el cráneo y el cerebro, y provocar anomalías abiertas o cerradas.

Dos de los tipos de defectos más comunes en el tubo neural son la espina bífida y la anencefalia. La espina bífida es una afección en la cual una parte de la médula espinal y las estructuras que la rodean crecen fuera del cuerpo en vez de hacerlo en su interior. La anencefalia es una afección en la cual el cerebro y los huesos del cráneo no se forman correctamente. En consecuencia, falta la mayor parte del cerebro.

Los investigadores han descubierto que el riesgo de defectos del tubo neural se reduce considerablemente cuando una mujer obtiene ácido fólico adicional además de seguir una dieta saludable a partir de 1 mes antes de la concepción y por 2 a 3 meses después de quedar embarazada.

¿Cuáles son las fuentes de ácido fólico?

Una mujer comiendo una ensalada.

El folato se encuentra naturalmente en muchos alimentos. Algunos son las verduras de hojas verde oscuro, las legumbres (chícharos y frijoles secos) y las frutas (naranjas, bananas, melones y la mayoría de las bayas). Pero por lo general no es suficiente. Para ayudar a las mujeres a obtener la cantidad necesaria, la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) exige que se agregue ácido fólico en los panes, cereales, pastas, arroz y otros granos enriquecidos.

El bebé en desarrollo necesita folato para producir nuevas células saludables, así como ADN y ARN (material genético), los elementos básicos de las células. Además, el folato es fundamental para la formación de glóbulos rojos normales y de ciertos aminoácidos. Son funciones importantes durante el embarazo y la infancia. Es el período en el cual las células de dividen y crecen rápidamente.

¿Cuánto ácido fólico se recomienda a las mujeres en edad fértil?

Las mujeres que pueden quedar embarazadas deben tomar un suplemento de 400 mcg de ácido fólico. Para reducir el riesgo, tome un suplemento de ácido fólico además de comer alimentos que contengan folato natural en abundancia y alimentos fortificados con ácido fólico. Algunas mujeres necesitan ácido fólico adicional. Por eso es importante que hable con su proveedor de atención médica sobre la cantidad adecuada para usted.

Revisor médico: Daniel N Sacks MD
Revisor médico: Donna Freeborn PhD CNM FNP
Revisor médico: Heather Trevino
Última revisión: 10/1/2020
© 2000-2022 The StayWell Company, LLC. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.