Cómo acostar a su bebé para dormir

Mujer que acuesta al bebé para que duerma boca arriba.
Always lay your baby on his or her back to sleep.

Su bebé recién nacido está creciendo con rapidez, lo que consume una gran cantidad de energía. Como consecuencia de ello, es posible que el bebé duerma un total de 18 horas al día. Es probable que su recién nacido no duerma por largos períodos, pero no existe ninguna regla que determine cuándo duerme un bebé o por cuánto tiempo. Estos consejos pueden ser útiles para que su bebé esté seguro cuando se duerma.

¿Dónde debe dormir su bebé?

El sitio donde duerma su bebé dependerá de lo que le convenga a usted y al resto de su familia. Tenga en cuenta las siguientes ideas para tomar su decisión:

  • Dado su pequeño tamaño, los recién nacidos podrían sentirse más seguros en un moisés que en una cuna.

  • Use siempre una superficie firme para que duerma su bebé. Asegúrese de que cumpla los estándares de seguridad. No utilice una silla de seguridad para automóvil, un columpio ni un lugar parecido para poner a dormir a su bebé.

  • La American Academy of Pediatrics (Academia Estadounidense de Pediatría) recomienda que los bebés duerman en la misma habitación que sus padres. Deben estar cerca de la cama de los padres, pero en una cuna aparte para bebés. Esta recomendación es ideal para el primer año del bebé, pero debe hacerse por lo menos durante los primeros 6 meses de vida.

Cómo ayudar a su bebé a dormir seguro

Estas recomendaciones son para un bebé sano de hasta un año de edad. Proteja a su bebé con estos consejos de seguridad para el uso de cunas:

  • Siempre acueste a su bebé boca arriba para dormir. Haga esto en las siestas durante el día y también por la noche. Algunos estudios han demostrado que esta es la mejor manera de reducir el riesgo de muerte súbita del lactante y de otras causas de muerte infantil relacionadas. Solo póngalo boca abajo cuando su bebé esté despierto y haya alguien vigilándolo. Poner al bebé boca abajo siguiendo estas condiciones lo ayudan a formar músculos fuertes en el estómago y el cuello. También ayuda a prevenir el aplanamiento de la cabeza.

  • No ponga a un lactante a dormir boca abajo.

  • Asegúrese de que nada le cubra la cabeza.

  • Nunca acueste al bebé en una cama para adultos, un sillón, un sofá, edredones de plumas, mantas, almohadas, almohadones, colchas, camas de agua, piel de cordero u otras superficies blandas. Hacerlo puede aumentar el riesgo de asfixia en el recién nacido.

  • Asegúrese de que en la cuna del bebé no haya juguetes blandos ni piezas de ropa de cama sueltas. No use cobijas, almohadas, mantas ni protectores acolchados para cuna. Estos pueden aumentar el riesgo de asfixia en el recién nacido.

  • Asegúrese de que el bebé no aumente demasiado de temperatura cuando esté durmiendo. Mantenga la habitación a una temperatura confortable para usted y para su bebé. Póngale ropa liviana. En vez de usar mantas, póngalo en un mameluco o manta de vestir para mantenerlo abrigado.

  • Arregle las barras sueltas de la cuna o instale las que faltan antes de usarla.

  • Asegúrese de que el espacio entre las barras de la cuna no supere las 2-3/8 pulgadas. Esto impedirá que la cabeza del bebé quede atrapada entre las barras.

  • Asegúrese de que la cuna no tenga postes elevados en las esquinas, bordes afilados ni áreas recortadas en la cabecera.

  • Ofrézcale un chupón (que no esté adherido a un cordón ni a una pinza) a la hora de la siesta y al ponerlo a dormir. No le ofrezca un chupón hasta que la lactancia esté bien establecida. La lactancia y los chequeos regulares ayudan a disminuir el riesgo de muerte súbita del lactante.

  • No use productos que anuncian que disminuyen el riesgo de muerte súbita. Entre estos, se incluyen almohadas en forma de cuña, posicionadores, colchones especiales, superficies especiales para dormir o productos similares.

  • Siempre coloque la cuna, el moisés o el corralito para jugar en áreas sin peligros. Asegúrese de que no haya cordones, cables ni cortinas que cuelguen. Esto se hace para reducir el riesgo de estrangulamiento.

  • No fume ni permita que nadie fume cerca del recién nacido.

Consejos para ayudar a que el bebé se duerma

Aunque no se puede programar cuándo dormirá el bebé o por cuánto tiempo, sí es posible ayudarlo a conciliar el sueño. Intente lo siguiente:

  • Asegúrese que su bebé se haya alimentado, haya eructado y haya pasado un tiempo tranquilo en sus brazos antes de acostarlo a dormir.

  • Use una sensación calmante, como mecerlo o que se chupe el dedo o la mano. A la mayoría de los bebés les gusta el movimiento rítmico.

  • Durante el día, hable y juegue con su bebé. Un bebé que está demasiado cansado puede tener más dificultad para dormirse y mantenerse dormido toda la noche.

Revisor médico: Donna Freeborn PhD CNM FNP
Revisor médico: Heather Trevino
Revisor médico: Liora C Adler MD
Última revisión: 11/1/2019
© 2000-2020 The StayWell Company, LLC. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.