¿Qué es el síndrome visual informático?

El síndrome visual informático (SVI) es un grupo de problemas de la visión. Estos pueden incluir comezón y lagrimeo, y ojos secos y rojos. Es posible que le ocasione cansancio visual. Tal vez no pueda enfocar bien. Estos problemas son consecuencia de pasar muchas horas frente a la computadora. El uso de libros electrónicos y teléfonos inteligentes también puede causar estos problemas. El SVI es muy frecuente. Tanto los niños como los adultos pueden tener síntomas de esta afección.

¿Qué causa el síndrome visual informático?

Leer texto en una pantalla es más difícil para los ojos que leer un texto impreso. Esta es la razón por la que trabajar con una computadora puede causar problemas de la visión, mientras que leer un libro probablemente no los cause. Las personas también tienden a pestañear menos cuando usan una computadora que cuando leen texto impreso. Esto puede provocar resecamiento de los ojos, lo que también puede contribuir a la aparición del síndrome visual informático.

Muchos factores pueden derivar en el síndrome visual informático, por ejemplo:

  • Pasar varias horas al día frente a la computadora

  • Problemas de la visión (incluso leves) no corregidos con lentes

  • Usar anteojos que no sean adecuados para mirar su monitor

  • Mala postura mientras se usa la computadora

  • Mala iluminación

  • Los destellos (brillo) que produce la pantalla de la computadora

  • Sentarse muy cerca de la pantalla

  • Ubicar la pantalla en un ángulo equivocado

  • No tomar descansos mientras trabaja

  • Usar un monitor antiguo en vez uno de pantalla plana

Ojos secos y SVI

Los ojos secos son una afección por la cual la persona no produce una cantidad suficiente de lágrimas para humedecerlos. Si usted tiene ojos secos, esto puede aumentar las probabilidades de tener este síndrome o de empeorarlo. Los ojos secos son más frecuentes en las mujeres y con el paso de los años. Algunos medicamentos y problemas de salud aumentan la probabilidad de tener los ojos secos. Por ejemplo, usar antihistamínicos puede causar ojos secos. La enfermedad tiroidea y algunas enfermedades autoinmunitarias también pueden provocarlos.

Síntomas del síndrome visual informático

Esta afección puede causar síntomas tales como:

  • Fatiga visual (ojos cansados)

  • Incomodidad visual

  • Ojos secos

  • Enrojecimiento de los ojos

  • Ojos llorosos

  • Comezón en los ojos

  • Visión borrosa

  • Visión doble

  • Dolores de cabeza

La mayoría de estos síntomas duran un tiempo corto, y se alivian o desaparecen cuando usted deja de usar la computadora. En algunos casos, los síntomas pueden durar un tiempo más prolongado después de usar una computadora.

Los síntomas pueden ser de leves a graves. Esto depende del tiempo que usted use la computadora y de otros problemas visuales que pueda tener. Los síntomas pueden empeorar si no recibe tratamiento.

El uso de la computadora también puede traer dolor de cuello y de hombros. Generalmente esto se debe a que usted tiene una mala postura mientras usa la computadora. Algunos proveedores de atención médica también consideran que estos son síntomas del síndrome visual informático.

Diagnóstico del síndrome visual informático

Proveedor de atención médica examinando los ojos de un hombre.

A esta afección la diagnostica un proveedor de atención médica especializado en los ojos. El profesional le hará preguntas sobre sus síntomas y su historia clínica. Le hará un examen de ojos. Es posible que le hagan pruebas para comprobar la agudeza de su visión y qué tan bien enfocan y coordinan sus ojos. Es posible que usen gotas para los ojos para dilatar sus iris. Esto ayuda a que el médico observe el interior de su ojo. Es posible que use una herramienta llamada oftalmoscopio para observar la parte de atrás de su ojo. También es posible que le hagan análisis de sangre. Son para detectar problemas de salud que pueden causar ojos secos y derivar en el síndrome visual informático.

Revisor médico: Bogus, William J., OD, FAAO
Revisor médico: Haupert, Christopher L., MD
Última revisión: 3/1/2018
© 2000-2021 The StayWell Company, LLC. All rights reserved. This information is not intended as a substitute for professional medical care. Always follow your healthcare professional's instructions.