Tratamiento de los quistes de ovario

Un quiste ovárico es un saco lleno de líquido que se forma en un ovario o dentro de él. Los ovarios son un par de órganos pequeños de forma ovalada que se encuentran en la parte inferior del abdomen de una mujer. Alrededor de una vez por mes, uno de los ovarios libera un óvulo. Los ovarios también producen las hormonas de estrógeno y progesterona. Estas hormonas intervienen en el embarazo, el ciclo menstrual y el crecimiento de las mamas.

Los quistes ováricos son muy comunes en mujeres de todas las edades. Pero no son normales en las mujeres que alcanzaron la menopausia. Las jóvenes también pueden tenerlos, pero son menos comunes en ellas. Existen distintos tipos de quistes de ovario. Pueden presentarse por muchas razones y es posible que necesiten distintos tratamientos. Un quiste puede variar de tamaño entre 1/2 pulgada (1.3 cm) y más de 4 pulgadas (10 cm).

Tipos de tratamiento

El tratamiento para un quiste de ovario dependerá del tipo de quiste, de la edad de la mujer y de su salud general. La mayoría de las mujeres no necesita tratamiento. Le recomendarán estar atenta a sus síntomas a lo largo del tiempo. Un quiste ovárico generalmente desaparecerá sin tratamiento en algunas semanas o meses.

En algunos casos, es posible que necesite otras ecografías de control. Sirven para verificar si el quiste haya desaparecido o que no esté creciendo. Puede que no necesite ningún otro tratamiento.

Si la ecografía o las pruebas de sangre muestran signos de cáncer, su proveedor de atención médica puede aconsejarle realizar una cirugía. Se trata de una cirugía para quitar una parte o la totalidad de su ovario. También podría recomendarle una cirugía en los siguientes casos:

  • El quiste causa dolor o presión continua.

  • El quiste parece estar creciendo.

  • Tiene un quiste muy grande.

  • Tiene endometriosis y desea que le quiten el quiste para ayudar con la fertilidad.

¿Se puede prevenir el quiste de ovario?

Si tiene problemas hormonales, es posible que su proveedor de atención médica le recomiende tomar pastillas anticonceptivas. Estas pastillas pueden ayudar a prevenir quistes de ovario. Tomar antibióticos por una infección pélvica también puede prevenir los quistes.

Posibles complicaciones de un quiste de ovario

A veces, un quiste ovárico puede abrirse (rotura). Es posible que esto no cause ningún síntoma. O tal vez cause un dolor repentino y agudo en la parte baja del abdomen. La rotura de un quiste puede causar mucha pérdida de sangre y de líquido. Esta situación puede provocar una baja de la presión arterial. En algunos casos, es posible que se necesite una cirugía.

Aunque es muy poco frecuente, un quiste ovárico también puede retorcer el ovario o incluso la trompa de Falopio que puede bloquear el suministro normal de sangre al ovario. Esto puede provocar dolor repentino y requerir una cirugía de emergencia.

Cuándo llamar al proveedor de atención médica

Llame de inmediato a su proveedor de atención médica si tiene alguno de los siguientes síntomas:

  • Dolor repentino de abdomen

  • Fiebre

  • Náuseas y vómitos

  • Sensación de aturdimiento, falta de aliento o mucho cansancio (agotamiento físico)

  • Otros síntomas graves

Revisor médico: Daniel N Sacks MD
Revisor médico: Donna Freeborn PhD CNM FNP
Revisor médico: Heather Trevino
Última revisión: 6/1/2020
© 2000-2021 The StayWell Company, LLC. All rights reserved. This information is not intended as a substitute for professional medical care. Always follow your healthcare professional's instructions.