Alimentación de un niño con fibrosis quística

¿Cuántas calorías necesita mi hijo?

Por lo general, los niños con fibrosis quística tienen un aumento de peso deficiente, incluso si obtienen las calorías suficientes. Las infecciones, los problemas para respirar y la incapacidad del cuerpo para absorber determinados nutrientes (malabsorción) pueden provocar la necesidad de ingerir calorías adicionales. Los niños con fibrosis quística deben seguir una dieta con alto contenido de calorías. Las calorías adicionales permiten que la mayoría de los niños con fibrosis quística crezcan y se desarrollen con normalidad.

Los niños con fibrosis quística deben comer 3 comidas y 2 o 3 refrigerios por día para satisfacer sus necesidades calóricas. Agregar grasa adicional a las comidas y a los refrigerios puede ayudar a satisfacer estas necesidades. Con frecuencia se necesitan enzimas pancreáticas para ayudar a digerir estos alimentos. A menudo se administran en forma de pastillas a la hora de la comida.

¿Cómo se pueden agregar las calorías adicionales?

Puede agregar calorías adicionales a las comidas y refrigerios de su hijo siguiendo estos pasos:

  • Agregue mantequilla, margarina o aceite vegetal a lo siguiente:

    • Panes, tostadas, galletas saladas o sándwiches

    • Papas, cereales calientes, arroz, fideos, sopas o guisos

  • Agregue crema agria a lo siguiente:

    • Papas, arroz, pastas o verduras

    • A verduras o papas fritas, para untarlas

  • Agregue mayonesa a lo siguiente:

    • Sándwiches o galletas saladas

    • Aderezos para ensaladas o salsas

    • Carne de res, pescado, huevos o ensaladas de verduras

  • Agregue queso crema a lo siguiente:

    • Rodajas de fruta, verduras crudas, pan, tostadas o galletas saladas

  • Use crema espesa en lo siguiente:

    • Sopas, salsas, rebozados, natillas, pudines, batidos, puré de papas o cereales cocidos

  • Use crema batida en lo siguiente:

    • Panqueques, waffles, frutas, helado, pudines, chocolate caliente u otros postres

    • Mézclela en sopas crema, cereales calientes, puré de papas, pudines y natillas

  • Agregue azúcar morena, jarabe de arce o jarabe a lo siguiente:

    • Cereales calientes, cereales fríos, frutas, helados o pudines

    • Carnes de res o verduras, a modo de cobertura

  • Agregue leche en polvo a lo siguiente:

    • Cereales, papas, sopas crema, huevos, pudines, salsas de carne y guisos

    • Para hacer una superleche, agregue de 2 a 4 cucharadas de leche en polvo a 1 taza de leche entera.

  • Agregue queso a lo siguiente:

    • Sándwiches, hamburguesas, tostadas, galletas saladas, huevos, papas, fideos y refrigerios

  • Agregue mantequilla de cacahuate (maní) a lo siguiente:

    • Sándwiches, galletas saladas, tostadas, rodajas de frutas, verduras, helados o batidos

  • Use bebidas con contenido calórico alto, como estas:

    • Batidos caseros o suplementos nutricionales líquidos comerciales

¿Mi hijo necesita vitaminas adicionales?

Las vitaminas son importantes para el crecimiento y el desarrollo adecuados. Las vitaminas A, D, E y K se conocen como vitaminas liposolubles. Muchos niños con fibrosis quística no obtienen una cantidad suficiente de estas vitaminas de los alimentos que consumen. Esto es porque tienen problemas para digerir y absorber grasas. Cuando esto sucede, el niño puede necesitar vitaminas adicionales. El proveedor de atención médica de su hijo puede recomendarle el tipo y la cantidad de vitaminas que debe darle. Hay vitaminas que se hacen específicamente para los niños que tienen fibrosis quística. Pida más información al proveedor de atención médica de su hijo.

Su hijo necesitará hierro y calcio adicionales durante la pubertad y cuando sus huesos estén creciendo. El zinc también es importante para el crecimiento del niño, así como para su capacidad de cicatrización de heridas. Además, facilita el funcionamiento adecuado del sistema inmunitario. Hable de los planes de suplementos nutricionales y vitamínicos de su hijo con el proveedor de atención médica y con un nutricionista especializado en fibrosis quística.

¿Mi hijo necesita sal adicional?

Los niños con fibrosis quística necesitan consumir sal adicional. Esto se debe a que pierden más sal en el sudor que otros niños. Use el salero para agregar más sal en las comidas e incluya alimentos y refrigerios salados. Algunos ejemplos son papas fritas, pretzels, comidas rápidas, papas fritas, encurtidos, nueces y fiambres. El consumo adicional de sal es importante en los climas calurosos, cuando los niños juegan afuera y sudan.

¿Qué sucede si mi hijo no aumenta de peso?

Algunos niños con fibrosis quística no crecen ni aumentan de peso incluso si siguen una dieta con alto contenido de calorías. Esto puede suceder si el niño tiene poco apetito, tiene infecciones frecuentes o si tiene malabsorción. Avise al proveedor si alimentar al niño con mantequilla, crema agria, queso crema u otros alimentos grasos le produce síntomas de malabsorción (consulte debajo).

Síntomas de la malabsorción:

  • Distensión (hinchazón) abdominal

  • Expulsión de gases (flatulencia)

  • Heces malolientes

  • Dolor abdominal

  • Diarrea líquida

Si su hijo no puede comer lo suficiente para crecer y desarrollarse normalmente, es posible que necesite alimentación complementaria oral o por sonda, según se lo indique el proveedor de atención médica. Para una alimentación a corto plazo, es posible que a su hijo le inserten una sonda pequeña a través de la nariz hasta el estómago. Se la conoce como sonda nasogástrica. A través de esta sonda, es posible darle al niño una fórmula o un suplemento ricos en calorías.

Algunos niños con fibrosis quística necesitan suplementos calóricos durante un período prolongado. En este caso, se coloca una sonda de alimentación (gastrostomía o sonda G) a través de la pared del estómago. Consulte con el proveedor de atención médica de su hijo para obtener más información. 

Revisor médico: Daphne Pierce-Smith RN MSN
Revisor médico: David A Kaufman MD
Revisor médico: Raymond Turley Jr PA-C
Última revisión: 5/1/2021
© 2000-2021 The StayWell Company, LLC. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.