Preparativos para cirugías de niños pequeños

¿Qué parte de la cirugía es más estresante para un niño pequeño?

Los niños pequeños pueden beneficiarse con la planificación, la educación y las explicaciones antes de la operación. Deberían empezar uno o dos días antes de la cirugía, ya que si se anticipa demasiado pronto podría causar más ansiedad. Reconocer qué es estresante para el niño mientras está en el hospital puede indicarle cómo prepararlo para la experiencia quirúrgica. Los siguientes son algunos factores estresantes y miedos frecuentes en el hospital:

  • Quedarse solo

  • Tener que quedarse en una cama o en una habitación extrañas

  • Pérdida de las comodidades del hogar, de la familia y de las pertenencias

  • Estar en contacto con personas desconocidas

  • Procedimientos dolorosos

  • Equipos médicos que se ven y suenan aterradores

  • Sensación de impotencia

¿Cómo preparo a mi hijo pequeño para la cirugía?

Estas sugerencias le ayudarán a prepararse:

  • Léale libros acerca de ir al hospital.

  • El juego interactivo con muñecos y con animales de peluche puede hacer que su hijo se sienta más seguro en el entorno hospitalario. El Departamento de Niñez del hospital puede ofrecer este servicio directamente o brindar orientación a los padres cuando preparen a los niños en casa.

  • Dé explicaciones muy simples y tenga cuidado con las palabras que usa. Por ejemplo, diga: "El proveedor de atención médica te arreglará el brazo". No diga: "El proveedor de atención médica te hará un corte en el brazo".

  • Permítale al niño decidir qué objeto de apego desea llevar al hospital. Incluya un libro que le encante y música relajante.

  • Quédese con su hijo durante la hospitalización. Las caricias y su voz lo reconfortarán más que cualquier otra cosa. Comunique a los enfermeros el horario habitual de su hijo, así como lo que le gusta y lo que no.

  • Sea paciente con su hijo. Es normal que los niños pequeños lloren y se muestren inquietos durante estos momentos de estrés. Quizás esté muy apegado y sea difícil de consolar. No es raro que el niño tenga una regresión y muestre arrebatos de ira y rabietas. Dele muchas muestras de cariño y dígale que usted va a estar cerca. En lo posible, intente no dejar el hospital. Si tiene que irse, avísele y dígale que volverá en cuanto pueda.

  • También recuerde que debe cuidar de usted. Simplifique su vida durante este periodo y no tenga miedo de pedir ayuda a familiares y amigos. Mantenerse positivo y en calma puede reducir la ansiedad del niño.

Libros útiles para usted y su hijo

Fred Rogers. 1997. Going to the Hospital. Penguin Young Readers Group.

Deborah Hautzig. 1985. A Visit to the Sesame Street Hospital. Random House Books for Young Readers.

Richard Scarry. 1995. A Big Operation (The Busy World of Richard Scarry). Aladdin Paperback.

Joanna Cole. 1990. The Magic School Bus: Inside the Human Body. Scholastic Incorporated.

Anne Civardi. 2005. Going to the Hospital. Usborne Publishing Ltd.

Margret Rey, H. A. Rey. 2010. Curious George Goes to the Hospital. Houghton Mifflin Harcourt. 

Revisor médico: Liora C Adler MD
Revisor médico: Raymond Turley Jr PA-C
Revisor médico: Tara Novick BSN MSN
Última revisión: 5/1/2022
© 2000-2022 The StayWell Company, LLC. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.