A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z
Pulse una letra para ver la lista de procedimientos que comienzan con esa letra.
Pulse 'Al inicio' para volver al inicio de esta sección.

Cardioversión eléctrica

¿Qué es la cardioversión eléctrica?

La cardioversión es un procedimiento que se realiza para restablecer el ritmo cardíaco normal. El procedimiento se hace cuando el corazón late muy rápido o de manera irregular, lo que se conoce como arritmia. Las arritmias pueden provocar problemas tales como desmayos, ataque cerebral, ataque al corazón e, incluso, muerte cardíaca súbita. Durante la cardioversión eléctrica, se envía una descarga de alto voltaje al corazón para restablecer su ritmo normal. Es diferente de la cardioversión química en la que se utilizan medicamentos para intentar normalizar el ritmo del corazón.

Habitualmente, un grupo especial de células genera la señal eléctrica para dar inicio al latido del corazón. Estas células se encuentran en el nódulo sinoauricular. Este nódulo se ubica en la aurícula derecha, la cavidad superior derecha del corazón. La señal viaja rápidamente por el sistema conductor del corazón hasta los ventrículos, las dos cavidades inferiores del corazón. A medida que se desplaza, la señal activa las partes cercanas del corazón para que se contraigan. Este patrón organizado ayuda a que el corazón se contraiga de un modo coordinado.

Hay una variedad de problemas que pueden alterar esta vía de señalización y producir ritmos cardíacos anormales. El corazón puede latir con mucha rapidez, lo que no le da tiempo a llenarse con la cantidad de sangre suficiente entre un latido y otro. Esto puede impedir que el corazón bombee suficiente sangre al cuerpo. Algunos ritmos cardíacos anormales aumentan el riesgo de sufrir un ataque cerebral, y algunos también incrementan el riesgo de tener ritmos que ponen la vida en peligro y pueden provocar la muerte súbita. La cardioversión interrumpe las señales anormales y permite que el corazón restablezca su ritmo normal.

Aunque la cardioversión suele ser un procedimiento programado, a veces los proveedores de atención médica deben hacerla con urgencia, si los síntomas son fuertes. Probablemente le administrarán medicamentos para dormirlo antes de emitir una descarga. La cardioversión no es lo mismo que la desfibrilación. En ambos procedimientos se usan descargas eléctricas para restablecer el ritmo del corazón, pero, en la cardioversión, la descarga está sincronizada con el latido cardíaco. Normalmente, la desfibrilación se realiza en una situación de emergencia, con el fin de interrumpir los ritmos ineficaces que pueden causar muerte súbita.

¿Por qué podría necesitar una cardioversión eléctrica?

La cardioversión eléctrica puede ayudar a tratar diferentes ritmos cardíacos anormales. Comúnmente se la usa para tratar las arritmias persistentes, como la fibrilación auricular. En las personas que tienen esta afección, las aurículas del corazón tiemblan, en lugar de latir de la forma correcta. Los síntomas de la fibrilación auricular pueden incluir falta de aliento, agotamiento físico y latidos cardíacos muy acelerados. Este cuadro también aumenta el riesgo de sufrir un ataque cerebral.

Si es la primera vez que tiene fibrilación auricular, es probable que su proveedor de atención médica le sugiera que se someta a una cardioversión. También puede indicarle este procedimiento si tiene fibrilación auricular continua, especialmente si le causa síntomas fuertes. La cardioversión eléctrica es más eficaz y se usa con mayor frecuencia que la cardioversión química, y también es más rápida.

Es posible que su proveedor de atención médica no recomiende la cardioversión en su caso si no tiene síntomas a causa de la fibrilación auricular o si los síntomas son muy leves. Puede que tampoco recomiende este procedimiento si usted es una persona mayor, si ha tenido fibrilación auricular por mucho tiempo o si tiene otros problemas médicos importantes. Hay otros tratamientos que pueden ser más adecuados para usted, por ejemplo, el control de la frecuencia cardíaca con medicamentos.

La cardioversión eléctrica también sirve para tratar otros ritmos cardíacos anormales, como el aleteo auricular, que se parece a la fibrilación auricular. Puede usarse para tratar ciertos tipos de taquicardias supraventriculares y de taquicardia ventricular (TV). Estos tipos de ritmos cardíacos pueden acelerar mucho la frecuencia cardíaca e impedir que el corazón bombee la cantidad de sangre suficiente.

Antes de intentar con la cardioversión eléctrica, su proveedor de atención médica puede tratar de restablecer la frecuencia cardíaca de otras formas, lo que podría incluir la maniobra de Valsalva. Se trata de un método en el que usted debe contener la respiración y hacer fuerza con el abdomen. Esto puede ayudar a desacelerar la frecuencia cardíaca. Su proveedor de atención médica puede luego hacer una prueba con medicamentos para normalizar el ritmo. Si estos métodos no resultan eficaces, el siguiente paso suele ser la cardioversión eléctrica. En otros casos, este procedimiento es el primer paso recomendado.

Puede necesitar una cardioversión eléctrica en breve si tiene síntomas intensos a causa del ritmo cardíaco.

¿Cuáles son los riesgos de la cardioversión eléctrica?

Si bien en la mayoría de las personas la cardioversión eléctrica es exitosa, este procedimiento conlleva algunos riesgos. Sus riesgos pueden variar en función de su edad, del tipo de ritmo cardíaco anormal que tenga y de sus otras afecciones médicas. Pregúntele a su proveedor de atención médica cuáles son sus riesgos.

En contadas ocasiones, el procedimiento provoca un ritmo cardíaco más peligroso. Si eso ocurre, le darán medicamentos o una descarga eléctrica más fuerte para detener este ritmo. Otros riesgos son los siguientes:

  • Problemas para respirar si le administraron un medicamento (sedación) para ayudarlo a dormir durante el procedimiento

  • Otros ritmos anormales menos peligrosos

  • Frecuencia cardíaca lenta después del procedimiento

  • Presión arterial baja temporal

  • Daño al corazón (generalmente temporal y sin síntomas)

  • Insuficiencia cardíaca

  • Daño o irritación en la piel

  • Desprendimiento de un coágulo de sangre, lo que puede causar un ataque cerebral u otros problemas

En ciertas situaciones, los proveedores de atención médica reducen este último riesgo mediante la administración de medicamentos para prevenir los coágulos de sangre (anticoagulantes) antes y después del procedimiento.

En algunos casos, puede ocurrir que la cardioversión no logre restablecer el ritmo cardíaco normal. También hay un riesgo de que su ritmo cardíaco vuelva a ser anormal inmediatamente después de la cardioversión. A veces, las personas deben tomar medicamentos para mantener el ritmo cardíaco bajo control antes del procedimiento. Tal vez tengan que tomarlos después del procedimiento y prevenir la reaparición del problema.

¿Cómo me preparo para una cardioversión eléctrica?

Hable con su proveedor de atención médica acerca de lo que debe hacer para prepararse para la cardioversión eléctrica. No coma nada ni beba nada antes del procedimiento según le hayan indicado.

Siga las instrucciones de su proveedor de atención médica sobre qué medicamentos debe tomar antes del procedimiento, incluidos aquellos para prevenir los ritmos anormales. No deje de tomar ningún medicamento, a menos que su proveedor de atención médica así se lo indique. Tal vez le hagan análisis de sangre antes del procedimiento para comprobar que sea seguro realizarlo.

Si corre más riesgo de tener coágulos sanguíneos, su proveedor de atención médica puede indicarle que tome un anticoagulante. Normalmente, este medicamento se toma durante varias semanas antes y después del procedimiento. No todas las personas lo necesitan, pero sí la mayoría. Es probable que tenga que tomar un anticoagulante si el ritmo anormal se prolongó durante más de 48 horas o si usted tuvo un coágulo de sangre en el pasado.

Su proveedor de atención médica puede indicarle una prueba llamada ecocardiografía transesofágica antes del procedimiento, un tipo especial de ecografía. Le introducirán un tubo delgado y flexible por la garganta, hasta el esófago. Aquí, el tubo está cerca del corazón y permite que su proveedor de atención médica vea si hay algún coágulo de sangre en este órgano. Le retrasarán la cardioversión si le encuentran un coágulo. Es probable que necesite tomar un medicamento anticoagulante, como warfarina, durante un tiempo hasta que sea bajo el riesgo de que tenga coágulos. Pueden repetirle la ecocardiografía transesofágica para asegurarse de que el coágulo haya desaparecido. Es importante que tome los anticoagulantes exactamente como su proveedor de atención médica se lo indique.

¿Qué sucede durante una cardioversión eléctrica?

Hable con su proveedor de atención médica sobre lo que sucederá durante el procedimiento. Este puede ser diferente si deben hacerle una cardioversión eléctrica urgente o de emergencia. En líneas generales, sucederá lo siguiente:

  • Le adherirán almohadillas blandas para electrodos en el pecho y tal vez en la espalda. Quizás haya que rasurarle algunas zonas de la piel para que estas se adhieran.

  • Estos electrodos se conectarán a una máquina de cardioversión.

  • Le administrarán medicamentos a través de una vena del brazo para que se duerma.

  • Por medio del uso de la máquina de cardioversión, se envía una descarga de alto voltaje programada al corazón. Eso debería hacer que el corazón recupere un ritmo normal.

  • Su equipo le controlará atentamente el ritmo cardíaco y lo vigilará para detectar cualquier signo de complicaciones.

  • El procedimiento toma solo uno pocos minutos. Cuando este haya finalizado, usted despertará.

¿Qué sucede después de una cardioversión eléctrica?

Pregunte a su proveedor de atención médica qué sucederá. Probablemente ocurrirá lo siguiente:

  • Se despertará entre 5 y 10 minutos después del procedimiento.

  • Lo vigilarán de cerca durante varias horas en busca de signos de complicaciones.

  • Estará somnoliento durante varias horas después de la cardioversión. Coordine para que alguien lo lleve de vuelta a su casa.

  • Se irá a su casa el mismo día del procedimiento.

  • Tendrá enrojecimiento o algo de dolor en el pecho que durará unos días.

Pregunte a su proveedor de atención médica qué medicamentos tendrá que tomar en su casa. Muchas personas deben tomar anticoagulantes, como warfarina u otro medicamento. Además, algunas personas necesitan tomar medicamentos para prevenir los ritmos cardíacos anormales. Tome todos los medicamentos exactamente según las indicaciones de su proveedor de atención médica. Informe de inmediato a su proveedor de atención médica si alguno de los síntomas regresa.

Próximos pasos

Asegúrese de saber lo siguiente antes de aceptar someterse a la prueba o al procedimiento:

  • El nombre de la prueba o del procedimiento

  • Los motivos por los que se realiza la prueba o el procedimiento

  • Los resultados que puede esperar y qué significan

  • Los riesgos y los beneficios de la prueba o del procedimiento

  • Los efectos secundarios y las complicaciones posibles

  • Cuándo y dónde le realizarán la prueba o el procedimiento

  • Quién es la persona que realizará la prueba o el procedimiento y sus conocimientos o experiencia

  • Qué sucedería si no se realizara la prueba o el procedimiento

  • Las pruebas o los procedimientos alternativos disponibles

  • Cuándo y cómo obtendrá los resultados

  • A quién llamar luego de la prueba o del procedimiento en caso de tener preguntas o problemas

  • Cuánto deberá pagar por la prueba o el procedimiento

Revisor médico: Anne Clayton APRN
Revisor médico: Stacey Wojcik MBA BSN RN
Revisor médico: Steven Kang MD
Última revisión: 5/1/2021
© 2000-2022 The StayWell Company, LLC. All rights reserved. This information is not intended as a substitute for professional medical care. Always follow your healthcare professional's instructions.