A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z
Pulse una letra para ver la lista de procedimientos que comienzan con esa letra.
Pulse 'Al inicio' para volver al inicio de esta sección.

Extracción de cables

¿Qué es la extracción de cables?

Muchas personas tienen dispositivos cardíacos implantados mediante cirugía. Estos incluyen marcapasos y desfibriladores automáticos implantables (DCI). Un marcapasos puede ayudar a tratar los ritmos cardíacos lentos. Un DCI detiene los ritmos cardíacos rápidos y peligrosos.

Estos dos dispositivos tienen dos componentes principales: un generador de pulsos y uno o más cables. El generador de pulsos es una computadora pequeña con circuitos eléctricos y una batería. Los cables son conductores que se conectan entre el generador de pulsos y el corazón. Estos cables pueden administrar una gran cantidad de energía. Esta energía puede hacer que el corazón lata más rápido (con un marcapasos) o puede detener ritmos cardíacos rápidos y peligrosos (con un DCI). Para hacerlo, los cables deben estar en contacto con el corazón. La mayoría de los cables recorren una vena hasta entrar en el lado derecho del corazón. Por lo general, se conectan en el interior del corazón, directamente en la pared del músculo cardíaco. El cuerpo forma tejido cicatricial alrededor del cable, lo que lo ancla con firmeza al corazón.

El diseño de los cables les permite quedar conectados a su corazón de manera permanente. Sin embargo, a veces, es necesario retirar los cables. Eso es lo que se llama extracción de cables. El cirujano abre la zona en donde están conectados los cables al generador de pulsos y los desconecta. Luego, se usan láseres o vainas mecánicas para liberar los cables del tejido cicatricial y el músculo cardíaco. Esto permite quitar los cables del cuerpo de forma segura.

¿Por qué podría necesitar una extracción de cables?

Los cables suelen quedar en el cuerpo de manera permanente. Pero es posible que usted necesite hacérselos quitar en ciertos casos. Su proveedor de atención médica solo realizará una extracción de cables si los beneficios superan los riesgos.

La infección en el dispositivo es la razón más común por la que se extraen los cables. Esto suele ser necesario si cualquier parte del marcapasos o del DCI se infecta. Suele ser imposible eliminar la infección sin hacer esto. Se deben extraer el generador de pulsos y todos los cables. Una infección en una válvula del corazón también haría necesaria la extracción del generador y de los cables.

La rotura de los cables es otra de la razones principales para su extracción. Esto podría suceder, por ejemplo, si uno de los cables se daña. Pero no siempre es necesario quitar los cables rotos. A veces, un cirujano puede dejar el cable roto dentro del corazón y colocar un cable nuevo a su lado. Debido a las limitaciones de espacio, esto no siempre es posible. A veces, a las personas les extraen los cables incluso si hay espacio disponible para el cable nuevo. Este podría ser el caso en una persona joven que probablemente necesitará más cables en el futuro. Esto se debe a que, mientras más tiempo una persona tenga puesto un cable, más difícil resulta extraerlo. También pueden extraerle los cables si necesitará hacerse una resonancia magnética más adelante. Los cables que se dejaron sin uso impedirían la realización de una resonancia magnética.

A algunas personas les colocan un marcapasos, pero más adelante necesitan un DCI. En dichos casos, suele quitarse uno de los cables del marcapasos y se coloca un nuevo cable del DCI. Este procedimiento se realiza porque los cables del marcapasos no pueden dar una descarga, por lo que se necesita un DCI.

También hay otras razones menos comunes por las que deben quitarse los cables. Por ejemplo:

  • Cables peligrosos o que funcionan mal (como un cable que sobresale)

  • Retiro del mercado de un cable de marcapasos o DCI específico

  • Formación de coágulos sobre un cable que obstruye una vena

  • Cable retenido que provoca ritmos cardíacos anormales u otras complicaciones

  • Una actualización a un sistema más nuevo que es compatible con resonancias magnéticas

¿Cuáles son los riesgos de la extracción de cables?

La extracción de cables resulta exitosa en la mayoría de las personas, pero es un procedimiento quirúrgico complejo. Conlleva algunos riesgos reales sobre los que le informarán en detalle. Existe el riesgo de perforar el corazón o desgarrar un vaso sanguíneo cercano. Esto puede ocasionar una hemorragia importante en el pecho. En tal caso, podría requerir una transfusión de sangre o una cirugía inmediata a corazón abierto. Otros problemas posibles incluyen los siguientes:

  • Coágulo de sangre en el pulmón (embolia pulmonar)

  • Ataque o derrame cerebral

  • Daño en una válvula del corazón en el lado derecho del corazón, que causa una pérdida

  • Complicaciones de la anestesia

  • Acumulación de líquido alrededor del corazón o los pulmones

  • Sangrado debajo de la piel

  • Hinchazón del brazo

  • Infección

  • Desprendimiento de fragmentos de los cables

  • Muerte (muy poco frecuente)

Hay ciertos factores que hacen que las complicaciones sean levemente más probables. Estos incluyen ser mujer, tener un cuerpo de tamaño pequeño y tener insuficiencia renal crónica. Tener cables viejos o endurecidos (calcificados) o necesitar que le extraigan más de un cable también puede aumentar el riesgo de tener complicaciones. Sus riesgos específicos dependerán de sus afecciones de salud específicas. Hable con su proveedor sobre sus preocupaciones antes de la extracción de cables.

¿Cómo me preparo para una extracción de cables?

Hable con su proveedor acerca de lo que debe hacer para prepararse para la extracción de cables. Siga todas las indicaciones que le den sobre no comer ni beber nada antes del procedimiento.

Por lo general, esto suele ser a partir de la medianoche anterior a su procedimiento. Siga las instrucciones sobre qué medicamentos debe tomar antes del procedimiento. No deje de tomar ningún medicamento, a menos que su proveedor así se lo indique. Si toma medicamentos que afectan la coagulación de la sangre (anticoagulantes), es posible que tenga que dejar de tomarlos antes del procedimiento. Hable con su proveedor sobre cuáles medicamentos puede y no puede tomar, y cuándo dejar de tomarlos.

Puede que también necesite hacerse algunas pruebas o análisis antes del procedimiento. Estas pueden incluir las siguientes:

  • Electrocardiograma para analizar el ritmo cardíaco

  • Ecocardiografía para evaluar la anatomía y el funcionamiento del corazón

  • Venograma para evaluar la anatomía de la vena que rodea el dispositivo

  • Análisis de sangre para establecer una referencia antes del procedimiento

Si está embarazada, avise a su proveedor antes de hacerse el procedimiento. El estudio de imágenes que se usa durante el procedimiento emplea radiación, lo que puede ser peligroso para el bebé por nacer. Si es una mujer en edad reproductiva, su proveedor puede indicarle que se haga una prueba de embarazo para asegurarse de que no está embarazada.

Si es necesario, alguien le rasurará la piel de la zona que se operará (en la ingle o el hombro).

¿Qué ocurre durante una extracción de cables?

El procedimiento demora entre 2 y 4 horas. Un cardiólogo y un equipo especial de enfermeros y técnicos harán la extracción. En líneas generales, esto es lo que ocurre durante el procedimiento:

  • Le administrarán anestesia antes de que comience el procedimiento. Mayormente, se usa anestesia general. Esto lo ayudará a dormir profundamente y a no sentir dolor durante el procedimiento. Después no lo recordará.

  • Le colocarán una vía intravenosa (IV) en el brazo y posiblemente en la ingle.

  • Quizás le coloquen una sonda de ecografía transesofágica en el esófago. Esta permite ver en tiempo real el corazón y las estructuras que lo rodean.

  • Harán una incisión sobre el dispositivo y lo extraerán

  • A continuación, quitarán los cables del corazón usando una vaina que se inserta a través de un vaso sanguíneo. Pueden usarse distintos métodos e instrumentos según su situación específica.

  • El equipo lo vigilará atentamente a lo largo del procedimiento. Si ocurriesen complicaciones, puede que necesiten hacerle de inmediato una cirugía a corazón abierto.

  • El equipo quitará los cables y la vaina a través del vaso sanguíneo. En algunos casos, también podrían colocar cables nuevos en este momento.

  • Finalmente, cerrarán y vendarán el lugar en donde se insertó la vaina.

¿Qué sucede después de una extracción de cables?

En el hospital después del procedimiento:

  • Pasará varias horas en una sala de recuperación.

  • El equipo le vigilará los signos vitales, como la frecuencia cardíaca y la respiración. También vigilarán su ritmo cardíaco.

  • Si para la extracción se usó una vena de su pierna, deberá quedarse acostado por varias horas después del procedimiento. No debe flexionar las piernas. Esto lo ayudará a evitar el sangrado.

  • Puede que le den medicamentos para calmar el dolor (analgésicos) si los necesita.

  • El tiempo que debe pasar en el hospital varía. Pero probablemente deberá pasar al menos una noche.

  • Deberá hacerse una radiografía de tórax de control para ver cómo están su corazón y sus pulmones después del procedimiento y para asegurarse de que los nuevos cables estén colocados en la posición correcta.

En casa después del procedimiento:

  • Es probable que pueda comenzar a hacer actividad de muy baja intensidad relativamente pronto.

  • Es posible que tenga puntos de sutura que tendrán que quitarle después del procedimiento. Hable con su proveedor acerca de cuándo podrían quitárselos.

  • Llame a su proveedor si tiene fiebre, mayor hinchazón, mayor sangrado o supuración, o fiebre.

Después de que le den el alta del hospital, es importante que siga todas las instrucciones de su proveedor en cuanto a sus medicamentos, ejercicios, dieta y cuidado de la herida. Asegúrese de asistir a todas las visitas de control.

Próximos pasos

Asegúrese de saber lo siguiente antes de aceptar someterse al procedimiento:

  • El nombre de la prueba o del procedimiento

  • Los motivos por los que se realiza la prueba o el procedimiento

  • Los resultados que puede esperar y qué significan

  • Los riesgos y los beneficios de la prueba o del procedimiento

  • Los efectos secundarios y las complicaciones posibles

  • Cuándo y dónde se va a realizar la prueba o el procedimiento

  • Quién es la persona que realizará la prueba o el procedimiento, y sus conocimientos o experiencia

  • Qué sucedería si no se realizara la prueba o el procedimiento

  • Las pruebas o los procedimientos alternativos disponibles

  • Cuándo y cómo obtendrá los resultados

  • A quién llamar luego de la prueba o del procedimiento en caso de tener preguntas o problemas

  • Cuánto deberá pagar por la prueba o el procedimiento

Revisor médico: Anne Clayton APRN
Revisor médico: Stacey Wojcik MBA BSN RN
Revisor médico: Steven Kang MD
Última revisión: 9/1/2021
© 2000-2022 The StayWell Company, LLC. All rights reserved. This information is not intended as a substitute for professional medical care. Always follow your healthcare professional's instructions.