Enfermedad diverticular

¿Qué es la enfermedad diverticular?

La enfermedad diverticular es un grupo de afecciones que se caracteriza por la formación de pequeñas bolsas en el colon que se conocen como divertículos.

Estas bolsas que sobresalen a través de puntos débiles en el colon pueden inflamarse (enrojecerse y distenderse) o infectarse. Cuando las bolsas se infectan, la afección se denomina diverticulitis.

La enfermedad diverticular incluye lo siguiente:

  • Diverticulosis. Es la presencia de bolsas diminutas llamadas divertículos en el colon.

  • Diverticulitis. Se produce cuando las bolsas en el colon se infectan.

  • Sangrado diverticular. Ocurre cuando un pequeño vaso sanguíneo de una bolsa se rompe y sangra.

Más de la mitad de las personas mayores de 60 años en los Estados Unidos tendrán diverticulosis. Algunas personas con diverticulosis también tienen diverticulitis.

La enfermedad diverticular se ve con frecuencia en los países desarrollados. Es muy común en los Estados Unidos, en Inglaterra y en Australia, donde las personas comen menos fibra.

La enfermedad diverticular es poco frecuente en países como Asia y África, donde es mayor la ingesta de fibra y de verduras.

¿Cuáles son las causas de la enfermedad diverticular?

Los especialistas desconocen las causas de la enfermedad diverticular y creen que puede ocurrir por el consumo insuficiente de fibra. La fibra es la sustancia presente en las frutas, las verduras y los granos que el cuerpo no puede digerir.

La fibra ayuda a que las heces sean blandas y fáciles de evacuar. Comer más fibra termina con el estreñimiento.

El estreñimiento es la causa principal del aumento de la presión en el colon. En un cuadro de estreñimiento, los músculos se esfuerzan para empujar las heces demasiado duras. La presión adicional debido a este esfuerzo lleva al abultamiento de los puntos débiles en el colon. Estas bolsas que sobresalen son los divertículos.

Los especialistas desconocen la causa de la infección que deriva en diverticulitis y creen que la infección tal vez comienza cuando las heces o las bacterias quedan atrapadas en los divertículos.

¿Quiénes están en riesgo de tener enfermedad diverticular?

Los especialistas no saben con certeza si la dieta incide en el riesgo de padecer enfermedad diverticular. Sin embargo, su riesgo de tener la enfermedad aumenta en los siguientes casos:

  • Es mayor de 50 años.

  • Tiene diverticulosis.

  • Tiene obesidad.

  • No hace suficiente actividad física.

  • Toma antinflamatorios no esteroides (AINE).

  • Fuma.

¿Cuáles son los síntomas de la enfermedad diverticular?

Los síntomas pueden ser diferentes en cada persona, y entre estos se encuentran los siguientes:

  • Diverticulosis. Se puede tener diverticulosis y no presentar síntomas ni dolor. Sin embargo, los síntomas pueden ser cólicos leves, hinchazón o distensión abdominal y estreñimiento. Estos también pueden deberse al síndrome del intestino irritable, a úlceras estomacales o a otros problemas de salud. Estos síntomas no siempre son indicio de que tiene diverticulosis.

  • Diverticulitis. El síntoma más frecuente de la diverticulitis es el dolor abdominal. El signo más común que es indicio de la presencia de diverticulitis es la sensación de dolor o la sensibilidad del lado izquierdo de la parte baja del abdomen. Si la causa es una infección, tal vez tenga náuseas, vómitos, escalofríos, cólicos y estreñimiento.

  • Colitis diverticular. Ocurre cuando el colon se inflama (colitis) debido a la enfermedad diverticular. Es menos frecuente que la diverticulitis.

  • Sangrado diverticular. El síntoma más común del sangrado diverticular es el sangrado rectal indoloro. Probablemente verá sangre de color rojo vivo o granate en las heces.

Los síntomas de la enfermedad diverticular pueden ser parecidos a los de otros problemas de salud. Consulte siempre a su proveedor de atención médica para asegurarse.

¿Cómo se diagnostica la enfermedad diverticular?

Su proveedor de atención médica evaluará sus antecedentes médicos y le hará una exploración física. También es posible que le indique algunas de estas pruebas:

  • Radiografías. En esta prueba se usa una cantidad pequeña de radiación para generar imágenes de los tejidos del cuerpo en placas radiográficas.

  • Tacto rectal. Este examen permite revisar si hay problemas en la zona anal o rectal. Su proveedor de atención médica le introducirá suavemente un dedo enguantado y lubricado en el recto. Con el dedo, le revisará el músculo que cierra el ano.

  • Muestra de heces. Esta prueba permite detectar la presencia de bacterias o de parásitos anormales en el tubo digestivo. Para su realización, se toma una pequeña muestra de heces y se la envía a un laboratorio. También permite determinar si hay sangre en las heces.

  • Tomografía computarizada. En esta prueba se obtienen imágenes detalladas de cualquier parte del cuerpo, como los huesos, los músculos, la grasa y los órganos. Se la usa para controlar si hay complicaciones debido a la enfermedad diverticular, por ejemplo, diverticulitis.

  • Enema de bario. También se lo conoce como serie gastrointestinal inferior. Es una radiografía del recto, del intestino grueso y de la parte inferior del intestino delgado. Le administrarán un líquido metálico llamado bario. El bario recubre los órganos, y de esta manera pueden visualizarse en una radiografía. Este líquido se coloca en un tubo y se inserta en el recto como un enema. En la radiografía abdominal se podrá observar si tiene áreas estrechas (estenosis), obstrucciones o cualquier otro problema.

  • Colonoscopia virtual. Se trata de una tomografía computarizada que permite examinar el colon por medio del uso de aire y una sustancia de contraste.

  • Sigmoidoscopia flexible. Esta prueba permite revisar el interior de parte del intestino grueso y ayuda a determinar la causa del estreñimiento. Un tubo corto y flexible con luz y una cámara diminuta en el extremo (sigmoidoscopio) se introduce en el intestino a través del recto. A través de este tubo, se insufla aire en el intestino para expandirlo y facilitar la visualización de su interior. De ser necesario, se puede tomar una muestra de tejido (biopsia).

  • Colonoscopia. Esta prueba permite observar el intestino grueso en toda su longitud. Puede ayudar a detectar masas anormales, tejido enrojecido o inflamado, llagas (úlceras) o sangrado. Un tubo largo y flexible con luz y una cámara en el extremo (colonoscopio) se introduce por el recto hasta llegar al colon. Este tubo le permite a su proveedor de atención médica observar la membrana del colon y tomar una muestra de tejido (biopsia) para analizarla. Además, le permite tratar algunos problemas que pueden encontrarse.

¿Cómo se trata la enfermedad diverticular?

El tratamiento dependerá de los síntomas, de la edad y del estado general de salud. También, de la gravedad de la afección.

Los especialistas recomiendan consumir entre 20 y 35 gramos de fibra diariamente. Puede que su proveedor de atención médica le indique que coma más alimentos con fibra, por ejemplo, los siguientes:

  • Panes, cereales y otros productos integrales

  • Frutas, como bayas, manzanas y duraznos

  • Verduras, como brócoli, repollo, espinacas, zanahorias, espárragos y calabaza

  • Frijoles

El tratamiento contra la diverticulitis también puede incluir lo siguiente:

  • Analgésicos

  • Medicamentos para combatir las infecciones (antibióticos)

  • Medicamentos para controlar los espasmos musculares

  • Seguir una dieta líquida y quedarse en la cama para poner el colon en reposo

  • Reposo digestivo o consumir solamente líquidos transparentes durante un tiempo

Puede que tenga que permanecer en el hospital si tiene un ataque fuerte con dolor intenso o infección. En algunos casos, es posible que se necesite una cirugía. Si tiene una infección en el abdomen, a veces se coloca una sonda para drenar el pus.

Una vez superado el cuadro de diverticulitis, a menudo se recomienda una colonoscopia para revisar el colon.

¿Cuáles son las posibles complicaciones de la enfermedad diverticular?

Las posibles complicaciones incluyen lo siguiente:

  • Infección (diverticulitis).

  • Perforaciones o roturas en los intestinos que pueden causar llagas (abscesos) o infección en todo el abdomen (peritonitis). La peritonitis puede ser mortal.

  • Obstrucciones intestinales.

  • Sangrado (sangrado diverticular).

  • Colitis (inflamación del colon).

¿Qué puedo hacer para prevenir la enfermedad diverticular?

Los especialistas no saben cómo evitar que ocurra la enfermedad diverticular. Sin embargo, una vez que se tiene diverticulosis, tal vez sea posible reducir el riesgo de que se produzca diverticulitis si se consume una dieta con alto contenido de fibra. No es necesario que deje de consumir maíz, frutos secos o semillas.

Cómo vivir con enfermedad diverticular

Siga los consejos de su proveedor de atención médica si tiene diverticulosis. Algunas personas que tienen diverticulosis tendrán diverticulitis, y unas pocas tendrán sangrado diverticular.

Cuándo llamar al proveedor de atención médica

Llame a su proveedor de atención médica si los síntomas empeoran o si regresan después del tratamiento. También debe llamarlo si advierte que tiene sangrado.

Información importante sobre la enfermedad diverticular

  • La enfermedad diverticular es un grupo de afecciones que se debe a pequeñas bolsas en el colon. Incluye la diverticulosis (las bolsas), la diverticulitis (la infección o inflamación de las bolsas) y el sangrado diverticular.

  • El síntoma más frecuente es el dolor abdominal.

  • El signo más común que es indicio de la presencia de la enfermedad es la sensibilidad del lado izquierdo de la parte baja del abdomen.

  • Para determinar si usted tiene enfermedad diverticular, su médico puede ordenarle pruebas que permiten examinar el intestino desde afuera (como una tomografía computarizada o una colonoscopia virtual) o por dentro (como una colonoscopia).

  • El tratamiento puede incluir el aumento del consumo de fibra. Sin embargo, durante los ataques de diverticulitis, tal vez deba consumir líquidos transparentes o alimentos con bajo contenido de fibra durante un tiempo.

  • Puede que tenga que permanecer en el hospital si tiene un ataque fuerte con dolor intenso o infección.

  • Las posibles complicaciones de la enfermedad diverticular incluyen infección (diverticulitis), obstrucciones en el colon y sangrado diverticular.

Próximos pasos

Consejos para ayudarlo a aprovechar al máximo la visita con su proveedor de atención médica:

  • Tenga en claro la razón de la visita médica y qué quiere que suceda.

  • Antes de la visita, anote las preguntas que quiere hacer.

  • Lleve a un acompañante para que lo ayude a formular las preguntas y a recordar qué le dice su proveedor.

  • En la visita, anote el nombre de los nuevos diagnósticos y de todo nuevo medicamento, tratamiento o prueba. También anote las instrucciones que el proveedor le indique.

  • Sepa por qué se receta un tratamiento o un medicamento, y cómo lo ayudará. Conozca los efectos secundarios.

  • Pregunte si su afección se puede tratar de otra forma.

  • Sepa por qué se recomienda una prueba o un procedimiento y qué podrían significar los resultados.

  • Sepa qué esperar si no toma el medicamento o no se realiza la prueba o el procedimiento.

  • Si tiene una visita de control, anote la fecha, la hora y el objetivo de esta.

  • Sepa cómo comunicarse con su proveedor si tiene preguntas.

Revisor médico: Jen Lehrer MD
Revisor médico: Raymond Kent Turley BSN MSN RN
Revisor médico: Ronald Karlin MD
Última revisión: 5/1/2021
© 2000-2021 The StayWell Company, LLC. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.