Gastroparesia

¿Qué es la gastroparesia?

La gastroparesia es un trastorno del estómago que ocurre cuando este órgano tarda demasiado tiempo en vaciar la comida.

Si la comida permanece mucho en el estómago, pueden aparecer problemas. La comida puede endurecerse y formar masas sólidas, llamadas bezoares, que tal vez causen malestar estomacal y vómitos. También pueden provocar una obstrucción en el estómago que posiblemente sea peligrosa si impide el paso de la comida al intestino delgado.

En la mayoría de los casos, la gastroparesia es una afección crónica.

¿Cuáles son las causas de la gastroparesia?

La gastroparesia ocurre cuando el nervio vago se daña o deja de funcionar. El nervio vago controla el desplazamiento de la comida a lo largo del tubo digestivo. Cuando este nervio no funciona correctamente, la comida se desplaza con demasiada lentitud o deja de avanzar.

El nervio vago se daña cuando una persona tiene diabetes y los niveles de azúcar o de glucosa en la sangre se mantienen altos durante mucho tiempo.

Entre otras causas de la gastroparesia, se incluyen las siguientes:

  • Trastornos de la alimentación, como anorexia o bulimia

  • Cirugía del estómago o del nervio vago

  • Cansancio extremo que no parece deberse a un problema de salud (síndrome de fatiga crónica)

  • Algunos medicamentos que enlentecen la motilidad intestinal, como los narcóticos para el dolor crónico

  • Trastornos de los músculos lisos que pueden afectar el estómago, como la amiloidosis y la esclerodermia

  • Trastornos del sistema nervioso, como jaqueca abdominal y enfermedad de Parkinson

  • Trastornos metabólicos, que causan el exceso o la falta de los elementos imprescindibles que el cuerpo necesita para mantenerse sano, por ejemplo, carencia de las hormonas tiroideas (hipotiroidismo)

  • Una enfermedad viral, como la gastroenteritis viral

¿Quiénes están en riesgo de tener gastroparesia?

Las personas con diabetes tipo 1 o tipo 2 son más propensas a tener gastroparesia.

¿Cuáles son los síntomas de la gastroparesia?

Los síntomas pueden ser diferentes en cada persona y entre ellos se incluyen los siguientes:

  • Malestar estomacal o náuseas

  • Vómitos

  • Descenso de peso

  • Sensación de estar lleno inmediatamente después de empezar a comer

  • Distensión (hinchazón) o dolor abdominal

  • Acidez o enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE)

Los síntomas de la gastroparesia pueden ser parecidos a los de otros problemas de salud. Consulte siempre a su médico para asegurarse.

¿Cómo se diagnostica la gastroparesia?

Su proveedor de atención médica le hará una exploración física y le preguntará sobre sus antecedentes médicos. También puede que le hagan otras pruebas, por ejemplo:

  • Análisis de sangre. Permiten controlar los recuentos sanguíneos y medir los niveles de sustancias químicas y electrolitos (minerales).

  • Serie gastrointestinal superior. También se la conoce como prueba de la deglución con bario (o de tránsito esofagogastroduodenal). Permite revisar los órganos de la parte superior del aparato digestivo, que son el esófago, el estómago y la primera parte del intestino delgado (el duodeno). Deberá tragar un líquido metálico llamado bario. El bario recubre los órganos, y de esta manera pueden visualizarse en una radiografía. Luego, se toman radiografías de los órganos digestivos.

  • Gammagrafía de vaciamiento gástrico.Durante esta prueba, el paciente ingerirá alimentos que contienen una sustancia ligeramente radioactiva, o radioisótopo, visible en la gammagrafía. La cantidad de radiación es mínima y no causa ningún daño, pero permite que el radiólogo vea la comida en el estómago durante la prueba. También permite observar la rapidez con que la comida sale del estómago. Esta prueba puede durar hasta 4 horas.

  • Manometría gástrica (manometría antroduodenal).Permite comprobar el movimiento muscular en el estómago y el intestino delgado. Se introduce un tubo por la garganta hasta llegar al estómago. Este tubo lleva un cable que hace mediciones de los movimientos musculares del estómago mientras este digiere la comida y los líquidos, lo que ayuda a saber cómo funciona este órgano. También permite determinar si la digestión es más lenta que lo normal.

  • Endoscopia superior. Permite examinar la mucosa, o el interior, del esófago, del estómago y del duodeno. Para realizarla, se usa un tubo delgado y con luz llamado endoscopio que tiene una cámara en el extremo. El endoscopio se introduce por la boca y la garganta. Luego se lo hace llegar hasta el esófago, el estómago y el duodeno. Su proveedor de atención médica puede ver el interior de estos órganos. También puede tomarle una pequeña muestra de tejido (biopsia) si es necesario.

  • Endoscopia por cápsula inalámbrica. Para esta prueba, se traga una cápsula inalámbrica que mide el tiempo de vaciamiento del estómago y la velocidad con que la comida y los líquidos se desplazan por el intestino. La cápsula se expulsará del cuerpo al evacuar el intestino.

  • Prueba del aliento para medir el vaciamiento gástrico. Permite evaluar el vaciamiento del estómago al medir la cantidad de dióxido de carbono que se exhala a lo largo de varias horas después de ingerir alimentos.

  • Acomodación gástrica por escintigrafía.Esta prueba permite medir los contenidos estomacales antes y después de una comida. También controla la manera en que se relaja el estómago luego de la ingesta de alimentos.

¿Cómo se trata la gastroparesia?

En la mayoría de los casos, la gastroparesia es un problema de salud prolongado o crónico para el que no hay cura. Sin embargo, es posible mantener la enfermedad bajo control con un plan de atención.

Si tiene diabetes y gastroparesia, el principal objetivo es controlar los niveles de azúcar en la sangre. Probablemente haya que interrumpir la administración de cualquier medicamento que pueda causar gastroparesia.

El tratamiento dependerá de los síntomas, de la edad y del estado general de salud. También, de la gravedad de la afección.

El plan de atención puede incluir lo siguiente:

  • Tomar medicamentos. Su proveedor de atención médica puede recetarle varios medicamentos para determinar cuál es el más eficaz.

  • Cambiar la dieta. Cambiar los hábitos de alimentación también puede ayudar a controlar la enfermedad. En algunos casos, la ingesta de 6 comidas más pequeñas al día es más beneficiosa que el consumo de 3 comidas más abundantes. Algunos especialistas sugieren ingerir algunas comidas líquidas al día hasta tanto se estabilicen los niveles de glucosa en la sangre y la gastroparesia esté bajo control. También es posible que le indiquen no comer alimentos grasosos y con alto contenido de fibra, ya que estos pueden enlentecer la digestión y ser difíciles de digerir. Consulte con su proveedor de atención médica o con un nutricionista para elaborar el plan de alimentación más adecuado para usted.

  • Cirugía. En algunos casos, es posible que tenga que someterse a un tipo de cirugía llamada yeyunostomía. Se introduce una sonda de alimentación a través de la piel del abdomen hasta llegar al intestino delgado. Esta sonda permite que los nutrientes vayan directamente al intestino delgado en lugar de ir al estómago. Esta cirugía se usa solamente si el caso de gastroparesia es muy grave.

  • Neurotransmisor gástrico. Este dispositivo puede ayudar a controlar el malestar estomacal y los vómitos. Se coloca en el cuerpo mediante una cirugía.

  • Alimentación por vía intravenosa. También conocida como nutrición parenteral. Los nutrientes se introducen directamente en las venas. Esto se hace en lugar de que los alimentos tengan que ingerirse y atravesar el aparato digestivo. Se coloca un tubo o un catéter en una de las venas del pecho. El tubo tiene una abertura en la parte exterior de la piel. Se conecta una bolsa con nutrientes líquidos o medicamentos a ese tubo. Los líquidos llegan al torrente sanguíneo a través de la vena.

¿Cuáles son las complicaciones posibles de la gastroparesia?

La gastroparesia puede dar origen a otros problemas de salud porque el paso de los alimentos por el estómago es muy lento. Los siguientes son algunos problemas de salud posibles:

  • Dificultad para mantener bajo control el nivel de azúcar en la sangre, si tiene diabetes.

  • Permanencia muy prolongada de la comida en el estómago.

  • Acumulación de masas endurecidas de comida (bezoares) en el estómago. Estas pueden causar malestar estomacal y vómitos e impedir el paso de la comida al intestino delgado.

  • Descenso de peso considerable y malabsorción de los nutrientes (desnutrición).

Cómo vivir con gastroparesia

La gastroparesia puede llevar al descenso de peso y a la malabsorción de los nutrientes (desnutrición). Es muy importante que siga las instrucciones de su proveedor de atención médica respecto de la dieta.

En la mayoría de los casos, le indicarán que siga una dieta especial, que incluirá alimentos que se digieren y pasan por el estómago con mayor facilidad. También pueden darle medicamentos para que tome. Siga cuidadosamente todas las instrucciones que reciba.

Cuándo llamar al proveedor de atención médica

Llame a su proveedor de atención médica de inmediato si los síntomas empeoran o si tiene síntomas nuevos. Es necesario solucionar de inmediato los problemas tales como la obstrucción estomacal o el nivel alto de azúcar en la sangre.

Información importante sobre la gastroparesia

  • La gastroparesia es un trastorno del estómago que ocurre cuando este órgano tarda demasiado tiempo en vaciar la comida.

  • Además, la comida puede endurecerse y formar masas sólidas (bezoares) que pueden provocar malestar estomacal o una obstrucción en el estómago.

  • En la mayoría de los casos, la gastroparesia es una afección crónica.

  • Las personas con diabetes tipo 1 o tipo 2 son más propensas a tener esta afección.

  • Los síntomas pueden incluir malestar estomacal o náuseas, vómitos, descenso de peso, sensación de estar lleno en cuanto se empieza a comer, dolor o distensión abdominal y acidez.

  • Su plan de atención puede incluir tomar medicamentos, hacer cambios en la dieta, someterse a cirugía y recibir alimentación por vía intravenosa.

  • Si bien el tratamiento no será una cura para la gastroparesia, puede ayudar a mantener la enfermedad bajo control.

Próximos pasos

Consejos para ayudarlo a aprovechar al máximo la visita con su proveedor de atención médica:

  • Tenga en claro la razón de la visita médica y qué quiere que suceda.

  • Antes de la visita, anote las preguntas que quiere hacer.

  • Lleve a un acompañante para que lo ayude a formular las preguntas y a recordar qué le dice su proveedor.

  • En la visita, anote el nombre de los nuevos diagnósticos y de todo nuevo medicamento, tratamiento o prueba. También anote las instrucciones que el proveedor le indique.

  • Sepa por qué se receta un tratamiento o un medicamento, y cómo lo ayudará. Conozca los efectos secundarios.

  • Pregunte si su afección se puede tratar de otra forma.

  • Sepa por qué se recomienda una prueba o un procedimiento y qué podrían significar los resultados.

  • Sepa qué esperar si no toma el medicamento o no se realiza la prueba o el procedimiento.

  • Si tiene una visita de control, anote la fecha, la hora y el objetivo de esta.

  • Sepa cómo comunicarse con su proveedor si tiene preguntas.

Revisor médico: Jen Lehrer MD
Revisor médico: Raymond Kent Turley BSN MSN RN
Revisor médico: Ronald Karlin MD
Última revisión: 5/1/2021
© 2000-2021 The StayWell Company, LLC. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.