Hernia de hiato

Qué es una hernia de hiato

Una hernia se produce cuando parte de un órgano atraviesa una abertura en la pared muscular que lo rodea.

En el caso de la hernia de hiato, una parte del estómago se mueve hacia arriba y entra por un orificio (el hiato) en el diafragma. El diafragma es el músculo ubicado entre el abdomen y el tórax.

Por lo general, el esófago atraviesa el orificio del hiato y se conecta con el estómago. Pero si hay una hernia de hiato, la parte superior del estómago se mueve hacia arriba a través de este orificio y hacia el tórax.

La parte superior de la estómago se comprime. El ácido estomacal puede regresar (reflujo) por el orificio y provocar acidez y otros síntomas.

Existen dos tipos de hernias de hiato: por deslizamiento y paraesofágica.

Hernia de hiato por deslizamiento

Este tipo de hernia tiene las siguientes características:

  • Es la más común.

  • Se produce cuando parte del estómago y el lugar donde se encuentra con el esófago se deslizan hacia el tórax a través del orificio (hiato).

Hernia paraesofágica

Este tipo de hernia tiene las siguientes características:

  • Es menos común, pero puede ser más grave.

  • Sucede cuando una parte del estómago se mueve hacia arriba y entra por un orificio (hiato) en el tórax y queda junto al esófago.

¿Cuáles son las causas de una hernia de hiato?

Los especialistas desconocen las causas de la hernia de hiato. Algunas de las causas:

  • Tos

  • Vómitos

  • Esfuerzo al evacuar los intestinos

  • Esfuerzo físico repentino

  • Embarazo

  • Obesidad

¿Quién corre riesgo de tener una hernia de hiato?

Su riesgo de tener hernia de hiato es mayor en estos casos:

  • Es mayor de 50 años.

  • Tiene sobrepeso u obesidad.

  • Está embarazada.

  • Fuma.

¿Cuáles son los síntomas de la hernia de hiato?

En muchos casos, la hernia de hiato no presenta síntomas.

En caso de haber, pueden incluir lo siguiente:

  • Eructos

  • Náuseas

  • Vómitos

  • Reflujo de ácido o del contenido del estómago por el esófago o la garganta

  • Acidez

  • Regurgitación

  • Dificultad para tragar

Las hernias paraesofágicas pueden causar síntomas más graves. Entre ellos, se incluyen los siguientes:

  • A veces, tener problemas para tragar, a menudo alimentos sólidos

  • Sensación de estar lleno después de solo comer un poco

  • Dolor en el pecho o el abdomen

  • Sangrado abdominal

  • Pérdida de sangre (anemia)

En algunos casos, una hernia paraesofágica puede provocar una emergencia médica. El estómago o los órganos abdominales podrían voltearse o girar, lo cual produce un dolor muy intenso. Existe el peligro de que se interrumpa el suministro de sangre al estómago (estrangulamiento). Esto es una emergencia. Es probable que necesite cirugía inmediata.

Los síntomas de una hernia de hiato pueden ser parecidos a los de otros problemas de salud. Consulte siempre a su proveedor de atención médica para asegurarse.

¿Cómo se diagnostica una hernia de hiato?

Su proveedor de atención médica le hará una exploración física. Evaluará sus antecedentes médicos

y es posible que le hagan pruebas, entre ellas las siguientes:

  • Radiografía de tórax. Sirve para ver si tiene una hernia de hiato.

  • Endoscopia superior, también conocida como EGD (esofagogastroduodenoscopia). Se usa esta prueba para observar el recubrimiento del esófago, el estómago y la primera parte del intestino delgado (el duodeno). Se usa un tubo delgado y con luz llamado endoscopio que tiene una cámara en el extremo. El endoscopio se introduce por la boca y la garganta mientras usted está sedado. Luego se lo hace llegar hasta el esófago, el estómago y el duodeno. Su proveedor de atención médica puede ver el interior de estos órganos.

  • Serie gastrointestinal superior o estudio de deglución con bario. Esta prueba permite ver los órganos que están en la parte superior del aparato digestivo. Luego, se revisa el esófago, el estómago y la primera parte del intestino delgado (el duodeno). Deberá tragar un líquido metálico llamado bario. El bario recubre el interior del esófago, del estómago y de los intestinos para que puedan visualizarse en una radiografía. 

  • Manometría esofágica. En esta prueba, se verifica la fuerza de los músculos del esófago. Permite determinar si tiene problemas de reflujo o dificultades para tragar. Se coloca una pequeña sonda en una de las fosas nasales, que luego baja hacia la garganta y el esófago. Así, se mide la presión que hacen los músculos del esófago cuando están en reposo y mientras traga.

¿Cómo se trata una hernia de hiato?

El tratamiento dependerá de los síntomas, de la edad y del estado general de salud. También, de la gravedad de la afección.

En la mayoría de los casos no se necesita tratamiento. Pero es posible que necesite atención médica para la hernia en los siguientes casos:

  • Hay riesgo de que se tuerza tanto que se interrumpa el suministro de sangre en el estómago (estrangulamiento).

  • Es más complicada debido a la enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE) grave.

  • Es más complicada debido a que tiene enrojecimiento e hinchazón (inflamación) del esófago (esofagitis).

Su proveedor de atención médica podría recomendarle medicamentos para lograr lo siguiente:

  • Debilitar o neutralizar los ácidos del estómago (antiácidos)

  • Reducir la cantidad de ácido que produce el estómago (antagonistas de los receptores H2 o inhibidores de bomba de protones)

  • Fortalecer el esfínter esofágico inferior, el músculo que impide que los ácidos del estómago regresen por el esófago

En casos graves, también podría requerirse una cirugía para lo siguiente:

  • Reducir el tamaño de la hernia

  • Detener la pérdida de flujo sanguíneo al estómago (estrangulamiento) cerrando la abertura en el diafragma

¿Cuáles son las complicaciones posibles de una hernia de hiato?

En la mayoría de los casos, la hernia de hiato no provoca otros problemas de salud.

En algunos casos, puede provocar los siguientes problemas:

  • Enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE) grave

  • Problemas pulmonares o neumonía porque el contenido del estómago pasa al esófago y de allí a uno o ambos pulmones

  • Estrangulamiento de la hernia, que interrumpe el flujo sanguíneo al estómago (emergencia médica)

¿Qué puedo hacer para prevenir una hernia de hiato?

Los especialistas en salud no saben qué causa las hernias de hiato. Tampoco saben cómo evitar que sucedan.

Cómo vivir con una hernia de hiato

Siga los consejos de su proveedor de atención médica para tratar y controlar la hernia de hiato. Quizás tenga que hacer ciertos cambios de estilo de vida, como los siguientes:

  • Bajar de peso si tiene sobrepeso u obesidad

  • No comer durante 3 a 4 horas antes de irse a dormir

  • No inclinarse justo después de comer

  • Dejar de fumar, en caso de hacerlo

  • Elevar un poco la cabecera de la cama para dormir

Cuándo llamar al proveedor de atención médica

Llame al proveedor de atención médica si los síntomas regresan después de que el tratamiento los haya aliviado. Avise a su proveedor de atención médica si los síntomas empeoran o tiene síntomas nuevos.

Información importante sobre la hernia de hiato

  • La hernia de hiato se produce cuando una parte del estómago se mueve hacia arriba y entra por un orificio (el hiato) en el diafragma.

  • Existen dos tipos de hernias de hiato: por deslizamiento y paraesofágica.

  • Las hernias paraesofágicas son menos comunes, pero pueden ser más graves. Es posible que necesite operarse.

  • Los especialistas desconocen las causas de la hernia de hiato.

  • La mayoría de las veces no hay ningún síntoma.

  • En la mayoría de los casos, no se necesita atención médica.

Próximos pasos

Estos consejos lo ayudarán a aprovechar al máximo la visita a su proveedor de atención médica:

  • Tenga en claro la razón de la visita médica y qué quiere que suceda.

  • Antes de la visita, anote las preguntas que quiere hacer.

  • Lleve a un acompañante para que lo ayude a formular las preguntas y a recordar qué le dice su proveedor.

  • En la visita, anote el nombre de los nuevos diagnósticos y de todo nuevo medicamento, tratamiento o prueba. También anote las instrucciones que el proveedor le indique.

  • Sepa por qué se receta un tratamiento o un medicamento, y cómo lo ayudará. Conozca los efectos secundarios.

  • Pregunte si su afección se puede tratar de otra forma.

  • Sepa por qué se recomienda una prueba o un procedimiento y qué podrían significar los resultados.

  • Sepa qué esperar si no toma el medicamento o no se realiza la prueba o el procedimiento.

  • Si tiene una visita de control, anote la fecha, la hora y el objetivo de esta.

  • Sepa cómo comunicarse con su proveedor si tiene preguntas.

Revisor médico: Jen Lehrer MD
Revisor médico: Raymond Kent Turley BSN MSN RN
Revisor médico: Ronald Karlin MD
Última revisión: 3/1/2021
© 2000-2021 The StayWell Company, LLC. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.