Intolerancia a la lactosa

¿Qué es la intolerancia a la lactosa?

La intolerancia a la lactosa ocurre cuando el cuerpo no puede descomponer o digerir la lactosa. La lactosa es un azúcar que se encuentra en la leche y los productos lácteos.

La intolerancia a la lactosa ocurre cuando el intestino delgado no produce la cantidad suficiente de una enzima digestiva llamada lactasa. La lactasa transforma la lactosa en alimento para que el cuerpo pueda absorberla. Las personas con intolerancia a la lactosa tienen síntomas molestos después de beber leche o comer productos lácteos. Los síntomas incluyen hinchazón, diarrea y gases.

La intolerancia a la lactosa no es lo mismo que la alergia alimentaria a la leche.

La intolerancia a la lactosa es más frecuente en estadounidenses de origen asiático, africano, mexicano y aborígenes.

¿Cuáles son las causas de la intolerancia a la lactosa?

Tanto los niños como los adultos pueden tener intolerancia a la lactosa. Las siguientes son algunas causas comunes de esta afección:

  • Afecta a varios miembros de una misma familia (hereditaria). En estos casos, las personas producen menos enzima lactasa con el tiempo. Los síntomas aparecen durante la adolescencia o la adultez.

  • En algunos casos, el intestino delgado deja de producir lactasa luego de una lesión, una enfermedad o una infección.

  • Los bebés prematuros quizá no sean capaces de producir suficiente lactasa. Lo que suele ser un problema a corto plazo que desaparece.

  • En muy pocos casos, los recién nacidos no pueden producir lactasa desde el nacimiento.

¿Cuáles son los síntomas de la intolerancia a la lactosa?

Los síntomas pueden ser diferentes en cada persona. Los síntomas suelen empezar entre 30 minutos y 2 horas después de ingerir alimentos o bebidas que tienen lactosa.

Entre los síntomas, se incluyen los siguientes:

  • Cólicos o dolor abdominales

  • Náuseas

  • Distensión

  • Gases

  • Diarrea

La gravedad de los síntomas dependerá de la cantidad de lactosa que ingirió. También dependerá de la cantidad de lactasa que produzca el cuerpo.

Los síntomas de la intolerancia a la lactosa pueden ser parecidos a los de otros problemas de salud. Consulte siempre a su proveedor de atención médica para asegurarse.

¿Cómo se diagnostica la intolerancia a la lactosa?

El proveedor de atención médica le preguntará sobre su historia clínica y antecedentes familiares. Le hará una exploración física.

Puede pedirle que no ingiera leche ni lácteos por un período corto para saber si los síntomas mejoran.

Pueden indicarle algunas pruebas para detectar intolerancia a la lactosa. Pueden incluir las siguientes:

  • Prueba de tolerancia a la lactosa.Mediante esta prueba, se detecta si el sistema digestivo absorbe la lactosa. Le pedirán que no coma ni beba nada por 8 horas antes de la prueba. A menudo, implica no comer después de la medianoche. Para la prueba, beberá un líquido que tiene lactosa. Le tomarán algunas muestras de sangre durante un período de 2 horas. Esto es para medir el nivel de azúcar (nivel de glucosa) en la sangre. Si el nivel de azúcar en la sangre no sube, puede ser intolerante a la lactosa.

  • Prueba de aliento para hidrógeno.Beberá un líquido que tiene mucha lactosa. Revisarán el aliento varias veces. Los niveles altos de hidrógeno en el aliento pueden indicar que es intolerante a la lactosa.

  • Prueba de acidez en las heces.Esta prueba se usa en bebés y niños pequeños. Se mide la acidez de las heces. Si la lactosa no se digiere, las heces tendrán ácido láctico, glucosa y otros ácidos grasos.

¿Cómo se trata la intolerancia a la lactosa?

No hay tratamiento que ayude al cuerpo a producir más lactasa. Pero puede controlar los síntomas con un cambio en la alimentación.

Antes, a las personas con intolerancia a la lactosa se les indicaba que dejaran de ingerir productos lácteos. En la actualidad, los expertos en salud aconsejan probar con diferentes productos lácteos y ver cuáles son los que causan menos síntomas. De ese modo, puede obtener suficiente calcio y otros nutrientes importantes como la vitamina D.

Los síntomas de intolerancia a la lactosa pueden ser molestos, pero no le harán daño. Busque productos lácteos que no causen síntomas graves.

Estos son algunos consejos para controlar la lactosa en la alimentación:

  • Empiece poco a poco.Pruebe agregando cantidades pequeñas de leche o productos lácteos y observe cómo reacciona el cuerpo.

  • Consuma leche y productos lácteos junto con otros alimentos.Puede tener menos síntomas si toma leche o productos lácteos con sus comidas. Pruebe comiendo queso con galletas saladas o leche con cereales. 

  • Ingiera productos lácteos que naturalmente tienen menos lactosa.Estos incluyen quesos duros y yogur.

  • Busque productos libres de lactosa y leche y lácteos reducidos en lactosa.Se pueden encontrar en muchas tiendas de alimentos. Son iguales que la leche y los lácteos comunes. Pero tienen enzima lactasa agregada.

  • Pregunte sobre productos con lactasa.Pregunte al proveedor de atención médica si debe tomar píldoras o gotas con lactasa cuando coma o beba productos lácteos.

Hable con el proveedor de atención médica si tiene dificultad para encontrar productos lácteos que no causen síntomas. Quizá le sugiera otros alimentos para asegurarse de que está consumiendo suficiente calcio y vitamina D. Puede necesitar suplementos de calcio y de vitamina D.

Los niños con intolerancia a la lactosa deben ser revisados por un proveedor de atención médica. Los niños y los adolescentes necesitan productos lácteos. Son una importante fuente de calcio para el crecimiento de los huesos y la salud. También tienen otros nutrientes que los niños necesitan para crecer.

Cómo vivir con intolerancia a la lactosa

La intolerancia a la lactosa puede afectarlo cada vez que coma un tentempié o comida. Tenga cuidado con el tipo de alimentos que come todos los días. Pero muchas personas pueden tolerar cierta cantidad de lactosa y no necesitan abandonarla por completo.

Es importante leer las etiquetas de información nutricional. La lactosa suele añadirse en algunos alimentos en caja, enlatados, congelados y preparados como los siguientes:

  • Pan

  • Cereal

  • Fiambres

  • Aderezos para ensaladas

  • Mezclas para bizcochos o galletas

  • Crema para café

Revise en las etiquetas de los alimentos si hay palabras que impliquen que un alimento tiene lactosa:

  • Mantequilla

  • Queso

  • Crema

  • Leche en polvo

  • Sólidos de la leche

  • Leche en polvo

  • Suero de leche

¿Cuándo debo llamar a mi proveedor de atención médica?

Llame al proveedor de atención médica si tiene dificultad para controlar los síntomas. Algunos síntomas pueden darle vergüenza. El proveedor de atención médica puede ayudarlo a mantenerlos bajo control.

Información importante sobre la intolerancia a la lactosa

  • La intolerancia a la lactosa ocurre cuando el cuerpo no puede descomponer o digerir la lactosa. La lactosa es un azúcar que se encuentra en la leche y los productos lácteos. La intolerancia a la lactosa no es lo mismo que la alergia alimentaria a la leche.

  • Ocurre cuando no hay suficiente cantidad de una enzima llamada lactasa. La lactasa transforma la lactosa en alimento.

  • Los síntomas comunes de la intolerancia a la lactosa son dolores y calambres abdominales, náuseas, hinchazón, gases y diarrea.

  • No hay tratamiento que ayude al cuerpo a producir más lactasa.

  • Puede controlar los síntomas con un cambio en la alimentación. O puede tomar suplementos de esta enzima cuando coma o beba productos con lactosa.

  • Por eso, es importante que hable con el proveedor de atención médica acerca de cómo consumir suficiente calcio y vitamina D.

Próximos pasos

Consejos para ayudarlo a aprovechar al máximo la visita con su proveedor de atención médica:

  • Tenga en claro la razón de la visita médica y qué quiere que suceda.

  • Antes de la visita, anote las preguntas que quiere hacer.

  • Lleve a un acompañante para que lo ayude a formular las preguntas y a recordar qué le dice su proveedor.

  • En la visita, anote el nombre de los nuevos diagnósticos y de todo nuevo medicamento, tratamiento o prueba. También anote las instrucciones que el proveedor le indique.

  • Sepa por qué se receta un tratamiento o un medicamento, y cómo lo ayudará. Conozca los efectos secundarios.

  • Pregunte si su afección se puede tratar de otra forma.

  • Sepa por qué se recomienda una prueba o un procedimiento y qué podrían significar los resultados.

  • Sepa qué esperar si no toma el medicamento o no se realiza la prueba o el procedimiento.

  • Si tiene una visita de seguimiento, anote la fecha, la hora y el objetivo de esta.

  • Sepa cómo comunicarse con su proveedor si tiene preguntas.

Revisor médico: Jen Lehrer MD
Revisor médico: L Renee Watson MSN RN
Revisor médico: Marianne Fraser MSN RN
Última revisión: 3/1/2022
© 2000-2022 The StayWell Company, LLC. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.