Menstruaciones dolorosas (dismenorrea)

¿Qué es una menstruación dolorosa?

Las menstruaciones dolorosas son períodos menstruales en los que se producen dolor y cólicos intensos y frecuentes. Pueden comenzar con la primera menstruación y continuar durante toda la vida, o bien presentarse más adelante debido a fibromas o a endometriosis.

¿Cuáles son las causas de las menstruaciones dolorosas?

Las menstruaciones dolorosas a menudo ocurren cuando el útero se contrae de forma anormal por un problema químico en el organismo. Por ejemplo, la prostaglandina, una sustancia química natural, controla las contracciones uterinas.

Cuando una afección subyacente es la causa de las menstruaciones dolorosas, a menudo es endometriosis. En esta afección, el tejido del endometrio crece por fuera del útero. Con frecuencia, la endometriosis provoca infertilidad y dolor pélvico.

Otras causas de las menstruaciones dolorosas incluyen las siguientes:

  • Enfermedad inflamatoria pélvica

  • Fibromas uterinos

  • Un embarazo anormal, como un aborto espontáneo o un embarazo ectópico

  • Infecciones, tumores o pólipos en la cavidad pélvica

¿Quiénes corren riesgo de tener menstruaciones dolorosas?

Cualquier mujer puede tener menstruaciones dolorosas, pero es posible que estas mujeres tengan un riesgo mayor de sufrir la afección:

  • Quienes fuman.

  • Quienes toman bebidas alcohólicas mientras están menstruando. El alcohol suele prolongar el dolor menstrual.

  • Quienes tienen sobrepeso.

  • Quienes tuvieron su primera menstruación antes de los 11 años.

  • Quienes nunca estuvieron embarazadas.

¿Cuáles son los síntomas de una menstruación dolorosa?

Estos son los síntomas más frecuentes de las menstruaciones dolorosas. Sin embargo, cada mujer puede tener síntomas algo diferentes. Entre ellos, se encuentran los siguientes:

  • Cólicos en la parte baja del abdomen

  • Dolor en la parte inferior del abdomen

  • Dolor en la parte baja de la espalda (zona lumbar)

  • Dolor que se extiende a las piernas

  • Náuseas

  • Vómitos

  • Diarrea

  • Agotamiento físico

  • Debilidad

  • Desmayos

  • Dolores de cabeza

Los síntomas de una menstruación dolorosa pueden ser parecidos a los de otros problemas de salud. Consulte siempre con su proveedor de atención médica para obtener un diagnóstico.

¿Cómo se diagnostican las menstruaciones dolorosas?

Para diagnosticar las menstruaciones dolorosas, su proveedor de atención médica le hará preguntas sobre sus antecedentes médicos. Le realizará una exploración física y una exploración ginecológica. Otras pruebas pueden incluir las siguientes:

  • Ecografía. Se usan ondas de sonido de alta frecuencia para generar una imagen de los órganos internos.

  • Resonancia magnética. En esta prueba, se utilizan imanes grandes, ondas de radio y una computadora para generar imágenes detalladas de los órganos y las estructuras del cuerpo.

  • Laparoscopía. En este procedimiento menor se usa un laparoscopio, un tubo delgado que tiene una lente y una luz, que se introduce a través de una incisión en la pared abdominal. El proveedor de atención médica usa este instrumento para observar dentro de la zona de la pelvis y el abdomen. Puede que encuentre masas anormales.

  • Histeroscopia. Esta prueba permite ver el canal del cuello uterino y el interior del útero. Se utiliza una herramienta de visualización (histeroscopio) que se introduce por la vagina.

¿Cómo se tratan las menstruaciones dolorosas?

El tratamiento dependerá de los síntomas, de la edad y del estado general de salud. También, de la gravedad de la afección. El tratamiento para controlar los síntomas puede incluir lo siguiente:

  • Inhibidores de la prostaglandina, entre ellos, antinflamatorios no esteroideos (AINE), como aspirina e ibuprofeno. Estos medicamentos alivian el dolor.

  • Paracetamol.

  • Pastillas anticonceptivas (inhibidores de la ovulación).

  • Tratamiento hormonal (progesterona).

  • Cambios en la alimentación. Estos cambios incluyen aumentar el consumo de proteínas y reducir el de azúcar y cafeína.

  • Suplementos vitamínicos.

  • Actividad física regular.

  • Almohadilla térmica sobre el abdomen.

  • Baño de inmersión o ducha de agua caliente.

  • Masaje abdominal.

  • Histerectomía. Es la extirpación quirúrgica del útero.

Información importante sobre las menstruaciones dolorosas

  • Las menstruaciones dolorosas son períodos menstruales en los que se producen dolor y cólicos intensos y frecuentes.

  • La afección puede comenzar con la primera menstruación y continuar durante toda la vida, o bien presentarse más adelante a causa de una afección subyacente, como fibromas o endometriosis.

  • Los síntomas pueden comprender calambres o dolor en la parte baja del abdomen, dolor en la zona lumbar, dolor que se extiende a las piernas, náuseas, vómitos, diarrea, agotamiento físico, debilidad, desmayos o dolores de cabeza.

  • Los tratamientos pueden incluir antinflamatorios no esteroideos, paracetamol, pastillas anticonceptivas, tratamiento hormonal, cambios en la alimentación, vitaminas, ejercicio físico, calor o masajes.

  • En los casos extremos, tal vez haya que hacer una cirugía.

Próximos pasos

Consejos para ayudarlo a aprovechar al máximo la visita con su proveedor de atención médica:

  • Tenga en claro la razón de la visita médica y qué quiere que suceda.

  • Antes de la visita, anote las preguntas que quiere hacer.

  • Lleve a un acompañante para que lo ayude a formular las preguntas y a recordar qué le dice su proveedor.

  • En la visita, anote el nombre de los nuevos diagnósticos y de todo nuevo medicamento, tratamiento o prueba. También anote las instrucciones que el proveedor le indique.

  • Sepa por qué se receta un tratamiento o un medicamento, y cómo lo ayudará. Conozca los efectos secundarios.

  • Pregunte si su afección se puede tratar de otra forma.

  • Sepa por qué se recomienda una prueba o un procedimiento y qué podrían significar los resultados.

  • Sepa qué esperar si no toma el medicamento o no se realiza la prueba o el procedimiento.

  • Si tiene una visita de control, anote la fecha, la hora y el objetivo de esta.

  • Sepa cómo comunicarse con su proveedor si tiene preguntas.

Revisor médico: Daniel N Sacks MD
Revisor médico: Donna Freeborn PhD CNM FNP
Revisor médico: Heather M Trevino BSN RNC
Última revisión: 1/1/2021
© 2000-2021 The StayWell Company, LLC. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.