Descripción general de la cirugía de mano

¿Qué es la cirugía de mano?

La cirugía de la mano es un término amplio que abarca muchos tipos de procedimientos diferentes. Los cirujanos plásticos que se dedican a la cirugía de la mano tienen como objetivo restaurar la función de la mano y los dedos. Pero también intentan que la mano parezca lo más normal posible. La cirugía de mano puede hacerse por varias razones, entre las que se incluyen las siguientes:

  • Lesiones en la mano

  • Enfermedades reumáticas, como la artrosis y la artritis reumatoide, que modifican y dañan las estructuras de la mano

  • Cambios degenerativos en las estructuras de la mano

  • Problemas o anomalías de nacimiento o congénitas

  • Infecciones

¿Cuáles son los distintos tipos de cirugías de mano?

Se pueden realizar muchos tipos de cirugías en la mano. Dependen de cuál sea la causa que las origina. Estos procedimientos incluyen los siguientes:

Injertos de piel

Los injertos de piel se realizan sustituyendo o fijando la piel en una parte de la mano a la que le falta piel. Se realiza con mayor frecuencia en el caso de amputaciones o lesiones de los dedos. Para hacer el injerto de piel, se extrae piel sana de otra zona del cuerpo, llamada zona donante, y se la adhiere a la zona donde hace falta.

Colgajos de piel

Al igual que un injerto de piel, un colgajo de piel se realiza tomando piel de otra parte del cuerpo. Pero este procedimiento utiliza piel que tiene su propio suministro de sangre. Esto se debe a que la sección de piel que se utiliza incluye los vasos sanguíneos, la grasa y los músculos subyacentes. Es posible que se usen los colgajos cuando la zona donde falta piel no tiene una buena irrigación sanguínea. Puede deberse a la ubicación, al daño de los vasos o al daño extenso del tejido.

Reducción y fijación cerrada

Puede utilizarse cuando hay un hueso roto (fractura) en una parte de la mano, incluidos los dedos. Este tipo de cirugía realinea el hueso roto y lo mantiene en su sitio (lo inmoviliza) mientras se cura. La inmovilización puede realizarse con dispositivos internos como alambres, varillas, férulas y yesos.

Reparación de tendón

Los tendones son las fibras que conectan el músculo con el hueso. La reparación del tendón es una cirugía difícil debido a la estructura del tendón. Las lesiones de los tendones pueden producirse por una infección, una lesión o una rotura repentina. Existen 3 tipos de reparación de tendones: primaria, primaria retrasada y secundaria.

  • Reparación primaria. Es una cirugía para una lesión repentina (aguda). Suele hacerse en las 24 horas siguientes a la lesión. A menudo se trata de una cirugía directa para solucionar la lesión.

  • Reparación primaria retrasada. Esta suele hacerse unos días después de la lesión, pero mientras todavía hay una abertura en la piel debido a la herida.

  • Reparaciones secundarias. Pueden ocurrir de 2 a 5 semanas o más después de la lesión. Pueden incluir injertos de tendón. Es cuando se insertan tendones de otras partes del cuerpo en lugar del tendón dañado. También pueden utilizarse otros procedimientos más complejos.

Reparaciones de nervios

Una lesión puede dañar los nervios de la mano. Esto puede causar pérdida de la función de la mano y pérdida de sensibilidad. Algunas lesiones de los nervios pueden curarse solas. Para otras, puede ser necesaria una cirugía. Por lo general, la cirugía se realiza entre 3 y 6 semanas después de la lesión. Este es el mejor momento para las reparaciones de los nervios que están relacionados con otras lesiones más complejas.

En los casos en que el daño en los nervios no está relacionado con lesiones más complejas, la cirugía para examinar el nervio dañado suele realizarse poco después de la lesión. Esto mejora las probabilidades de una recuperación total. Si el nervio está cortado o seccionado, puede repararse volviendo a unirlo al otro extremo del nervio. O bien se puede utilizar un injerto de nervio. Se trata de sustituir el nervio dañado por nervios tomados de otras zonas del cuerpo.

Fasciotomía

Este procedimiento se realiza para ayudar a tratar el síndrome compartimental. Esta afección dolorosa se produce cuando hay hinchazón y aumento de la presión en un pequeño espacio, o compartimiento, del cuerpo. A menudo es causada por una lesión. Esta presión puede interferir con el flujo de sangre a los tejidos del cuerpo y destruir su función. En la mano, el síndrome compartimental puede causar dolor intenso y creciente y debilidad muscular. Con el tiempo, puede provocar un cambio de color en los dedos o en el lecho ungueal.

Para realizar una fasciotomía, el proveedor de atención médica hará un corte (incisión) en la mano o el brazo. Esto disminuye la presión, deja que el tejido muscular se hinche y restablece el flujo sanguíneo. Cualquier tejido dentro de la zona que ya esté dañado puede ser eliminado en este momento. Este procedimiento ayuda a prevenir cualquier daño adicional y la disminución de la función de la mano afectada.

Drenaje quirúrgico o desbridamiento

Las infecciones en las manos son muy comunes. El tratamiento de las infecciones en la mano puede incluir reposo, uso de calor, mantener la mano elevada (elevación), antibióticos y cirugía. Si hay una llaga o un absceso en la mano, el drenaje quirúrgico puede ayudar a eliminar el pus. Si la infección o la herida son graves, se puede recurrir al desbridamiento para limpiar el tejido muerto y contaminado de la herida. Esto previene una mayor infección y ayuda a favorecer la curación.

Reemplazo de la articulación 

Este tipo de cirugía, también llamada artroplastia, se utiliza en casos de artritis grave en la mano. Se realiza sustituyendo una articulación destruida por la artritis por una articulación artificial. Esta articulación artificial puede estar hecha de metal, plástico, goma de silicona o de su propio tejido corporal, como un tendón.

Reimplantación

Este tipo de cirugía vuelve a unir una parte del cuerpo, como un dedo de la mano o del pie, que ha sido completamente cortada o separada del cuerpo. El objetivo es restablecer la mayor funcionalidad posible. La reimplantación utiliza microcirugía. Se trata de un tipo de cirugía compleja que utiliza instrumentos minúsculos y se realiza con aumento mediante un microscopio. En algunos casos, se puede necesitar más de una cirugía.

¿Cuáles son los riesgos de la cirugía en la mano?

La mayoría de las cirugías tienen los riesgos relacionados con la anestesia y las hemorragias. Otros riesgos dependerán del tipo de cirugía. Entre ellos, se encuentran los siguientes:

  • Infección

  • Curación incompleta

  • Pérdida de la sensibilidad en la mano o los dedos

  • Coágulos de sangre

Revisor médico: Daphne Pierce-Smith RN MSN
Revisor médico: David Lickstein MD
Revisor médico: Raymond Turley Jr PA-C
Última revisión: 8/1/2021
© 2000-2022 The StayWell Company, LLC. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.