Diabetes y dieta

Control de la diabetes y planificación de las comidas para los niños

Es importante aprender a planificar adecuadamente las comidas cuando su hijo tiene diabetes. El tipo y la cantidad de alimentos que ingiere su hijo afectan los niveles de azúcar en sangre. Si su hijo come demasiado, su nivel de azúcar en sangre puede subir demasiado. Además, si su hijo omite comidas o es más activo de lo habitual, su nivel de azúcar en sangre puede bajar demasiado. Un buen control de la glucemia requiere un equilibrio entre alimentación, ejercicio y medicamentos. Las comidas saludables incluyen alimentos que contienen carbohidratos, proteínas y grasas.

¿Qué son los carbohidratos?

Los carbohidratos son una fuente importante de combustible para los niños. Los carbohidratos de los alimentos son los que más afectan al nivel de azúcar en la sangre. El cuerpo convierte los carbohidratos en azúcar en la sangre. Si su hijo come demasiados alimentos con carbohidratos, su nivel de azúcar en la sangre puede subir demasiado. Un nutricionista puede ayudarlo a decidir qué cantidad de carbohidratos necesita su hijo cada día. Aproximadamente la mitad de las calorías que ingiere su hijo deben proceder de los carbohidratos. Los alimentos con carbohidratos deben incluirse en cada comida y refrigerio. Las fuentes de carbohidratos son las siguientes:

  • Panificados, galletas saladas y cereales

  • Pastas, arroz y granos

  • Verduras

  • Leche y productos derivados de la leche.

  • Frutas y jugo de frutas

  • Azúcar, miel, jalea y jarabe

Su hijo puede comer una cantidad limitada de dulces y azúcares si se cuentan como parte de la ingesta diaria de carbohidratos. Los dulces y el azúcar no tienen muchas vitaminas ni minerales, por lo que deben consumirse en pequeñas cantidades.

¿Son importantes las proteínas y las grasas?

Las proteínas y las grasas no afectan tanto al nivel de azúcar en sangre como los carbohidratos. Sin embargo, es posible que haya que controlar la cantidad de proteínas y grasas en la dieta de su hijo, ya que es importante que coma la cantidad adecuada de proteínas y grasas. Un exceso de grasa puede aumentar el riesgo de que su hijo sufra una enfermedad del corazón y puede dificultar que mantenga un peso saludable. Las pautas actuales de la Asociación Estadounidense de Diabetes (American Diabetes Association) recomiendan que los niños con diabetes tipo 1 se sometan a un análisis de sangre del perfil de lípidos en ayunas cada 3 o 5 años, a partir de los 10 años de edad. El nutricionista de su hijo puede ayudar a decidir qué cantidad de proteínas y grasas necesita su hijo. Además, algunas grasas son buenas y otras no son tan saludables. Un nutricionista puede ayudarlo a determinar qué grasas son mejores para su hijo y cuáles debe evitar.

Las fuentes de proteínas incluyen las siguientes:

  • Carne de vaca, cerdo y cordero

  • Pescados y mariscos

  • Pollo y pavo

  • Queso

  • Huevos

  • Mantequilla de cacahuate (maní)

  • Frutos secos y semillas

Las fuentes de grasa incluyen las siguientes:

  • Aderezo para ensaladas

  • Aceitunas

  • Aguacate

  • Mantequilla y margarina

  • Aceites y grasa vegetal hidrogenada

  • Mayonesa

  • Crema agria y queso crema

  • Tocino y otros embutidos 

  • Carne de res, cerdo y aves de corral sin piel

  • Helado, queso y otros productos lácteos con alto contenido de grasa

  • Salsas

También hay alimentos que tienen carbohidratos, proteínas y grasas. Estos alimentos pueden afectar al nivel de azúcar en sangre de su hijo como otros alimentos con carbohidratos:

  • Pizza

  • Cazuelas

  • Estofados y sopas

  • Leche y yogur

Un nutricionista puede ayudarlo a elaborar el plan de comidas que mejor se adapte a su hijo. Asegúrese de compartir lo que ha aprendido sobre las necesidades nutricionales de su hijo también con el personal de la escuela, especialmente con aquellos que supervisan las comidas y el ejercicio.

Revisor médico: Marianne Fraser MSN RN
Revisor médico: Raymond Kent Turley BSN MSN RN
Revisor médico: Robert Hurd MD
Última revisión: 8/1/2021
© 2000-2022 The StayWell Company, LLC. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.