El feocromocitoma en los niños

¿Qué es un feocromocitoma en los niños?

El feocromocitoma es un tumor de las glándulas suprarrenales. Este tumor produce las hormonas llamadas epinefrina y norepinefrina. Como resultado, hay un exceso de hormonas en el cuerpo. Estas hormonas ayudan a controlar la frecuencia cardíaca, la presión arterial y otras funciones. Pero si hay demasiada cantidad de estas hormonas en el cuerpo, puede haber problemas. El feocromocitoma es poco frecuente y se produce con mayor frecuencia en adultos de entre 20 y 50 años. Sin embargo, un 10 % de los casos se da en niños. Los niños pueden tener más de un tumor.

¿Cuáles son las causas de un feocromocitoma en los niños?

El tumor puede producirse tanto por los genes como por factores ambientales. Alrededor del 25 % de los casos corresponde a una enfermedad hereditaria, como las siguientes:

  • Neurofibromatosis

  • Síndrome de Von Hippel-Lindau

  • Síndromes de neoplasia endocrina múltiple

¿Cuáles son los niños que corren riesgo de tener feocromocitoma?

Un niño está en riesgo de presentar un feocromocitoma si tiene algo de lo siguiente:

  • Neurofibromatosis

  • Síndrome de Von Hippel-Lindau

  • Síndromes de neoplasia endocrina múltiple

¿Cuáles son los síntomas del feocromocitoma en los niños?

El síntoma más común es la presión arterial alta, que puede ser muy elevada. La presión arterial alta puede provocar lo siguiente:

  • Dolor de cabeza

  • Frecuencia cardíaca acelerada

  • Sudoración

Otros síntomas pueden presentarse de manera diferente en cada niño y pueden incluir lo siguiente:                                                         

  • Pulso acelerado

  • Palpitaciones cardíacas

  • Mareo

  • Aumento de peso deficiente a pesar de tener buen apetito

  • Náuseas

  • Vómitos

  • Dolor o distensión abdominal 

  • Dolor de espalda

  • Palidez

  • Piel húmeda

Los síntomas del feocromocitoma pueden ser los mismos que los de otras afecciones. Procure que un proveedor de atención médica vea a su hijo para obtener un diagnóstico.

¿Cómo se diagnostica el feocromocitoma en los niños?

El proveedor de atención médica le hará preguntas sobre los síntomas y los antecedentes médicos de su hijo, además de los antecedentes médicos de su familia. Le harán una exploración física. También se le pueden realizar las siguientes pruebas:

  • Análisis de sangre y de orina. Sirven para medir los niveles de las hormonas.

  • Resonancia magnética. En esta prueba se utilizan imanes grandes y una computadora para generar imágenes detalladas de los tejidos del cuerpo sin usar rayos X.

  • Tomografía computarizada. En esta prueba se emplea una serie de radiografías y una computadora para crear imágenes detalladas del cuerpo. Con una tomografía computarizada se pueden observar los huesos, los músculos, la grasa y los órganos. Estas exploraciones son más detalladas que las que se obtienen en las radiografías tradicionales.

  • Gammagrafia. Se usan sustancias radioactivas para generar una imagen de las glándulas suprarrenales.

  • Pruebas genéticas. Se trata de un análisis de sangre especializado para evaluar si la causa del tumor puede ser alguna enfermedad genética.

¿Cómo se trata el feocromocitoma en los niños?

El tratamiento consiste en una cirugía para extirpar los tumores. Antes de la cirugía, es posible que el proveedor de atención médica le recete a su hijo medicamentos para bajar la presión arterial alta. La mayoría de las personas se cura después de la cirugía. Pero en algunas personas, el tumor puede volver a crecer.

¿Cuáles son las complicaciones posibles del feocromocitoma en los niños?

Entre las complicaciones se incluyen el daño al corazón o un ataque cerebral debido a la presión arterial alta.

¿Cómo puedo ayudar a mi hijo a vivir con feocromocitoma?

Es posible que se necesite atención médica continua para revisar si sale un tumor nuevo. Los familiares quizás también quieran considerar hacerse pruebas genéticas para ver si alguien más corre riesgo de tener un feocromocitoma.

Cuándo llamar al proveedor de atención médica de su hijo

Busque ayuda médica de inmediato si su hijo tiene episodios de dolor de cabeza, frecuencia cardíaca acelerada y sudoración. Hable con el proveedor de atención médica si su hijo tiene presión arterial alta u otros síntomas de un feocromocitoma.

Información importante sobre los feocromocitomas en los niños

  • El feocromocitoma es un tumor de las glándulas suprarrenales. Este tumor produce las hormonas llamadas epinefrina y norepinefrina. Como resultado, hay un exceso de hormonas en el cuerpo. Los niños pueden tener más de un tumor.

  • Estas hormonas ayudan a controlar la frecuencia cardíaca, la presión arterial y otras funciones.

  • El síntoma más común es la presión arterial alta, que puede ser muy elevada. La presión arterial alta puede provocar dolor de cabeza, frecuencia cardíaca acelerada y sudoración.

  • El tratamiento consiste en una cirugía para extirpar los tumores. La mayoría de las personas se cura después de la cirugía. Pero en algunas personas, el tumor puede volver a crecer.

  • Entre las complicaciones se incluyen el daño al corazón o un ataque cerebral debido a la presión arterial alta.

  • Los familiares quizás también quieran considerar hacerse pruebas genéticas para ver si alguien más corre riesgo de tener un feocromocitoma.

Próximos pasos

Consejos para ayudarlo a aprovechar al máximo la visita con el proveedor de atención médica de su hijo:

  • Tenga en claro la razón de la visita y qué quiere que suceda.

  • Antes de la visita, anote las preguntas que quiere hacer.

  • En la visita, anote el nombre de los nuevos diagnósticos y de todo nuevo medicamento, tratamiento o prueba. También anote las instrucciones que el proveedor le da para el niño.

  • Sepa por qué se receta un tratamiento o un medicamento, y cómo esto ayudará a su hijo. Conozca los efectos secundarios.

  • Pregunte si la afección de su hijo se puede tratar de otra forma.

  • Sepa por qué se recomienda una prueba o un procedimiento y qué podrían significar los resultados.

  • Sepa qué esperar si su hijo no toma el medicamento o si no se realiza la prueba o el procedimiento.

  • Si su hijo tiene una visita de seguimiento, anote la fecha, la hora y el objetivo esta.

  • Sepa cómo comunicarse con el proveedor fuera del horario de atención. Esto es importante en caso de que su hijo se enferme y usted tenga preguntas o necesite ayuda.

Revisor médico: Liora C Adler MD
Revisor médico: Maryann Foley RN BSN
Revisor médico: Rita Sather RN
Última revisión: 12/1/2020
© 2000-2021 The StayWell Company, LLC. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.